Tes­ti­mo­nios.

Glamour (México) - - Contenido -

¿Qué le di­rías a tu “yo” del pa­sa­do? Es­tas mu­je­res nos con­fie­san cuán­to han cam­bia­do.

En el fes­te­jo de los 20 años de Gla­mour,

les pre­gun­ta­mos a mu­je­res que nos lle­nan de ins­pi­ra­ción qué le di­rían a su “yo” del pa­sa­do, con to­das esas ex­pe­rien­cias que las han con­ver­ti­do en los gran­des se­res que son aho­ra. Es­to fue lo que

nos re­ve­la­ron.

querida ‘yo’ del pa­sa­do: to­do sal­drá bien. Sé que na­die te lo ha di­cho, pe­ro no tie­nes que ba­jar de pe­so pa­ra enamo­rar a na­die, por­que el amor na­ce de aden­tro y vas a con­quis­tar al mun­do con tu men­te, tu es­pí­ri­tu. Tu cuer­po es per­fec­to. Sí, te lo ju­ro. Un día, no te da­rá pe­na po­ner­te tra­je de ba­ño ni shorts ni blu­sas sin man­ga, ya que en­ten­de­rás que tu fí­si­co es in­creí­ble y me­re­ce mu­cho or­gu­llo, no ver­güen­za. To­do es­to lo apren­de­rás po­co a po­co, aun­que cuan­do va­yas a esa al­ber­ca, pon­te el tra­je de ba­ño. Val­drá mu­cho la pe­na, te lo pue­do ase­gu­rar”.

–Ga­bi­lú Mi­re­les. Es­cri­to­ra y ac­ti­vis­ta del amor pro­pio (fat­gab.com/@ Ga­bi­lu­mi­re­les)

“Mu­cho de lo que aho­ra per­ci­bes co­mo una de­bi­li­dad, con el tiem­po se­rá tu fuer­za más po­de­ro­sa. Tu voz, tu sen­si­bi­li­dad, pro­fun­di­dad y vul­ne­ra­bi­li­dad son tus gran­des su­per­po­de­res. Cul­tí­va­los, va­ló­ra­los, com­pár­te­los, in­clu­so si eso sig­ni­fi­ca na­dar cons­tan­te­men­te con­tra la ma­rea de

las ma­sas. Si sien­tes que el mun­do te ha­ce ele­gir en­tre ser tú y ser acep­ta­da, siem­pre elí­ge­te a ti mis­ma. To­do co­mien­za con­ti­go. Ca­da ser vi­vo es un maes­tro con una im­por­tan­te en­se­ñan­za. Cuí­da­los co­mo ta­les. Prac­ti­ca la ley del re­fle­jo: tra­ta­mos a los de­más co­mo nos tra­ta­mos a no­so­tros mis­mos. El mun­do ex­te­rior es re­fle­jo pu­ro del in­te­rior. So­mos con­se­cuen­cia de lo que po­ten­cia­mos. Em­po­de­ra aque­llo y aque­llos que com­par­ten tu hu­ma­ni­dad. Y fi­nal­men­te... en­cuen­tra con­sue­lo en el he­cho in­ne­ga­ble de que el llan­to es nues­tra llu­via; eso que nos nu­tre y ha­ce flo­re­cer. No le ten­gas mie­do ja­más”. –Na­ta­lia Cor­do­va-Buc­kley (ac­triz en la se­rie de te­le­vi­sión Agents of S.H.I.E.L.D. /@yo­soy­cor­do­va)

Y tú ¿qué le di­rías a tu “yo” del pa­sa­do?

Sin re­cla­mos ni re­pro­ches; que sea un ejer­ci­cio de ca­ri­ño y bue­nas ex­pe­rien­cias.

