DUL­CE muer­te CAM­PA­ÑA GLO­BAL VS. EL AZÚ­CAR

LOS DIA­BÉ­TI­COS SON MÁS PRO­PEN­SOS A PA­DE­CER LA AMPU­TACIÓN DE EX­TRE­MI­DA­DES. EN LOS PIES SE PRE­SEN­TAN CAM­BIOS FI­SIO­LÓ­GI­COS O RE­DUC­CIÓN DE IRRI­GA­CIÓN SAN­GUÍ­NEA.

H para Hombres - - CA­SI­LLE­RO -

El di­se­ña­dor tai­lán­des Nat­ta­kong Jaeng­sem desa­rro­lló una cam­pa­ña crea­ti­va, en don­de mues­tra fuer­tes imá­ge­nes so­bre los efec­tos ne­ga­ti­vos del con­su­mo ex­ce­si­vo de azú­car. La cam­pa­ña Sweet Kills (Lo Dul­ce Ma­ta), don­de el pa­de­ci­mien­to co­no­ci­do co­mo “PIE DIA­BÉ­TI­CO”.

Jaeng­sem ju­gó con la idea de re­la­cio­nar lo dul­ce con el pro­ble­ma de ci­ca­tri­za­ción que su­fren las per­so­nas dia­bé­ti­cas, so­bre to­do en sus ex­tre­mi­da­des in­fe­rio­res, pues mu­chas ve­ces ter­mi­nan con la ampu­tación de al­gún miem­bro.

LA ASO­CIA­CIÓN DE DIA­BE­TES EN TAI­LAN­DIA, LAN­ZÓ ES­TA CAM­PA­ÑA PA­RA SEN­SI­BI­LI­ZAR A LA PO­BLA­CIÓN, NO SO­LO LO­CAL, SINO MUN­DIAL­MEN­TE.

Es­ta ad­vir­te so­bre los da­ños que hay so­bre el al­to con­su­mo de azú­ca­res.

Al co­mien­zo las he­ri­das cau­san as­co y re­pul­sión, pe­ro con de­te­ni­mien­to se pue­de des­cu­brir que las imá­ge­nes es­tán he­chas con pro­duc­tos ri­cos en azú­car: + chis­pas de cho­co­la­te

+ cre­ma

+ ga­lle­tas

La en­fer­me­dad es glo­bal y ter­mi­na con 8 mil vi­das asiá­ti­cas y en Mé­xi­co, la si­tua­ción es de alar­ma.

¿QUÉ ES LA DIA­BE­TES?

La dia­be­tes es una en­fer­me­dad cró­ni­ca que apa­re­ce cuan­do el pán­creas no pro­du­ce in­su­li­na su­fi­cien­te o cuan­do el or­ga­nis­mo no uti­li­za efi­caz­men­te la in­su­li­na que pro­du­ce. La in­su­li­na es una hor­mo­na que re­gu­la el azú­car en la san­gre.

El efec­to de la dia­be­tes no con­tro­la­da es la hi­per­glu­ce­mia (au­men­to del azú­car en la san­gre), que con el tiem­po da­ña gra­ve­men­te ór­ga­nos y sis­te­mas, es­pe­cial­men­te los ner­vios y los va­sos san­guí­neos.

HÁ­BI­TOS AL CO­MER

Cam­pa­ñas co­mo Sweet kills pue­den ser efec­ti­vas pa­ra crear con­cien­cia so­bre la ne­ce­si­dad de im­ple­men­tar há­bi­tos sa­lu­da­bles, que im­pli­can con­su­mir más fru­tas y ver­du­ras en lu­gar de pro­duc­tos ul­tra-pro­ce­sa­dos (ri­cos en gra­sas, azú­ca­res y so­dio), y de­di­car­le más tiem­po a la ac­ti­vi­dad fí­si­ca.

EN MÉ­XI­CO

Ocu­rren más de 87,000 muer­tes al año por es­te pa­de­ci­mien­to. Da­tos de la Fe­de­ra­ción In­ter­na­cio­nal de Dia­be­tes ubi­can a Mé­xi­co en el sex­to lu­gar de paí­ses que tie­nen ma­yor ín­di­ce de en­fer­mos por dia­be­tes, des­pués de Chi­na, In­dia, Es­ta­dos Uni­dos, Bra­sil y Ru­sia. La En­cues­ta Na­cio­nal de Sa­lud y Nu­tri­ción de Me­dio Ca­mino 2016 ex­plo­ró el es­ta­do de di­ver­sas en­fer­me­da­des cró­ni­cas en Mé­xi­co, en­tre las que des­ta­ca, la dia­be­tes en­tre la po­bla­ción me­xi­ca­na ma­yor de 20 años de edad. Asi­mis­mo, el 70% de las ampu­tacio­nes de ex­tre­mi­da­des in­fe­rio­res ocu­rren por una aten­ción mé­di­ca tar­día de le­sio­nes en pies.

LA NEU­RO­PA­TÍA DE LOS PIES COM­BI­NA­DA CON LA RE­DUC­CIÓN DEL FLU­JO SAN­GUÍ­NEO IN­CRE­MEN­TAN EL RIES­GO DE ÚL­CE­RAS DE LOS PIES, IN­FEC­CIÓN Y, EN ÚL­TI­MA INS­TAN­CIA, AMPU­TACIÓN.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.