AU­TO SA­TIS­FAC­CIÓN

H para Hombres - - CASILLERO - Atte. Ri­car­do Gal­ván

Her­mo­sa Bár­ba­ra, ¿con qué fre­cuen­cia te mas­tur­bas y eso en qué re­per­cu­te en tu es­ta­do fí­si­co y men­tal?

Ri­car­do, la ver­dad es que de­pen­de de mi es­ta­do aními­co y de có­mo an­den mis hor­mo­nas. Hay días en que me mas­tur­bo has­ta tres ve­ces, pe­ro pue­den pa­sar se­ma­nas sin que lo ha­ga. En oca­sio­nes, por ejem­plo, lo ha­go an­tes de sa­lir de fies­ta pa­ra ver­me ra­dian­te: una do­sis de or­gas­mo, una du­cha de agua fría y ¡vá­mo­nos! La ven­ta­ja de no­so­tras ra­di­ca en que po­de­mos ter­mi­nar mu­chas ve­ces y se­guir­nos mas­tur­ban­do. Otras ve­ces, por ejem­plo, me es­ti­mu­lo si tu­ve un día muy pe­sa­do a fin de re­la­jar­me; aun­que co­mo to­do, hay mo­men­tos en que no­más no flu­ye y me­jor lo de­jo por la paz. Lo que sí es un he­cho es que si las mu­je­res nos mas­tur­bá­ra­mos con más fre­cuen­cia, me­jo­ra­ría nues­tro es­ta­do de áni­mo, por­que nun­ca es­tá de más dar­se un po­co de amor y de au­to pla­cer.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.