DIY.

home:tech magazine mexico - - Contenido -

¿Smartp­ho­ne y un por­ta­ble tra­ba­jan­do jun­tos?

Wea­ra­bles: lle­ga­ron pa­ra que­dar­se y na­die ni na­da pue­de evi­tar­lo. Igual su­ce­de con la au­to­ma­ti­za­ción, el sue­ño fu­tu­ris­ta de con­tro­lar to­do a dis­tan­cia de for­ma ma­nual o au­to­má­ti­ca. Los me­dios pa­ra lo­grar­lo va­rían y se­ría im­po­si­ble men­cio­nar­los to­dos. ¿El fin? Lle­var­nos un pa­so ha­cia el fu­tu­ro sim­pli­fi­can­do nues­tras vi­das a tra­vés de la tec­no­lo­gía. Ca­da uno de es­tos te­mas por sí so­los tie­nen mu­cho de qué dis­cu­tir, pe­ro cuan­do los cru­za­mos de una for­ma sen­ci­lla y “ca­se­ra”, el re­sul­ta­do pue­de ser sor­pren­den­te e in­clu­so el pre­tex­to per­fec­to pa­ra de­jar a cual­quie­ra de tus amis­ta­des con la bo­ca abier­ta.

El te­ma de es­te mes es un tan­to com­ple­jo pe­ro sor­pren­den­te, y es­tá di­vi­di­do en dos par­tes. Por un la­do dis­cu­ti­re­mos la in­te­gra­ción de una sis­te­ma de lu­ces LED que pue­den ser con­tro­la­bles des­de un te­lé­fono in­te­li­gen­te, real­men­te na­da nue­vo y que no ha­ya­mos vis­to ya, pe­ro la se­gun­da par­te es la que te ven­de la idea, y ha­blo de con­tro­lar ese sis­te­ma de ilu­mi­na­ción des­de tu mu­ñe­ca, o me­jor di­cho, des­de un smart­watch.

Sí, de­fi­ni­ti­va­men­te es­te no es un pro­yec­to gra­tui­to ni mu­cho me­nos, pe­ro tam­po­co te cos­ta­rá un ri­ñón, como co­lo­quial­men­te se di­ce. Va­ya, es­ta­mos ha­blan­do de des­em­bol­sar un pro­me­dio de 150 a 200 dó­la­res y den­tro de sus ca­pa­ci­da­des, ve­rás que es una op­ción bas­tan­te eco­nó­mi­ca pa­ra lo que po­drás lo­grar, no sim­ple­men­te ha­blan­do de la au­to­ma­ti­za­ción, sino de los be­ne­fi­cios en sí que te trae­rá te­ner un re­loj in­te­li­gen­te.

¿Qué se ne­ce­si­ta?

An­tes que na­da, las lu­ces, el in­gre­dien­te prin­ci­pal de es­ta re­ce­ta. Sis­te­mas de ilu­mi­na­ción LED con­tro­la­da de for­ma inalám­bri­ca exis­ten va­rias, al­gu­nas cos­to­sas y re­fi­na­das como bien po­dría ser la lí­nea Hue de Philips, cu­yo va­lor ac­tual en el mer­ca­do su­pera los 3 mil pe­sos, por una uni­dad con­tro­la­do­ra y tres fo­cos. Yo en mi ca­so de­ci­dí in­cli­nar­me por una op­ción mu­cho más eco­nó­mi­ca pa­ra es­te ex­pe­ri­men­to.

Y es­toy ha­blan­do de unos 700 pe­sos por la uni­dad de con­trol inalám­bri­ca y un par de fo­cos mul­ti­co­lo­res que pa­ra ser ho­nes­to no le pi­den na­da a la ofer­ta de Philips. La mar­ca en cues­tión es MiLight (www.milight.com) y la prin­ci­pal di­fe­ren­cia es la can­ti­dad de apli­ca­cio­nes e in­te­gra­ción que Hue tie­ne ya en el mer­ca­do y con mu­chas otras apli­ca­cio­nes como Ins­ta­gram, por ejem­plo. Pe­ro si pue­des pres­cin­dir de to­do eso y lo úni­co que quie­res es dis­fru­tar de un sis­te­ma de ilu­mi­na­ción con­tro­la­do re­mo­ta­men­te des­de tu smartp­ho­ne, ade­lan­te. Aho­ra bien, con­fi­gu­rar el sis­te­ma de ilu­mi­na­ción no te to­ma­rá más de 20 mi­nu­tos, en se­rio. Y no va­mos a usar es­te es­pa­cio pa­ra ex­pli­car lo que vie­ne cla­ra­men­te ex­pli­ca­do en el pe­que­ño ma­nual de ins­ta­la­ción. To­do es cues­tión de co­nec­tar el con­tro­la­dor inalám­bri­co a la co­rrien­te, des­car­gar la app a tu te­lé­fono, en­la­zar el con­tro­la­dor a tu mó­dem de In­ter­net, con­fi­gu­rar tus fo­cos LED y lis­to. Re­pi­to no más de 20 mi­nu­tos en ello, lo ga­ran­ti­zo. Al fi­na­li­zar los pa­sos de MiLight, ten­drás un sis­te­ma de luz LED inalám­bri­co to­tal­men­te fun­cio­nal y una vez que ten­gas es­to lis­to em­pie­za la par­te di­ver­ti­da: la au­to­ma­ti­za­ción y con­trol des­de tu mu­ñe­ca.

