Bondades del pet­ting

H para Hombres - - LAS SEXPERTAS -

Con es­ta ex­plo­ra­ción, ma­greán­do­se co­mo pu­ber­tos, sa­brán más de sus áreas ál­gi­das y des­cu­bri­rás tu pro­pia sen­si­bi­li­dad a tra­vés de sus ca­ri­cias y apre­tu­jo­nes.

Si to­da­vía no ha pa­sa­do, ha­lla­rás su clí­to­ris y has­ta su pun­to G. Tam­bién, si quie­res y te atre­ves, sa­brás que tie­nes un pun­to P, ese bo­ton­ci­to en la zo­na de la prós­ta­ta.

Se­rá una ex­ce­len­te te­ra­pia de pa­re­ja si exis­te al­gún pro­ble­ma de anor­gas­mia o eya­cu­la­ción pre­coz, o si úl­ti­ma­men­te ha ha­bi­do inape­ten­cia se­xual o dis­tan­cia­mien­to.

El de­seo que fue de­ca­yen­do por la mo­no­to­nía, au­men­ta­rá gra­cias a ese freno que le pon­drán al ac­to se­xual. Por­que en­tre más prohi­bi­do el coi­to, más lu­ju­rio­so se vuel­ve el en­cuen­tro.

Ha­rán uso de la crea­ti­vi­dad y la ima­gi­na­ción pa­ra dar­se pla­cer má­xi­mo a tra­vés de sus sen­ti­dos y, so­bre to­do, am­bos se gra­dua­rán en el ar­te de besar por tan­to be­ce­rro ju­ve­nil.

No hay ries­go de em­ba­ra­zo ni de con­traer una in­fec­ción de transmisión se­xual. En ca­so de que ha­ya se­xo oral, es im­pres­cin­di­ble que usen pre­ser­va­ti­vo.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.