Hi­fi 2.0.

Te­ner sis­te­mas Hi­fi sin ca­bles de bo­ci­nas es un re­to que la in­dus­tria vie­ne pro­po­nien­do des­de ha­ce por lo me­nos tres dé­ca­das. Y sin em­bar­go los fas­tuo­sos ca­bles si­guen pre­sen­tes en nues­tro hobby. La co­sa no es gra­ve si ha­bla­mos de un par de ca­bles de 2 me

home:tech magazine mexico - - CONTENIDO -

Li­be­rar­se de los ca­bles y no per­der fi­de­li­dad en la tras­mi­sión elec­tró­ni­ca es el sue­ño de mu­chos. WISA ofre­ce ya una so­lu­ción. Por Eli­seo Ve­ga

Es­ta vez no es­toy es­cri­bien­do pre­ci­sa­men­te so­bre au­dio di­gi­tal es­té­reo, sino so­bre la nue­va y alen­ta­do­ra tec­no­lo­gía de trans­mi­sión inalám­bri­ca WISA, la cual aun­que pue­de apli­car­se a sis­te­mas de dos ca­na­les, es mu­cho más efi­cien­te pa­ra com­po­nen­tes mul­ti­ca­nal su­rround pa­ra ci­ne en ca­sa. A fin de cuen­tas, con el tiem­po los me­ló­ma­nos tam­bién sue­len ser ci­né­fi­los y los vi­deó­fi­los se van afi­cio­nan­do al au­dio de ex­cep­ción.

A na­die le gus­tan los ca­bles, ex­cep­to a Noel Lee y de­más fa­bri­can­tes que han en­con­tra­do una mi­na de oro, la cual es­ta­ba a ras de pi­so. No hu­bo que ha­cer de­ma­sia­do pa­ra con­ven­cer a los afi­cio­na­dos al au­dio que, des­de los años ochen­ta, em­pe­za­ron a in­ver­tir can­ti­da­des es­tra­tos­fé­ri­cas en ca­bles. El te­ma se com­pli­có con los equi­pos pa­ra ci­ne en ca­sa. De por sí, te­ner cin­co bo­ci­nas se vuel­ve al­go en­go­rro­so e im­prác­ti­co en la ma­yo­ría de las ca­sas, po­ner ca­bles su­fi­cien­tes en ca­li­dad y ex­ten­sión se vol­vió en al­go que a los afi­cio­na­dos les pro­vo­ca­ba mo­les­tias, y a sus es­po­sas les subía la bi­li­rru­bi­na. Ca­bles por to­dos la­dos, no es al­go que le gus­te a la gen­te, ex­cep­to a los geeks y nerds de épo­cas pa­sa­das.

Hoy todo mun­do quie­re in­cor­po­rar­se al ám­bi­to wi­re­less, es nor­mal. Lo que la gen­te no sa­be es que el es­pec­tro de ra­dio­fre­cuen­cia se usa mu­chí­si­mo por lo tan­to es un es­pa­cio al­ta­men­te “con­ta­mi­na­do”, con­flic­ti­vo y sus­cep­ti­ble a in­ter­fe­ren­cias. En cuan­to a elec­tró­ni­ca de con­su­mo, hay mu­chas tec­no­lo­gías ope­ran­do au­dio y vi­deo a la vez: Wi­fi, Blue­tooth, Ai­rP­lay, ade­más de mu­chas tec­no­lo­gías pro­pie­ta­rias que se suben a las ban­das de 2.6 y 5 GHZ por lo ge­ne­ral.

Los in­ten­tos de li­brar­se de los ca­ble ha si­do un sue­ño de fa­bri­can­tes y afi­cio­na­dos. Mu­chas mar­cas de re­nom­bre lo han in­ten­ta­do con re­sul­ta­dos po­co agra­cia­dos. A re­cien­tes fe­chas, Dy­nau­dio, la mar­ca da­ne­sa ha im­ple­men­ta­do su sis­te­ma XEO, el cual sien­do inalám­bri­co con una tec­no­lo­gía pro­pie­ta­ria de la fir­ma, al pa­re­cer ha con­ven­ci­do a pe­rio­dis­tas y usua­rios. Pa­ra no ir le­jos, a nues­tro que­ri­do Ja­vier Uri­be lo de­jó bo­quia­bier­to.

Sin em­bar­go, las XEO su­fren del mis­mo pro­ble­ma que ha aque­ja­do a la in­dus­tria. No son com­pa­ti­bles con otras ca­jas o con otros com­po­nen­tes que no sean Dy­nau­dio.

