Re­so­lu­ción.

home:tech magazine mexico - - CONTENIDO - Por Ja­vier Alvarado Uri­be

El so­ni­do en­vol­ven­te 3D ape­nas es­tá des­pe­gan­do. Y ya cuen­ta con tres ex­po­nen­tes que son dig­nos de es­cu­char­se: Au­ro 3D, Dolby At­mos y DTS:X.

Au­ro3d

Au­ro3d fue el pri­mer for­ma­to de so­ni­do de al­ta re­so­lu­ción en­vol­ven­te en los ci­nes (2011), pe­ro no ha al­can­za­do gran po­pu­la­ri­dad to­da­vía. Se­gún Au­ro, exis­ten apro­xi­ma­da­men­te 100 ttí­tu­los con es­te for­ma­to en el mer­ca­do, pe­ro so­lo un pu­ña­do de es­tos son de pe­lí­cu­las im­por­tan­tes a ni­vel mun­dial. El pri­mer pro­duc­to anun­cia­do pa­ra in­cluir so­por­te de Au­ro3d pa­ra el ho­gar fue su re­cep­tor Au­ri­ga ($17,000 dó­la­res) anun­cia­do en ma­yo de 2014. Sin em­bar­go, fue has­ta di­ciem­bre del año pa­sa­do en que Au­ro3d fi­nal­men­te ac­ce­dió al mer­ca­do ma­si­vo cuan­do se ofre­ció en una ac­tua­li­za­ciónn de soft­wa­re dis­po­ni­ble pa­ra re­cep­to­res de al­ta ga­ma de De­non y Ma­rantz. Au­ro3d es el úni­co de los tres for­ma­tos que se si­gue sus­ten­tan­do en ca­na­les de in­for­ma­ción. Es­ta se mez­cla en 11 ca­na­les tri­di­men­sio­na­les que in­clu­ye ca­na­les a ni­vel del oí­do, ca­na­les por en­ci­ma del ni­vel del oí­do (nor­mal­men­te mon­ta­dos en lo al­to de una pa­red) y un ca­nal di­rec­ta­men­te so­bre la ca­be­za (el lla­ma­do ca­nal de “La voz de Dios”).

Pa­ra uso do­més­ti­co, un sis­te­ma Au­ro 9.1 es­tá ba­sa­do en la con­fi­gu­ra­ción 5.1 es­tán­dar, al que se agre­gan cua­tro al­ta­vo­ces de al­tu­ra (que pue­den ser mon­ta­dos en la pa­red) por en­ci­ma de los al­ta­vo­ces re­gu­la­res. El sis­te­ma Au­ro 10.1 cons­ta­rá de lo an­te­rior más un al­ta­voz en el te­cho “Voz de Dios” jus­to en­ci­ma del pun­to dul­ce de es­cu­cha. Pa­ra una con­fi­gu­ra­ción 11.1 se agre­ga un al­ta­voz cen­tral de al­tu­ra, de for­ma que en es­ta con­fi­gu­ra­ción se tie­nen cin­co al­ta­vo­ces a ni­vel de oí­do, otros cin­co por en­ci­ma de es­tos y uno en el te­cho, exac­ta­men­te por en­ci­ma del es­pec­ta­dor.

Dolby At­mos

Dolby At­mos lle­gó a las sa­las de ci­ne un po­co más tar­de (2012), pe­ro cau­só una sen­sa­ción mu­cho ma­yor, con más de 230 tí­tu­los anun­cia­dos o lan­za­dos en sus pri­me­ros dos años y me­dio. Dolby At­mos fue el pri­me­ro en en­trar en el mer­ca­do de con­su­mo en los EE.UU. cuan­do el for­ma­to se pu­so a dis­po­si­ción de los re­cep­to­res y pro­ce­sa­do­res de ci­ne en ca­sa del mer­ca­do ma­si­vo a par­tir de agos­to de 2014.

