¡SI­GUE TU INS­TIN­TO!

Apor­ta iden­ti­dad, es­ti­lo, ele­gan­cia y mo­der­nis­mo a tu mu­ñe­ca

GQ (México) - - LA TENTACIÓN - POR QUÉ ES TEN­TA­DOR

Pa­ra Car­tier, el es­ti­lo ele­gan­te y mo­derno es par­te de su vo­ca­bu­la­rio, por lo que al con­ce­bir un re­loj pa­ra los hom­bres de hoy, es­ta­ble­ció que es­ta pie­za de­bía ser cla­ra­men­te su pro­pio re­fle­jo y no el de su es­ta­tus. Iden­ti­fi­có tam­bién que es­te ti­po de ca­ba­lle­ro es in­cla­si­fi­ca­ble; un ver­da­de­ro co­no­ce­dor que apre­cia los ob­je­tos her­mo­sos por lo que son y por el pla­cer que le apor­tan, que do­mi­na sus pa­sio­nes con es­ti­lo. Ins­tin­ti­vo, in­de­pen­dien­te y ele­gan­te; así es tam­bién el re­loj Dri­ve de Car­tier.

Ins­cri­to en la gran tra­di­ción de los re­lo­jes de for­ma de la Mai­son, la es­té­ti­ca del Dri­ve evo­lu­cio­na se­gún sus di­fe­ren­tes ver­sio­nes. El ca­li­bre ‚ƒ„… MC, crea­do en ‡„‚„, es uno de los pri­me­ros mo­vi­mien­tos con­ce­bi­dos, desa­rro­lla­dos y en­sam­bla­dos por la Ma­nu­fac­tu­ra Car­tier. Do­ta­do de un sis­te­ma de ajus­te pre­ci­so, es­te ca­li­bre ha si­do idea­do pa­ra ajus­tar la cro­no­me­tría del mo­vi­mien­to y ofre­cer una gran pre­ci­sión de mar­cha. Su ca­ja, que pue­de ser en oro rosa o ace­ro, está equi­pa­da con una es­fe­ra gui­llo­ché de co­lor ne­gro, gris o blan­co, con nú­me­ros ro­ma­nos y ma­ne­ci­llas en for­ma de es­pa­da. El fon­do trans­pa­ren­te per­mi­te ob­ser­var el mo­vi­mien­to que está dis­po­ni­ble en dos ver­sio­nes: horas, mi­nu­tos, pe­que­ño se­gun­de­ro y fe­cha pa­ra el ‚ƒ„…-PS MC; o se­gun­do hu­so ho­ra­rio, in­di­ca­dor día/no­che, gran fe­cha y pe­que­ño se­gun­de­ro pa­ra el ‚ƒ„…-FU MC.

Tam­bién está una ver­sión de Al­ta Re­lo­je­ría, do­ta­da con el tour­bi­llon vo­lan­te ƒ…–‡ MC y cer­ti­fi­ca­do con el “Poi­nçon de Ge­nè­ve” (el se­llo de ca­li­dad de la Es­cue­la de Ho­ro­lo­gía de Gi­ne­bra). És­te tie­ne una es­fe­ra gui­llo­ché con mo­ti­vos que evo­can el di­se­ño de un au­to, cris­tal abom­ba­do, con­ta­dor a las ¢ horas y co­ro­na con per­fil de perno. Sus aca­ba­dos en sa­ti­na­do bru­to, re­ver­so y an­ver­so pu­li­dos, afir­man y afi­nan el vo­lu­men. Los tres ca­li­bres de la pie­za –cons­trui­dos pa­ra co­no­ce­do­res apa­sio­na­dos– de­fi­nen el em­ble­má­ti­co ni­vel de ex­ce­len­cia de Car­tier en ma­te­ria de re­lo­je­ría.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.