Si ha­bla­mos de smart­watchs, na­die pue­de ne­gar que Peb­ble es el pa­pá de es­tos dis­po­si­ti­vos, y no lo di­go por­que sea el más evo­lu­cio­na­do o so­fis­ti­ca­do has­ta el mo­men­to, lo di­go por­que fue el primer en ven­der­se a gran es­ca­la y te­ner éxi­to ro­tun­do. ¿Qué lo ha­ce es­pe­cial? Su sen­ci­llez y prac­ti­ci­dad, si al­guien tie­ne uno ya sa­ben de qué ha­blo. Peb­ble Watch (get­peb­ble.com) no só­lo es com­pa­ti­ble con An­droid y iOS, la ba­te­ría le du­ra sie­te días (reales, no ima­gi­na­rios) y cuen­ta con una tien­da de apps, que aun­que li­mi­ta­da po­dría­mos de­cir, en­cuen­tras de to­do. De­bo con­fe­sar que yo soy un gran fan de es­te gadget y ten­go uno des­de ha­ce tiem­po, de ahí que de­ci­dí lle­var­lo más allá.

Pa­ra au­to­ma­ti­zar las lu­ces y con­tro­lar­las des­de un Peb­ble lo pri­me­ro que se ne­ce­si­ta es una app ins­ta­la­da en tu smartp­ho­ne, se lla­ma Ho­me Re­mo­te y tie­ne un cos­to de 26 pe­sos, na­da cos­to­so pa­ra las fun­cio­nes que rea­li­za. Se en­car­ga bá­si­ca­men­te de crear ac­cio­nes pa­ra que las ten­gas siem­pre a la mano en tu ce­lu­lar. Ha­blan­do de iOS y los wid­gets que la ver­sión 8 del sis­te­ma ope­ra­ti­vo in­tro­du­jo, ima­gi­na en­cen­der las lu­ces des­de tu cen­tro de no­ti­fi­ca­cio­nes y sin te­ner que des­blo­quear el equi­po, ac­ce­der a la app, ir a la luz que quie­res con­tro­lar y en­cen­der­la. Aun­que no sue­na tan com­pli­ca­do, sí re­sul­ta te­dio­so, más cuan­do tie­nes ur­gen­cia de en­cen­der la luz. En lo que sa­cas tu te­lé­fono de la bol­sa y rea­li­zas to­dos los pa­sos an­te­rio­res, al­guien ya co­rrió y en­cen­dió la luz de for­ma con­ven­cio­nal dos ve­ces, en cam­bio, te­ner to­dos los con­tro­les como wid­get es más có­mo­do y rá­pi­do. Ho­me Re­mo­te per­mi­te tam­bién adap­tar es­tas ac­cio­nes a fun­cio­nes más ela­bo­ra­das, como de­tec­ción de ubi­ca­ción o con­trol por voz. Una vez que se fa­mi­lia­ri­cen con la con­fi­gu­ra­ción bá­si­ca, ex­plo­rar es­tas op­cio­nes se­rá ta­rea de ca­da quien.

Aho­ra bien, con­fi­gu­rar las ac­cio­nes de Ho­me Re­mo­te po­dría pa­re­cer al­go muy com­pli­ca­do pe­ro no lo es. Eso sí, de­bes te­ner a la mano la di­rec­ción IP del con­tro­la­dor inalám­bri­co de la lu­ces, la cual pue­des ob­te­ner si te co­nec­tas a tu mó­dem y che­cas en co­ne­xio­nes ac­ti­vas. Una vez que ya tie­nes la IP de tu con­tro­la­dor, só­lo la in­tro­du­ces en Ho­me Re­mo­te, se­lec­cio­nas el ti­po de sis­te­ma que tie­nes, en es­te ca­so MiLight, es­co­ges el ti­po de ac­ción (en­cen­der o apa­gar) e in­clu­so el co­lor en que quie­res que se ilu­mi­ne y lis­to. Aho­ra cuan­do ac­ti­ves tu cen­tro de no­ti­fi­ca­cio­nes ve­rás las ac­cio­nes que creas­te y po­drás ac­ti­var­las des­de ahí. Más sen­ci­llo sin du­da. ¿Có­mo lo sim­pli­fi­ca­mos más? En­la­za­mos nues­tro Peb­ble a Ho­me Re­mo­te y ha­cer­lo es sin du­da el pa­so más sen­ci­llo de to­dos. Ne­ce­si­tas en­trar a la tien­da de Apps de Peb­ble tal y como lo ha­ce siem­pre e ins­ta­lar la App Ho­me Re­mo­te. Aho­ra só­lo bas­ta abrir la App des­de tu Peb­ble y de in­me­dia­to se en­la­za­rá con su con­tra­par­te en tu Smartp­ho­ne, así de fá­cil.

Po­drás ver en l a pan­ta­lla de tu Peb­ble to­das las ac­cio­nes que ten­gas crea­das y con só­lo apre­tar el bo­tón de se­lec­ción en el re­loj, lis­to, se hi­zo la luz. Aho­ra tu smart­watch no só­lo te in­for­ma de tu agen­da, no­ti­fi­ca­cio­nes y te l a da ho­ra, tam­bién con­tro­la las lu­ces de tu ca­sa y a eso, yo le lla­mo co­nec­ti­vi­dad y co­mo­di­dad al má­xi­mo.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.