Dolby At­mos es­tá ba­sa­do en ob­je­tos de so­ni­do (co­mo un he­li­cóp­te­ro, o una mos­ca zum­ban­do) en una “ca­ma” ba­se de 7.1.2 ca­na­les que

se am­plía por los ob­je­tos de so­ni­do que pue­den via­jar a cual­quier lu­gar en el es­pa­cio. En el mo­men­to de la re­pro­duc­ción, un pro­ce­sa­dor Dolby At­mos ha­ce que el so­ni­do sea tan pre­ci­so co­mo sea po­si­ble de acuer­do a la dis­po­si­ción de los al­ta­vo­ces en una ha­bi­ta­ción en par­ti­cu­lar. En las sa­las de ci­ne pro­fe­sio­na­les, Dolby At­mos so­por­ta has­ta 64 ca­na­les dis­tin­tos. En su apli­ca­ción do­més­ti­ca, Dolby At­mos pue­de so­por­tar has­ta 34 ca­na­les (has­ta 24 al­ta­vo­ces ni­vel del oí­do y has­ta 10 al­ta­vo­ces de al­tu­ra por en­ci­ma del oyen­te).

Co­mo he­mos vis­to has­ta aho­ra, us­ted tam­bién ne­ce­si­ta­rá más al­ta­vo­ces. Pa­ra Dolby At­mos se em­pie­za a par­tir de un sis­te­ma de so­ni­do en­vol­ven­te tra­di­cio­nal de 5.1 o 7.1 ca­na­les y se aña­den dos o cua­tro al­ta­vo­ces de te­cho, o dos o cua­tro “mó­du­los de elevación Dolby”, tam­bién lla­ma­dos “al­ta­vo­ces ha­bi­li­ta­dos pa­ra At­mos”. Es­tos úl­ti­mos son pe­que­ñas bo­ci­nas que apun­tan ha­cia arri­ba con la fun­ción de re­bo­tar el so­ni­do en el te­cho pa­ra emu­lar co­mo si el so­ni­do es­tu­vie­ra vi­nien­do des­de en­ci­ma de ti. Los mó­du­los de elevación Dolby At­mos so­lo tra­ba­jan con te­chos pla­nos y re­fle­jan­tes, y con una al­tu­ra má­xi­ma de apro­xi­ma­da­men­te 3.5 me­tros. Si tu sa­la no cum­ple es­tas con­di­cio­nes en­ton­ces se de­be­rán co­lo­car al­ta­vo­ces ver­da­de­ros en el te­cho.

Ade­más, si us­ted quie­re un sis­te­ma con ca­pa­ci­dad mul­ti­for­ma­to, ol­ví­de­se de los mó­du­los de elevación por­que ade­más son ac­tual­men­te in­com­pa­ti­bles con otros for­ma­tos de so­ni­do en­vol­ven­te 3D. Por es­ta ra­zón, mi re­co­men­da­ción es ad­qui­rir ver­da­de­ros al­ta­vo­ces en el te­cho.

DTS:X

Al igual que Dolby At­mos, DTS: X es una so­lu­ción de so­ni­do en­vol­ven­te tri­di­men­sio­nal pa­ra sa­las de ci­ne co­mer­cia­les y ci­nes en ca­sa. El sis­te­ma tam­bién es­tá ba­sa­do en ob­je­tos de so­ni­do in­di­vi­dua­les. DTS: X es­tá con­fi­gu­ra­do co­mo un for­ma­to loss­less (sin pér­di­das), con fre­cuen­cias de mues­treo de al­ta fi­de­li­dad de has­ta 96khz pa­ra los “ob­je­tos” re­pre­sen­ta­dos en todo el es­ce­na­rio en­vol­ven­te, y el hard­wa­re es to­tal­men­te com­pa­ti­ble con DTS-HD Mas­ter Au­dio, so­ni­do es­té­reo y so­ni­do en­vol­ven­te es­tán­dar de has­ta 192 khz. Pa­ra sa­las de ci­ne co­mer­cia­les, DTS:X tie­ne la ca­pa­ci­dad prác­ti­ca­men­te ili­mi­ta­da de ex­pan­dir el sis­te­ma. El lí­mi­te lo pon­dría el pre­cio de aña­dir más al­ta­vo­ces y am­pli­fi­ca­do­res. Si bien el re­equi­pa­mien­to de una sa­la de ci­ne pue­de ser cos­to­so, DTS afir­ma que el sis­te­ma se pue­de adap­tar fá­cil­men­te pa­ra tra­ba­jar con cual­quier sa­la que ya se ha ac­tua­li­za­do pa­ra ma­ne­jar At­mos.

