LOS ÓS­CAR DEL DE­POR­TE

Asis­ti­mos en Ber­lín a una ga­la cu­ya al­fom­bra ro­ja y ce­re­mo­nia na­da tie­nen que en­vi­diar­le a los afa­ma­dos ga­lar­do­nes de la Aca­de­mia de Holly­wood. Se tra­ta de los Pre­mios Lau­reus 2016, que re­co­no­cen a los me­jo­res de­por­tis­tas del mun­do.

GQ (México) - - DEPORTES - Por Al­fon­so Pa­rra

Se­gú­nNel­son Man­de­la, “el de­por­te tie­ne el po­der de cam­biar el mun­do, el po­der de ins­pi­rar. De unir a la gen­te co­mo po­cas co­sas pue­den ha­cer­lo”. Es­tas pa­la­bras, pro- nun­cia­das por el lí­der sud­afri­cano en el año 2000 co­mo pri­mer pre­si­den­te ho­no­ra­rio de los pre­mios Lau­reus, se con­vir­tie­ron en el nor­te que ha ser- vi­do de fi­lo­so­fía y mo­tor al tra­ba­jo de sus im­pul- so­res. Con­si­de­ra­dos co­mo el re­co­no­ci­mien­to mun­dial más im­por­tan­te pa­ra cual­quier de­por­tis­ta de las di­fe­ren­tes dis­ci­pli­nas in­ter­na­cio­na­les, los ga­na­do­res del Lau­reus son se­lec­cio­na­dos por un ju­ra­do de lu­jo in­te­gra­do por 50 hom­bres y mu­je- res, 50 le­yen­das vi­vas del de­por­te, que for­man parte de la Lau­reus World Sports Aca­demy. Es­te 2016, la ca­pi­tal ale­ma­na tu­vo el pri­vi­le­gio de ser se­de de la ce­re­mo­nia y de con­tar en­tre los ju­ra­dos con fi­gu­ras co­mo Franz Bec­ken­bauer, Bo­ris Bec- ker, Luis Fi­go, Mar­ti­na Na­vra­ti­lo­va y Ed­win Mo­ses, ac­tual di­rec­tor de la or­ga­ni­za­ción.

La al­fom­bra ro­ja es tan im­pre­sio­nan­te y lar­ga co­mo la de cual­quier pre­mia­ción del sép­ti­mo ar­te. Por allí des­fi­lan to­dos los in­vi­ta­dos, ante cien­tos de fo­tó­gra­fos y fren­te a los más im­por­tan­tes ca­na­les y agen­cias in­ter­na­cio­na­les de noticias, en una ce­re- mo­nia que es trans­mi­ti­da en cerca de 160 paí­ses. Tras apro­xi­ma­da­men­te una ho­ra y me­dia de pa­so por la al­fom­bra, nos di­ri­gi­mos al enor­me sa­lón den­tro del Mes­se Ber­lin (uno de los es­pa­cios más im­por­tan­tes pa­ra rea­li­zar even­tos en la ur­be ale- ma­na) que sir­vió co­mo es­ce­na­rio pa­ra la ce­re­mo­nia de pre­mia­ción y cu­yo an­fi­trión fue el po­pu­lar co­me- dian­te y re­co­no­ci­do ac­tor Bill Mu­rray, quien gra­cias a su inigua­la­ble ta­len­to lo­gró ro­bar­se la aten­ción del pú­bli­co des­de el pri­mer mo­men­to.

Fue una no­che lle­na de ins­tan­tes emo­ti­vos, pe­ro dos de los más es­pe­cia­les, que con­si­guie­ron po­ner de pie a to­do el au­di­to­rio ge­ne­ran­do una nu­tri­da y emo­cio­nan­te ova­ción, fue­ron el anun­cio del ga­lar- dón Lifetime Achie­ve­ment, que fue a pa­rar a ma­nos del tres ve­ces cam­peón de la Fór­mu­la 1, Ni­ki Lau­da; y, mi­nu­tos des­pués, el ho­me­na­je al re­cien­te­men­te fa­lle­ci­do Johan Cruyff, a quien se en­tre­gó de ma­ne­ra pós­tu­ma el Lau­reus Spi­rit of Sport. Tam­bién el te­nis vi­vió dos mo­men­tos es­te­la­res cuan­do se die­ron a co­no­cer los nom­bres de El y La De­por­tis­ta del Año: No­vak Djo­ko­vic y Se­re­na Wi­lliams.

