CON­FE­SIO­NES de una de­nim­ho­lic

Pa­ra mu­chas, la mez­cli­lla se ha con­ver­ti­do en el uni­for­me que, a com­pa­ra­ción del de la es­cue­la, lo que­re­mos lle­var a to­dos la­dos.

Glamour (México) - - Glamourama -

Sin im­por­tar cuán­tos pan­ta­lo­nes o cha­ma­rras ten­ga­mos en nues­tro ar­ma­rio, siem­pre ha­brá es­pa­cio pa­ra una pren­da en de­nim más.

Des­de los va­que­ros a la cin­tu­ra has­ta los fa­vo­ri­tos skinny jeans de­be­mos acep­tar la reali­dad de que es­te tex­til es in­dis­pen­sa­ble pa­ra nues­tros atuen­dos dia­rios.

Ha­cien­do a un la­do la co­mo­di­dad que las pie­zas de mez­cli­lla nos apor­tan, la razón más gran­de por la que lo in­clui­mos has­ta pa­ra asis­tir a la ofi­ci­na o a una ci­ta con nues­tra pa­re­ja es por­que nos ha­ce lu­cir fan­tás­ti­cas y gra­cias a las tec­no­lo­gías desa­rro­lla­das pa­ra los di­fe­ren­tes cor­tes, co­mo el cheeky jeg­ging, don­de to­do que­da en su lu­gar, ¡ho­la,

bub­ble butt!, fir­mas co­mo Aé­ro­pos­ta­le es­tán de­ci­di­das a rein­ven­tar es­te bá­si­co con una pro­pues­ta de nue­vos mo­de­los y fits que pro­me­ten trans­for­mar nues­tro ar­ma­rio en un san­tua­rio mul­ti­fa­cé­ti­co, pe­ro man­te­nien­do el ín­di­go co­mo co­lor pri­ma­rio en la pa­le­ta cro­má­ti­ca.

La co­lec­ción #InAe­ro pa­ra otoño 2018 de mu­jer cuen­ta con siluetas de ins­pi­ra­ción vin­ta­ge que, si nos pre­gun­tan, cree­mos que és­tas son las nue­vas pro­ta­go­nis­tas del street sty­le. En ella se in­clu­yen pie­zas co­mo los low y high

ri­se jeg­gings fa­bri­ca­dos con un ma­te­rial su­pers­tretch, mis­mo que se uti­li­za pa­ra los clá­si­cos skinny, rec­tos y slim. Pe­ro la pren­da que real­men­te es­tá des­ti­na­da a aca­pa­rar las mi­ra­das son los boy­friend jeans, ¡acép­ta­lo!, tie­nen el cor­te que más quie­res uti­li­zar, pe­ro aún no te atre­ves por­que “te cues­ta mu­cho com­bi­nar­lo”. La ver­dad es que no es na­da di­fí­cil y tie­ne el po­der de –aun­que no lo creas– es­ti­li­zar la fi­gu­ra gra­cias a su cor­te rec­to, el cual apor­ta un efec­to vi­sual per­fec­to y, ¿lo me­jor?, pue­des com­bi­nar­lo co­mo cual­quier ti­po de cal­za­do, sí, des­de flats has­ta ta­co­nes. Un con­se­jo pa­ra fa­vo­re­cer aún más tu cuer­po: uti­li­za blu­sas ce­ñi­das o, si el cor­te de tu top es over­si­zed, fá­ja­lo y agre­ga un cin­tu­rón que le su­me pro­ta­go­nis­mo a la cin­tu­ra.

Lo me­jor de las pren­das de mez­cli­lla es que exis­te una gran va­rie­dad de mo­de­los, ma­te­ria­les y ter­mi­na­dos que pue­den uti­li­zar­se en cual­quier oca­sión. Por­que si al­go no pue­des ne­gar es que esa cha­ma­rra cus­to­mi­za­da con es­to­pe­ro­les en los hom­bros y par­ches apli­ca­dos en la es­pal­da te ha sal­va­do de in­con­ta­bles “no ten­go qué po­ner­me”. La in­clu­sión de es­te tex­til en nues­tros cló­sets es un must pa­ra crear es­tra­te­gias co­mo ar­ma­rios cáp­su­la o ex­plo­rar di­fe­ren­tes fa­ce­tas de es­ti­lo sin per­der real­men­te la esen­cia de tu per­so­na­li­dad. Lo más im­por­tan­te pa­ra las de­nim­ho­lics co­mo no­so­tras (y que de­be­ría vol­ver­se una re­gla en el ma­nual de la mo­da) es que con ca­da uno de los mo­de­los po­da­mos di­ver­tir­nos, ex­plo­tar la crea­ti­vi­dad y nues­tro ex­per­ti­se en la com­bi­na­ción de es­te ma­te­rial.

EN­CUEN­TRA LA CO­LEC­CIÓN EN BOU­TI­QUES, COR­NERS DE LI­VER­POOL Y FÁ­BRI­CAS DE FRAN­CIA

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.