En sis­te­mas do­més­ti­cos, DTS:X se re­du­ce un po­co al igual que At­mos. Por el mo­men­to, el sis­te­ma so­por­ta has­ta 11 al­ta­vo­ces y dos sub­woo­fers. Sin em­bar­go -y es­to es una gran ven­ta­ja- pa­ra los que ya tie­nen un sis­te­ma de ci­ne en ca­sa, DTS: X tie­ne ca­pa­ci­dad pa­ra co­lo­car al­ta­vo­ces has­ta en 32 ubi­ca­cio­nes di­fe­ren­tes, lo que sig­ni­fi­ca que el sis­te­ma pue­de ma­xi­mi­zar la ex­pe­rien­cia de so­ni­do en­vol­ven­te, no im­por­ta dón­de us­ted quie­ra po­ner sus al­ta­vo­ces. El sis­te­ma fun­cio­na­rá con ca­si cual­quier al­ta­voz que ya pu­die­ra te­ner, in­clu­so con mó­du­los de elevación Dolby At­mos que re­fle­jan el so­ni­do en el te­cho por lo que los usua­rios no ne­ce­sa­ria­men­te ten­drían que ins­ta­lar al­ta­vo­ces de te­cho.

En cuan­to a los re­cep­to­res, DTS: X ini­cial­men­te se ofre­ce­rá en el De­non AVR-X7200, y el pro­ce­sa­dor Ma­rantz AV8802 a tra­vés de ac­tua­li­za­cio­nes de firm­wa­re es­te ve­rano. El nue­vo sis­te­ma even­tual­men­te se ofre­ce­rá tam­bién en la pró­xi­ma ge­ne­ra­ción de re­cep­to­res de Ya­maha, Onk­yo, Pio­neer, y va­rios más du­ran­te es­te año y el pró­xi­mo.

Aun­que el sis­te­ma es­tá di­se­ña­do pa­ra tra­ba­jar pa­ra va­rios me­dios, in­clu­yen­do te­le­vi­sión abier­ta y vi­deo strea­ming, ha­rá for­mal­men­te su de­but en el ho­gar en los dis­cos Blu­ray. Por des­gra­cia, pro­ba­ble­men­te no va­mos a ver DTS: X y Dolby At­mos en el mis­mo dis­co, por­que sim­ple­men­te no hay su­fi­cien­te es­pa­cio. DTS: X de­be aho­ra po­ner­se a tra­ba­jar muy du­ro pa­ra al­can­zar a Dolby At­mos, que ya es­tá dis­po­ni­ble en mu­chos re­cep­to­res AV y en va­rios dis­cos Blu-ray.

Con­clu­sión

Con es­tos tres con­ten­dien­tes en la me­sa, creo que al fi­nal no­so­tros los con­su­mi­do­res sal­dre­mos ga­nan­do. Ten­dre­mos nue­vas op­cio­nes de lle­var a nues­tros sis­te­mas de ci­ne en ca­sa a un nue­vo ni­vel de ca­li­dad tan­to en ima­gen co­mo en un so­ni­do que ca­da vez más nos en­vuel­va me­jor en la tra­ma de la pe­lí­cu­la ha­cien­do la ex­pe­rien­cia mu­cho más real y fas­ci­nan­te. Pa­ra bien, es­ta­mos vien­do el na­ci­mien­to de una nue­va ge­ne­ra­ción de for­ma­tos de so­ni­do que, es­toy se­gu­ro, nos ha­rá dis­fru­tar mu­cho más es­te her­mo­so pa­sa­tiem­po.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.