AU­TO SOÑADO

EL AU­DI RS5 COUPÉ ELEVÓ NUES­TRO ES­PÍ­RI­TU Y AQUÍ ES­TÁN LOS 10 MANDAMIENTOS PA­RA DISFRUTARLO.

H para Hombres - - CONTENIDO -

AMARÁS A DIOS SO­BRE TO­DAS LAS CO­SAS

No sa­be­mos si lo ama por com­ple­to, pe­ro la pa­sión que emer­ge en ca­da cur­va lo acer­ca a ser un to­do­po­de­ro­so. Sus 442 lb–pie de tor­que son un cla­rí­si­mo ejem­plo de ello.

SANTIFICARÁS LAS FIES­TAS

La San­ta Mi­sa es una fies­ta y ma­ne­jar es­te mons­truo es un re­go­ci­jo. Si bien la di­rec­ción re­sul­ta dó­cil, el com­por­ta­mien­to que tie­ne en cur­vas es ex­tra­or­di­na­rio y pro­pi­cia que el eje tra­se­ro se pe­gue al sue­lo con ver­da­de­ro ahín­co.

NO DIRÁS EL NOM­BRE DE DIOS EN VANO

Él sí lo cum­ple, quien lo ma­ne­ja no. Sen­tir la ace­le­ra­ción de 0 a 100 km/h en 3.9 se­gun­dos, y al­can­zar una ve­lo­ci­dad má­xi­ma de 250 km/h di­bu­ja una son­ri­sa en tu ros­tro mien­tras men­cio­nas al crea­dor.

HONRARÁS A TU PA­DRE Y A TU MA­DRE

La fa­mi­lia RS (Renns­port, que en ale­mán re­fie­re a de­por­te de ca­rre­ras), se de­be sen­tir or­gu­llo­sa de su hi­jo pró­di­go. El RS5 tie­ne una lon­gi­tud to­tal de 4,723 mi­lí­me­tros; es 74 mi­lí­me­tros más lar­go que el mo­de­lo an­te­rior y hon­ra ca­bal­men­te a sus an­ces­tros.

NO MATARÁS

Es un ase­sino so­bre rue­das: ex­tin­gue cual­quier pen­sa­mien­to que pon­ga en du­da si es­tá a la al­tu­ra de un su­per­de­por­ti­vo de éli­te. La par­te téc­ni­ca es su­bli­me. Por ejem­plo, el ai­re sa­le de ca­da tur­bo­com­pre­sor de do­ble flu­jo y en­tra en las cá­ma­ras de com­bus­tión, lo que per­mi­te una res­pues­ta tan ins­tan­tá­nea co­mo ex­plo­si­va.

NO COMETERÁS AC­TOS IMPUROS

De­ma­sia­do tar­de. Con el RS5 lle­ga­rás más allá del lí­mi­te y es­to pue­de ser pe­li­gro­so. Si bien la trac­ción in­te­gral man­tie­ne la es­ta­bi­li­dad a prue­ba de ba­las, hay que ser cau­te­lo­so con el pe­dal del ace­le­ra­dor.

NO ROBARÁS

¿Hur­tar nues­tra aten­ción sin el mí­ni­mo arre­pen­ti­mien­to? Sí, el RS5 lo ha­ce des­de que te subes a él. El tono ne­gro y la ca­li­dad de ma­te­ria­les va acor­de con su es­pí­ri­tu pre­mium. Los asien­tos en piel ofre­cen una su­je­ción ex­tra­or­di­na­ria y el vo­lan­te mul­ti­fun­ción RS tie­ne un ac­to que ro­ba sus­pi­ros.

NO DARÁS FALSOS TES­TI­MO­NIOS NI MENTIRÁS

Di­ce in­cor­po­rar el me­jor mo­tor V6 del mun­do y no mien­te. El RS5 Coupé le de­be sus sor­pren­den­tes 450 ca­ba­llos de fuer­za al ex­tra­or­di­na­rio tra­ba­jo del mo­tor de 6 ci­lin­dros bi­tur­bo. Los dos tur­bo­car­ga­do­res es­tán co­lo­ca­dos cen­tral­men­te en­tre los ban­cos de ci­lin­dros pa­ra me­jo­rar su com­por­ta­mien­to.

NO CONSENTIRÁS PENSAMIENTOS NI DE­SEOS IMPUROS

Su di­se­ño es un ob­je­to de de­seo gra­cias al ale­rón in­te­gra­do, el in­ser­to di­fu­sor RS y los tu­bos de es­ca­pe ova­la­dos que lo ha­cen un imán de mi­ra­das.

NO CODICIARÁS LOS BIE­NES AJENOS

No lo ne­ce­si­ta, pues con lo que tie­ne bas­ta y so­bra. Si bien no pier­de la esen­cia de sus her­ma­nos de ga­ma, el RS5 tie­ne per­so­na­li­dad pro­pia gra­cias a las enor­mes to­mas de ai­re con la es­truc­tu­ra tí­pi­ca de pa­nal de abe­ja RS. Amén.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.