Di­me qué co­mes Y TE DIRÉ QUÉ AÑO ES…

La nu­tri­ción ha evo­lu­cio­na­do a tra­vés del tiem­po. Tan­to, que el mo­do de co­mer pue­de ser una es­pe­cie de ra­dio­gra­fía de la épo­ca que nos to­có vi­vir. Pla­ti­ca­mos con la chef Ca­ro­li­na San­tos-Ne­ves so­bre los cam­bios más healthy de nues­tra die­ta en los años re­ci

Glamour (México) - - Belleza -

e acuer­das que ha­ce unos 10 años, el “co­mer sano” se re­du­cía al con­teo de ca­lo­rías? Co­mo re­sul­ta­do, po­día­mos en­con­trar to­do en sus ver­sio­nes light,y la idea de una die­ta sa­na era man­te­ner la in­ges­ta de ca­lo­rías dia­ria al mí­ni­mo. La fi­na­li­dad era ba­jar de pe­so sin im­por­tar mu­cho có­mo lo lo­grá­ra­mos.

En la ac­tua­li­dad, tal co­mo nos pla­ti­ca la chef Ca­ro­li­na San­tos-Ne­ves, más bien se tra­ta de cui­dar el cuer­po tan­to de lo que con­su­mi­mos, co­mo la ma­ne­ra en que lo en­tre­na­mos. La fa­mo­sa fra­se “fit is the new skinny” es el daily man­tra de nues­tras die­ta y ru­ti­na de ejer­ci­cio.

BIENESTAR AN­TE TO­DO

Por fin, he­mos re­co­no­ci­do a los azú­ca­res re­fi­na­dos y las gra­sas trans co­mo los ase­si­nos si­len­cio­sos que real­men­te son, y he­mos re­gre­sa­do a in­gre­dien­tes más na­tu­ra­les en los pla­ti­llos. Y aun­que to­do es­to es muy alen­ta­dor, ¿có­mo no per­der­te en el mar de nue­vas die­tas? Ke­to, pa­leo, li­bre de glu­ten y ve­ga­na, en­tre otras. La res­pues­ta más sen­ci­lla sue­le ser la co­rrec­ta: “En­fó­ca­te en te­ner una re­la­ción sa­na con la ali­men­ta­ción, es­cu­cha a tu cuer­po y, an­te to­do, sé ama­ble con él”, di­ce Ca­ro­li­na, fun­da­do­ra de Hüngry Beast.

La co­mi­da es una par­te no ne­go­cia­ble de la exis­ten­cia: sim­ple­men­te, la ne­ce­si­ta­mos pa­ra so­bre­vi­vir. Así que de­be­mos in­ten­tar ver más allá de las mo­das y en­fo­car­nos en un es­que­ma de nu­tri­ción que cu­bra nues­tras ne­ce­si­da­des. Co­mo di­ce la ex­per­ta: “El es­tó­ma­go es el se­gun­do ce­re­bro del cuer­po; si lo tra­tas bien, no­ta­rás la di­fe­ren­cia en un san­tia­mén”.

LOS NUE­VOS JU­GA­DO­RES

Otro ele­men­to que ha lle­ga­do a re­vo­lu­cio­nar nues­tra ali­men­ta­ción son los su­per­foods. Chía, es­pi­ru­li­na, go­ji be­rries, jen­gi­bre, al­men­dras y de­más pro­duc­tos na­tu­ra­les car­ga­dos con mu­chí­si­mos nu­trien­tes y vi­ta­mi­nas. Pa­ra Ca­ro­li­na, to­da die­ta ac­tual de­be­ría in­cluir, por lo me­nos, al­gu­nos de for­ma re­gu­lar. Un shot de jen­gi­bre al ini­ciar la ma­ña­na te lle­na­rá de ener­gía, mien­tras que un plá­tano con man­te­qui­lla de al­men­dra es to­do lo que ne­ce­si­tas pa­ra com­ba­tir los te­mi­bles mun­chies de la tar­de. Y, si su­fres del es­tó­ma­go, los pro­bió­ti­cos se­rán tus me­jo­res ami­gos.

A DAR EL PRI­MER PA­SO

Uno de los fac­to­res más im­por­tan­tes pa­ra la sa­lud no tie­ne na­da que ver con la co­mi­da. ¡Duer­me! El cuer­po ne­ce­si­ta las ho­ras de des­can­so pa­ra re­cu­pe­rar­se y ab­sor­ber los nu­trien­tes del día, así que evi­ta des­ve­lar­te de más.

Aho­ra lo sa­bes, nun­ca es tar­de pa­ra dar­le un res­tart a tu cuer­po co­men­zan­do a ali­men­tar­lo de la ma­ne­ra co­rrec­ta.

“Es­cu­cha a tu cuer­po y sé ama­ble con él”

Se ha des­cu­bier­to que los ali­men­tos que con­tie­nen Ome­ga 3, co­mo el sal­món y las nue­ces, re­du­cen el ries­go de pa­de­cercán­cer de ma­ma.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.