WISA es una co­mu­ni­dad de desa­rro­lla­do­res que des­de 2011 han te­ni­do la en­co­mien­da de lo­grar un es­tán­dar en trans­mi­sión de au­dio pa­ra apli­ca­cio­nes re­si­den­cia­les. Su tec­no­lo­gía per­mi­te en­viar se­ña­les en has­ta diez me­tros (des­de la fuen­te has­ta el ac­tua­dor), lle­van­do au­dio en for­ma­tos sin com­pre­sión

y has­ta en al­ta re­so­lu­ción. Lo me­jor de todo es que WISA es un pro­to­co­lo abier­to y que per­mi­te la in­te­ro­pe­ra­bi­li­dad, lo que sig­ni­fi­ca que di­ver­sas mar­cas se han aco­gi­do al pro­yec­to. Así, una te­le­vi­sión, un

sound­bar, un re­cep­tor de AV, un sub­woo­fer o di­ver­sas bo­ci­nas pue­den usar­se y co­mu­ni­car­se en­tre sí, sin im­por­tar que sean de fa­bri­can­tes dis­tin­tos. Al fin.

An­tes de echar las cam­pa­nas al vue­lo, hay dos con­di­cio­nes que son in­he­ren­tes a WISA y que se­rán las li­mi­tan­tes de su ex­pan­sión:

• Las bo­ci­nas ne­ce­si­tan ser ac­ti­vas. Las ca­jas acús­ti­cas de­ben traer su pro­pio am­pli­fi­ca­dor in­terno.

• Las bo­ci­nas y de­más “pe­ri­fé­ri­cos” de­ben co­nec tar­se a la co­rrien­te eléc­tri­ca (AC 120 volts).

El te­ma de la co­rrien­te eléc­tri­ca “ca­blea­da” se­rá al­go con lo que ten­ga­mos que con­vi­vir to­da­vía du­ran­te va­rias dé­ca­das, así que va­ya­mos mi­ni­mi­zan­do es­ta que­ja.

Las bo­ci­nas ac­ti­vas son ya una cues­tión de ubi­cui­dad en nues­tra vida. Sin ir más le­jos, to­das esas pe­que­ñas bo­ci­nas por­tá­ti­les Blue­tooth tie­nen un di­mi­nu­to am­pli­fi­ca­dor in­terno; cla­ro, la ma­yo­ría de ellas tie­nen una ca­li­dad pau­pé­rri­ma, pe­ro no es el por el con­cep­to de au­to am­pli­fi­ca­ción, sino por una po­bre ins­tru­men­ta­ción.

Re­cor­de­mos que las ca­jas au­to-am­pli­fi­ca­das se usan des­de ha­ce mu­chí­si­mos años en el área pro­fe­sio­nal: en los es­tu­dios de gra­ba­ción el sis­te­ma de mo­ni­to­res de cam­po cer­cano y le­jano son bo­ci­nas ac­ti­vas, la ma­yo­ría de ellas ya con pro­ce­sa­dor DSP in­ter­cons­trui­do, ca­so de mar­cas co­mo

Ge­ne­lec, ATC, JBL o Neumann. Por otro la­do, en los gran­des ve­nues, los con­cier­tos de nues­tros ar­tis­tas fa­vo­ri­tos se so­no­ri­zan con sis­te­mas de arre­glos li­nea­les y de re­fuer­zos por de­lay, Mu­chos de esos sis­te­mas son au­to­am­pli­fi­ca­dos, don­de Me­yer

Sound re­sul­ta la mar­ca re­fe­ren­te.

Vol­va­mos a la ca­sa

¿Qué pa­sa cuan­do se quie­re ha­cer un ho­me the

ater? En la gran ma­yo­ría de los ca­sos, las bo­ci­nas tra­se­ras se con­vier­ten en un es­tor­bo. WISA po­dría cam­biar es­to. Sí, aun­que aho­ra hay que te­ner pre­sen­te que cer­ca de ca­da bo­ci­na de­be­ría­mos te­ner un to­ma­co­rrien­te AC. ¿Qué re­sul­ta más com­pli­ca­do? ¿Ti­rar 20 me­tros de ca­ble de bo­ci­nas des­de la ubi­ca­ción del re­cep­tor o im­ple­men­tar un con- tac­to de 120 volts cer­cano a la ca­ja? Cues­tión de en­fo­ques. En una ca­sa nue­va o en una re­mo­de­la­ción am­bas pre­rro­ga­ti­vas pue­den cum­plir­se.

A mu­chos nos po­dría de­cep­cio­nar WISA, A fin de cuen­tas, los ca­bles no se han ido pa­ra siem­pre, sin em­bar­go creo que no de­be­mos sos­la­yar es­te es­fuer­zo so­bre todo por el te­ma de po­der usar bo­ci­nas de di­ver­sas mar­cas y po­der­las ha­cer so­nar ya sea en un ci­ne en ca­sa o en un sis­te­ma de au­dio dis­tri­bui­do.

¿Có­mo fun­cio­na WISA?