“Querida Ma­ria­na: hoy tie­nes 24 años y es­tás ini­cian­do una ca­rre­ra que nun­ca so­ñas­te si­quie­ra em­pren­der. De­jar la me­di­ci­na en el mo­men­to en que lo hi­cis­te fue la me­jor de­ci­sión que pu­dis­te ha­ber to­ma­do. Ni un año an­tes ni un año des­pués. Por fa­vor, no seas du­ra con­ti­go ni sien­tas mie­do o du­des de to­das tus elec­cio­nes. Te ase­gu­ro que la gas­tro­no­mía te cam­bia­rá por com­ple­to el pa­no­ra­ma que te­nías, te da­rá re­fu­gio y con­sue­lo; te acer­ca­rá a más per­so­nas que vi­ven y res­pi­ran co­mi­da, al igual que lo que se dis­fru­ta al­re­de­dor de ella. La gen­te que un día lo fue to­do pa­ra ti, de­ja­rá de ser­lo... Pe­ro es­ta­rás muy bien. Eso que sien­tes ca­da día no es nor­mal. Via­ja­rás mu­cho, y en una de esas tra­ve­sías, en­con­tra­rás tu fe. De­bo ser ho­nes­ta: su­fri­rás en es­tos años, te rom­pe­rán el co­ra­zón un par de ve­ces, bus­ca­rás una y 100 opor­tu­ni­da­des la­bo­ra­les, ha­rás mi­les de tra­ba­jos y, al fi­nal, ha­lla­rás lo que real­men­te te lle­na: la calma, co­ci­nar des­cal­za, la mú­si­ca, los li­bros cu­yas pas­tas sua­ves ha­ces un ovi­llo; las car­ca­ja­das con ami­gos, las ma­ña­nas na­vi­de­ñas en fa­mi­lia, el olor a pan re­cién hor­nea­do, dar cla­ses, ha­blar de pas­te­les, es­cri­bir y can­tar a gri­to pe­la­do mien­tras va­yas en tu au­to­mó­vil. Tie­nes es­cle­ro­sis múl­ti­ple, pe­ro to­da­vía no es mo­men­to de que lo se­pas; de eso ya te en­te­ra­rás en 10 años. Dis­fru­ta lo que vie­ne, no te to­mes to­do tan en se­rio, co­me más pos­tres y no du­des en com­prar mu­chos más za­pa­tos. Nos ve­mos en una dé­ca­da. A pe­sar de to­do, se­rás más fe­liz que nun­ca. Te lo pro­me­to”.

–Ma­ria­na Oroz­co, Chef de Si­ba­ria­na y Con­duc­to­ra del pod­cast

Gas­tro­no­mi­cast (@Ma­ria­naOE)

“Mi ‘yo’ del pa­sa­do... Aun­que al­gu­nos no lo cree­rán, yo era sú­per in­se­gu­ra; en­tre otras co­sas, co­mo en­tré ‘tar­de’ a la uni­ver­si­dad –a los 22 años– sen­tía que to­do el mun­do ha­bía leí­do más, vis­to más y sa­bía más que yo. Era cier­to en al­gún mo­do, pe­ro siem­pre hay al­go que tú sa­bes y los de­más no. Eso es lo pri­me­ro que le di­ría a mi ‘yo’ de ayer: lo que tú sa­bes tie­ne va­lor; mués­tra­lo y úsa­lo pa­ra apren­der lo que te ha­ce fal­ta. Le di­ría que no de­ja­ra el fran­cés y que pu­lie­ra su in­glés. Que fue­ra me­nos du­ra con­si­go mis­ma al es­cri­bir tex­tos; cuan­do eres jo­ven, te equi­vo­cas más, pe­ro tus ojos y voz son más au­tén­ti­cos, y eso es lo que cuen­ta. Le di­ría que aho­rra­ra más y que se des­ve­la­ra me­nos; que de­ja­ra a ese no­vio in­se­gu­ro y gan­da­lla con el que se que­dó mu­cho tiem­po, y que no tu­vie­ra mie­do de ta­tuar­se, que de to­das ma­ne­ras, la gen­te le va a de­cir de co­sas. Que los sa­cri­fi­cios que tra­jo la ma­ter­ni­dad va­lie­ron la pe­na, y que lo apren­di­do en esos años se­rá su he­rra­mien­ta por el res­to de la vi­da. Que re­to­ma­ra la bi­ci in­me­dia­ta­men­te des­pués del ac­ci­den­te, por­que de­jó pa­sar bas­tan­te tiem­po sin ha­cer al­go que le gus­ta­ba mu­cho. Que me ale­gra sa­ber que en sus 20 co­mió to­do lo que qui­so, pe­ro que en los 30 hay que mo­de­rar­se por­que el cuer­po pa­sa fac­tu­ra. Y la fe­li­ci­ta­ría por los bue­nos há­bi­tos de es­cu­char a The Beatles, bai­lar sin com­ple­jos, usar la bi­blio­te­ca pú­bli­ca, leer pe­rió­di­cos y des­ma­qui­llar­se an­tes de ir a dor­mir, pues esas co­sas la acom­pa­ña­rán to­da la vi­da”. –Ei­leen Truax (Pe­rio­dis­ta, au­to­ra de li­bros co­mo Drea­mers, Me­xi­ca­nos al gri­to de Trump y How Does it Feel to be Un­wan­ted? / @Ei­lee­nT­ruax)

Es bueno re­vi­sar el pa­sa­do... pe­ro re­cuer­da: to­do lo que sa­bes te ha he­cho la mu­jer que eres aho­ra.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.