En cor­to

Cuan­do ha­bla­mos de fo­to­gra­fía, Ig­na­cio Ur­qui­za es un re­fe­ren­te. Su pa­sión por Mé­xi­co y su gas­tro­no­mía lo ha lle­va­do a re­co­rrer to­dos sus rin­co­nes, cap­tu­ran­do lo más pro­fun­do de las tra­di­cio­nes

Food and Travel (México) - - CONTENIDO - TEX­TO: MA­RIA­NA VE­GA / FO­TOS: IG­NA­CIO UR­QUI­ZA

Ig­na­cio Ur­qui­za con­ver­sa có­mo fue que se con­vir­tió en un ícono de la fo­to­gra­fía gas­tro­nó­mi­ca

“En mi vi­da to­do es co­ci­na”, ase­gu­ra Ig­na­cio Ur­qui­za, quien he­re­dó de su pa­dre el gus­to no so­lo por la fo­to­gra­fía, sino tam­bién por los via­jes y la co­mi­da me­xi­ca­na. Cuan­do la chef Pa­tri­cia Quin­ta­na lo in­vi­tó a par­ti­ci­par en el li­bro Tas­te of Me­xi­co a fi­na­les de los 80, en­con­tró el ca­mino que lo lle­va­ría a tra­ba­jar con gran­des co­ci­ne­ros, con­vir­tién­do­se en un ícono de la fo­to­gra­fía gas­tro­nó­mi­ca. Ac­tual­men­te, pre­sen­ta Mé­xi­co ce­le­bra, su más re­cien­te tra­ba­jo edi­to­rial.

¿Có­mo lo­gras cap­tu­rar el sa­bor de un pla­ti­llo en una ima­gen?

Lo pri­me­ro que quie­ro es trans­mi­tir al es­pec­ta­dor lo que es­toy vi­vien­do. Cuan­do al­go me llama la aten­ción, bus­co atra­par su esen­cia pa­ra re­ga­lar­la a quien ve­rá la fo­to. Es co­sa de ma­ña, de gus­to y de cier­ta ha­bi­li­dad que se va desa­rro­llan­do. A ba­se de luz, tex­tu­ra y téc­ni­ca fo­to­grá­fi­ca, tra­to de lle­var al es­pec­ta­dor al pun­to don­de es­tá el an­to­jo. Ése es el chis­te: que in­clu­so des­pués de ha­ber co­mi­do veas una fo­to y vuel­vas a sa­li­var. Y eso so­lo es­tá en un pun­to de la ima­gen, hay que en­con­trar­lo con la cá­ma­ra pa­ra que la otra per­so­na lo des­cu­bra con su ojo.

¿Cuál ha si­do tu des­tino fa­vo­ri­to pa­ra fo­to­gra­fiar?

Me sien­to muy bien en Yu­ca­tán y en ge­ne­ral en to­da la pe­nín­su­la. Me gus­ta la gen­te, los co­lo­res, la ale­gría, la luz, los días lar­gos, el Sol que que­ma. Allí to­da­vía se res­guar­da mu­cha tra­di­ción en la in­du­men­ta­ria. Es­tas co­sas son las que bus­co re­tra­tar an­tes de que se pier­dan.

¿ Qué opinas de la fo­to­graf í a gas­tro­nó­mi­ca en las re­des so­cia­les?

Pien­so que es una ten­den­cia inevi­ta­ble. Me re­sul­ta muy cu­rio­so que gran par­te del con­te­ni­do en Ins­ta­gram sea gas­tro­nó­mi­co. La gen­te fo­to­gra­fía lo que se va a co­mer y lo com­par­te, es muy di­ver­ti­do. Pe­ro hay que des­ta­car­se con fo­to­gra­fía de más ca­li­dad.

¿Cuá­les se­rían tus re­co­men­da­cio­nes pa­ra ha­cer es­te ti­po de fo­to­gra­fía?

La fo­to ce­ni­tal es­tá de mo­da, pe­ro no trans­mi­te el an­to­jo desea­do. Hay que bus­car un án­gu­lo que sea más pa­re­ci­do al que tie­ne el co­men­sal. Si lo pien­sas, ca­si nun­ca ve­mos la co­mi­da des­de arri­ba, sino a 45 gra­dos. Des­de ahí se pue­de co­men­zar a trans­mi­tir más rea­lis­mo: plas­man­do el

vo­lu­men, la al­tu­ra, la caí­da y to­do lo que des­de arri­ba no se pue­de ver.

¿Hay al­gu­na de tus fo­to­gra­fías que sea tu pre­di­lec­ta?

Sí, Ca­llos de lo­bi­na es­ti­lo Culiacán que es­tá to­ma­da en un pues­to ca­lle­je­ro. Me en­can­ta la na­tu­ra­li­dad que tie­ne. Qui­se mos­trar don­de se es­ta­ba pi­can­do el pe­pino y es­ta­ban los li­mo­nes y la sal­sa gua­ca­ma­ya. Esa ta­bla se la com­pré des­pués al se­ñor y la tra­je por to­do el país via­jan­do con­mi­go du­ran­te mu­chos años.

¿Có­mo fue la ex­pe­rien­cia de ha­cer Mé­xi­co ce­le­bra?

Fue un año en­te­ro de re­co­rrer el país fo­to­gra­fian­do fes­ti­vi­da­des en ca­da estado, re­gión y pue­blo. Du­ran­te ese tiem­po, me en­con­tré con mu­chí­si­mas ce­le­bra­cio­nes que fran­ca­men­te no es­pe­ra­ba que es­tu­vie­ran tan bien con­ser­va­das. Pe­ro ahí es­tán, na­da más es co­sa de sa­lir­se de las ciu­da­des e ir en la fe­cha in­di­ca­da. Mé­xi­co es­tá vi­vo, lleno de tra­di­ción y de cul­tu­ra mi­le­na­ria. Lo me­jor es que te­ne­mos to­do eso a la vuel­ta de la es­qui­na. Es­te li­bro es una in­vi­ta­ción a que la gen­te va­ya y co­noz­ca nues­tra co­ci­na, nues­tras dan­zas, nues­tra his­to­ria.

¿Qué pro­yec­tos nue­vos tie­nes?

Aho­ri­ta es­toy muy me­ti­do en co­ci­na me­xi­ca­na. Es­tá a pun­to de sa­lir la se­gun­da ver­sión del li­bro Sa­bo­res en la co­ci­na de Mónica Pa­ti­ño y re­cién ter­mi­na­mos la pro­duc­ción fo­to­grá­fi­ca. Tam­bién quie­ro sa­car un re­ce­ta­rio con mis pre­pa­ra­cio­nes fa­vo­ri­tas y, por su­pues­to, se­guir dan­do cur­sos de es­ti­lis­mo y fo­to­gra­fía de ali­men­tos en mi ta­ller, el Es­tu­dio Ur­qui­za. es­tu­diour­qui­za.com

PÁG. ANT: FO­TÓ­GRA­FO IG­NA­CIO UR­QUI­ZA; DES­TINO DEL PA­CÍ­FI­CO. EN ES­TA PÁG., DES­DE ARRI­BA: CA­LLOS DE LO­BI­NA ES­TI­LO CULIACÁN; LOS CA­BOS; CO­CI­NE­RA MA­YA TRA­DI­CIO­NAL; CA­LLOS HA­CHA A LA PA­RRI­LLA; ME­JI­LLO­NES; PA­LEN­QUE

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.