PORNO CLÁ­SI­CO

H para Hombres - - LAS SEXPERTAS -

PORNO CLÁ­SI­CO Pe­ne enor­me = má­xi­mo sa­tis­fac­tor.

FEM PORN El pe­ne so­lo es un in­vi­ta­do más a una fies­ta de ex­plo­ra­ción.

REALI­DAD A mu­chos se­gu­ro les pa­só que al apli­car la ‘pe­ne­tra­ción porno clá­si­ca’, y no­tar que ella no gri­ta­ba y tam­po­co ‘se ve­nía’, pen­sa­ron: “ne­ce­si­to un pe­ne más gran­de”. Mu­chos car­gan cons­cien­te o in­cons­cien­te­men­te una sen­sa­ción de no ser su­fi­cien­tes pa­ra el buen se­xo. El pe­ne, por enor­me que sea, no pro­mo­ve­rá un or­gas­mo vía va­gi­nal si el clí­to­ris no es es­ti­mu­la­do ex­ter­na o in­ter­na­men­te.

Dar­le em­ba­tes va­gi­na­les o rec­ta­les a pun­to de me­tra­lle­ta = or­gas­mo se­gu­ro. FEM PORN La va­gi­na NO es la vía que nos lle­va al or­gas­mo.

REALI­DAD Nues­tro ór­gano se­xual es el clí­to­ris, el res­pon­sa­ble de lle­var­nos ha­cia el clímax. La va­gi­na es nues­tro ór­gano re­pro­duc­tor y ca­si no po­see ter­mi­na­les ner­vio­sas. De he­cho, su ‘la­do más sen­si­ble’ es­tá en el pri­mer ter­cio de su ex­ten­sión, en la pa­red an­te­rior, de­no­mi­na­da la zo­na G; es­to es­tá a unos 3 o 5 cen­tí­me­tros de la en­tra­da, he­cho por el cual no ne­ce­si­tas un me­ga pe­ne del ta­ma­ño de un tu­bo de PVC pa­ra pro­vo­car pla­cer.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.