Pe­ro aún más im­por­tan­te que los mis­mos pre- mios es el tra­ba­jo de la Fundación Lau­reus Sport for Good, ges­to­ra de esa bri­llan­te vi­tri­na que no es más

que la ca­ra gla­mo­ro­sa de un me­nos pu­bli­ci­ta­do, pe­ro muy des­ta­ca­do tra­ba­jo que uti­li­za al de­por­te co­mo la he­rra­mien­ta pa­ra com­ba­tir pal­pi­tan­tes pro­ble­mas que afec­tan a la ju­ven­tud del pla­ne­ta co­mo la de­lin­cuen­cia ju­ve­nil, el VIH/SI­DA o las mi­nas te­rres­tres, en­tre otros. Des­de que fue crea­da, se es­ti­ma que ha re­cau­da­do más de    millones de eu­ros y apo­ya­do más de ­  pro­yec­tos en to­do el mun­do. En un fu­tu­ro no muy le­jano, Mé­xi­co y otros paí­ses de La­ti­noa­mé­ri­ca (ya es­tán en Ar­gen- ti­na) se­rán te­rri­to­rios cla­ve pa­ra que los dos grandes so­cios de Lau­reus, los gru­pos Ri­che­mont y Daim­ler, a tra­vés de sus mar­cas glo­ba­les IWC Schaff­hau­sen y Mer­ce­des-benz, res­pec­ti­va­men­te, si­gan de­sa­rro- llan­do esa im­por­tan­te la­bor de apo­yo a la ju­ven­tud a tra­vés de sus pro­yec­tos de­por­ti­vos.

El te­nis­ta No­vak Djo­ko­vic po­nien­do a prue­ba sus ha­bi­li­da­des con el sel­fie stick du­ran­te la al­fom­bra ro­ja de los Pre­mios Lau­reus 2016.

El ob­je­ti­vo de la Fundación Lau­reus es en­fren­tar a tra­vés del de­por­te los pro­ble­mas so­cia­les que afec­tan a la ju­ven­tud, co­mo la de­lin­cuen­cia ju­ve­nil, el VIH/SI­DA, las mi­nas te­rres­tres, en­tre otros.

1. La foto ofi­cial de to­dos los miem­bros de la Aca­de­mia Lau­reus, en­tre quie­nes se en­cuen­tran Bo­ris Bec­ker, Car­les Pu­yol, Raúl y Fi­go, en­tre mu­chos otros. 2. Un cu­rio­so, pe­ro en la ma­yo­ría de los ca­sos bien lo­gra­do, dress code que com- bi­nó smo­king con...

3. Le­wis Ha­mil­ton. 5. Ed­win Mo­ses, CEO de la Aca­de­mia Lau­reus, fren­te a un mo­de­lo de Mer­ce­des-benz, una de las fir­mas pa­tro­ci­na­do­ras de la ce­re­mo­nia. En la foto apa­re­ce al la­do de un in­vi­ta­do a la ga­la.

CO­MO CA­DA AÑO, IWC SCHAFF­HAU­SEN SE UNE A LOS PRE­MIOS CON LA PRESENTACIÓN DE UNA EDI­CIÓN ES­PE­CIAL DE LA MAR­CA. ES­TE 2016 CO­NO­CI­MOS EL PORTOFINO AU­TO­MÁ­TI­CO FA­SE DE LA LU­NA 37, CON SO­LA­MEN­TE 1.500 EJEMPLARES A NI­VEL MUN­DIAL. EN LA CA­JA VIE­NE GRA­BA­DO EL...

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.