AN­KA­RA

La ca­pi­tal de Tur­quía es cos­mo­po­li­ta y bu­lli­cio­sa, lle­na de cul­tu­ra con­tem­po­rá­nea y ar­te­fac­tos an­ti­guos, don­de los ke­babs son los me­jo­res del or­be, di­ce Imo­gen Le­pe­re

Food and Travel (México) - - ESCAPES URBANOS -

¿Por qué ir? En la en­cru­ci­ja­da del Me­di­te­rrá­neo y Asia, An­ka­ra ofrece una mez­cla em­bria­ga­do­ra de ar­qui­tec­tu­ra me­die­val, po­der po­lí­ti­co y co­ci­na tra­di­cio­nal tur­ca. Des­de que se con­vir­tió en la ca­pi­tal del país en la dé­ca­da de 1920, la po­bla­ción ha au­men­ta­do de 75 mil a más de cin­co mi­llo­nes, y aho­ra es ver­da­de­ra­men­te cos­mo­po­li­ta, con una flo­re­cien­te es­ce­na de ar­te y di­se­ño. En agos­to (es­te año, del 21 al 24) se rea­li­za una de las con­me­mo­ra­cio­nes más im­por­tan­tes de los mu­sul­ma­nes: la Fies­ta del Sa­cri­fi­cio (Kur­ban Bay­ra­mi), don­de se vi­si­ta a pa­rien­tes y ami­gos por to­do el país, co­mo en nues­tra Na­vi­dad. Du­ran­te és­ta, los mu­sul­ma­nes ini­cian el peregrinaje a La Me­ca.

¿Qué ha­cer? Pa­sa la ma­ña­na ex­plo­ran­do la an­ti­gua ciu­da­de­la, un laberinto de ca­lle­jo­nes ro­dea­dos por mu­ros que se ele­van más de 15 me­tros. En la pla­za jun­to a Fin­ger Ga­te, los ven­de­do­res lo­ca­les ofre­cen ave­lla­nas y gar­ban­zos, y pue­des dis­fru­tar de vis­tas pa­no­rá­mi­cas de los te­ja­dos ro­jos del cas­co antiguo des­de la to­rre Sark Ku­le­si. Cer­ca del dis­tri­to de At­pa­za­ri, el Mu­seo de las Ci­vi­li­za­cio­nes de Ana­to­lia ( kul­tur.gov.tr) al­ber­ga ar­te­fac­tos de los prin­ci­pa­les si­tios ar­queo­ló­gi­cos de Tur­quía. Ce­rMo­dern ( ce­rmo­dern.org) es el ma­yor es­pa­cio de ar­te con­tem­po­rá­neo del país. To­dos los días tro­pe­za­rás con un pa­zar (mer­ca­dos lo­ca­les) en di­fe­ren­tes ve­cin­da­rios, o pue­des di­ri­gir­te a uno de los per­ma­nen­tes, co­mo Ulus Ha­li, don­de los agri­cul­to­res de to­da la pro­vin­cia ven­den sus pro­duc­tos. Jus­to al la­do de la in­ter­sec­ción de Ki­zi­lay, se en­cuen­tra la mez­qui­ta de Ko­ca­te­pe, que es la más gran­de de la ciu­dad y pue­de al­ber­gar a más de 24,000 fe­li­gre­ses. Ma­ra­ví­lla­te con los in­trin­ca­dos pa­tro­nes de su in­te­rior. No te va­yas sin vi­si­tar el mau­so­leo Anit­ka­bir ( anit­ka­bir.org). La gen­te via­ja de to­das par­tes del país pa­ra pre­sen­tar sus res­pe­tos al pa­dre de Tur­quía mo­der­na.

¿Dón­de que­dar­se? Los ho­te­les de lu­jo de es­ta ciu­dad com­bi­nan el le­ga­do his­tó­ri­co de Tur­quía con di­se­ño con­tem­po­rá­neo, y a me­nu­do tie­nen una ex­ce­len­te re­la­ción ca­li­dad-pre­cio. El Di­van Çu­kur­han ( di­van.com.tr), de cin­co es­tre­llas, es una cons­truc­ción de la­dri­llos y vi­gas que se re­mon­ta a unos cua­tro si­glos. Sus mo­der­nas ca­mas y vis­tas a An­ka­ra Ci­ta­del lo con­vier­ten en una de las me­jo­res op­cio­nes de la ciu­dad, y los pre­cios de las ha­bi­ta­cio­nes van des­de los $80 USD. Las sui­tes de Check Inn An­ka­ra ( chec­kin­nan­ka­ra.com) tie­nen un pre­cio si­mi­lar, pe­ro lo­gran crear la sen­sa­ción de un de­par­ta­men­to ti­po loft en Man­hat­tan, con paredes de la­dri­llos ex­pues­tos, mue­bles de ma­de­ra os­cu­ra y de­ta­lles de piel de ani­mal. JW Ma­rriott Ho­tel ( ma­rriott.co.uk) es la ofer­ta de lu­jo de al­ta gama en An­ka­ra.

¿Dón­de co­mer? Los pai­sa­jes fan­tás­ti­ca­men­te va­ria­dos del país pro­por­cio­nan una gran va­rie­dad de pro­duc­tos fres­cos. Gran par­te de su es­ti­lo es me­di­te­rrá­neo, pe­ro lle­va­do a un ni­vel más exó­ti­co gra­cias a las téc­ni­cas de Me­dio Orien­te y a una cul­tu­ra ali­men­ti­cia de gran­des festines, los cua­les se co­la­ron de las co­ci­nas reales a las de la so­cie­dad en ge­ne­ral. Uno de los pla­tos em­ble­má­ti­cos de An­ka­ra es la ta­va (gui­so de ji­to­ma­te con fi­deos y car­ne de cor­de­ro); en­con­tra­rás una ver­sión par­ti­cu­lar­men­te un­tuo­sa en An­ka­ra Ta­va ( an­ka­ra­ta­va.com). El uso de un asa­dor ver­ti­cal pa­ra co­ci­nar la car­ne se re­mon­ta a los oto­ma­nos, y los do­ner ke­bab son prác­ti­ca­men­te una religión aquí. Peçe­nek Dö­ner, en Seçim So­kak, pue­de pa­re­cer hu­mil­de, pe­ro su ex­ce­len­te car­ne pro­vie­ne del pue­blo de Ki­zil­caha­mam, en el nor­te de la pro­vin­cia, y los lu­ga­re­ños di­cen que es la me­jor de la ciu­dad. Prue­ba Tril­ye Res­tau­rant ( tril­ye.com.tr) si es­tás en bus­ca de ex­ce­len­tes ma­ris­cos y pos­tres tra­di­cio­na­les co­mo el tri­leçe (un pas­tel sua­ve he­cho con le­che de va­ca, ove­ja y bú­fa­la).

¿Se te aca­ba el tiem­po? Ata­ku­le To­wer ( ata­ku­le.com.tr) do­mi­na el ho­ri­zon­te de la ciu­dad con su cú­pu­la fu­tu­ris­ta. Acu­de al bar, que gi­ra a 125 me­tros so­bre el ni­vel del sue­lo.

Tip de via­je Po­ner­se al día acom­pa­ña­do de un ca­fé tur­co o un té dul­ce es fun­da­men­tal pa­ra la vi­da so­cial de los lu­ga­re­ños. Úne­te a ellos en Ca­fé­miz ( ca­fe­miz.com.tr), un lu­gar so­fis­ti­ca­do.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.