Es­te nue­vo es­tán­dar ocu­pa el es­pec­tro de fre­cuen­cia co­no­ci­do co­mo U-NII, el cual ofre­ce un ca­nal e trans­mi­sión li­bre de in­ter­fe­ren­cias pa­ra dis­fru­tar au­dio in­clu­so de al­ta re­so­lu­ción. Pa­ra ase­gu­rar que ca­da con­su­mi­dor con­si­ga la ex­pe­rien­cia de al­ta ca­li­dad de au­dio y fa­ci­li­dad de uso in­de­pen­dien­te­men­te de la de­ci­sión en cuan­to a sis­te­mas, mar­cas y mo­de­los, WISA usa un pro­to­co­lo de prue­bas que ase­gu­ran que el com­po­nen­te que os­ten­ta el lo­go, pue­da in­ter­ope­rar sin de­gra­dar la ca­li­dad pro­me­ti­da.

Es­tas son las pro­me­sas de WISA

• Au­dio sin com­pre­sión de 24 bits: ca­li­dad HD “per­cep­ti­ble 50% me­jor que CD”.

• Sam­ple ra­te que em­pa­ta con el con­te­ni­do: 32, 44.1, 48 y 96 khz: so­ni­do na­tu­ral, has­ta dos ve­ces me­jor que CD con ca­li­dad HD Au­dio.

• Rá­pi­da de­tec­ción de erro­res y re­cu­pe­ra­ción de da­tos: so­ni­do inin­te­rrum­pi­do.

• La­ten­cia má­xi­ma ase­gu­ra­da y fi­ja a 5.1 mi­li­se­gun­dos: lipsync per­fec­to, res­pu es­ta ideal en vi­deo jue­gos.

• De­lay en­tre bo­ci­nas de +/- 1mi­cro­se­gun­do: ex­pe­rien­cia su­rround ca­li­dad ci­ne­ma.

• Am­pli­fi­ca­do­res y bo­ci­nas em­pa­ta­dos y ba­lan­cea­dos co­mo una uni­dad: mis­ma ca­li­dad del so­ni­do en to­das di­rec­cio­nes.

Las bo­ci­nas inalám­bri­cas de­ben te­ner su pro­pio am­pli­fi­ca­dor in­te­gra­do. Es­to sig­ni­fi­ca que am­pli­fi­ca­dor y bo­ci­nas son aco­pla­dos y em­pa­ta­dos en fa­se, ecua­li­za­dos y di­se­ña­dos pa­ra ope­rar uno con el otro ba­jo di­se­ño. Con bo­ci­nas ca­blea­das, el (pre) am­pli­fi­ca­dor de­be com­pen­sar la po­ten­cia ha­cia las bo­ci­nas y la res­pues­ta de fre­cuen­cia.

WISA pue­de re­pro­du­cir fuen­tes de au­dio co­di­fi­ca­das en MP3, Dolby Di­gi­tal, DTS, LPCM, in­clu­so di­ver­sos for­ma­tos a tra­vés de re­des. So­por­ta no­ve­do­sos có­dec sin com­pre­sión.

WISA evi­ta las fre­cuen­cias po­pu­la­res de au­dio di­gi­tal co­mo las que usa Wi­fi, Blue­tooth, baby mo­ni­tors y hor­nos de mi­cro­on­das.

Un set de fre­cuen­cias han si­do “abier­tas” in­ter­na­cio­nal­men­te sin ne­ce­si­dad de li­cen­cia (U-NII), es­to den­tro de la ban­da de RF de 5 GHZ, la cual re­quie­re ope­ra­ción ba­jo el lla­ma­do pro­ce­di­mien­to Dy­na­mic Fre­cuency Se­lec­tion (DFS).

Es­tas fre­cuen­cias fue­ron his­tó­ri­ca­men­te re­ser­va­das pa­ra apli­ca­cio­nes mi­li­ta­res y cli­má­ti­cas, pe­ro ape­nas ha­ce unos años que­da­ron li­bres y dis­po­ni­bles. Un trans­mi­sor WISA ope­ra en esa ban­da pe­ro con­ti­nua­men­te es­tá ras­trean­do que ca­nal es­tá com­ple­ta­men­te de­socu­pa­do. Pe­ro a la vez es­tá bus­can­do otro nue­vo ca­nal de­socu­pa­do, pa­ra que en ca­so de in­ter­fe­ren­cia brin­que al nue­vo ca­nal sin per­der ni un so­lo bit de in­for­ma­ción de au­dio.

Por la na­tu­ra­le­za de la ban­da de ra­dio de 5 GHZ y los es­tric­tos re­que­ri­mien­tos de DFS, es­tas fre­cuen­cias son de uso po­co fre­cuen­te, la ban­da U-NII tie­ne has­ta 24 ca­na­les dis­po­ni­bles, lo cual de­ja mu­cho es­pa­cio ra­dial li­bre in­clu­so a ve­ci­nos que cuen­ten con sis­te­mas WISA. Al tra­ba­jar en una ban­da de ra­dio lim­pia y usán­do­la com­ple­ta­men­te, prác­ti­ca­men­te to­dos los pro­ble­mas de con­fia­bi­li­dad con las co­mu­ni­ca­cio­nes inalám­bri­cas han si­do eli­mi­na­dos. WISA tam­po­co in­ter­fie­re con re­des exis­ten­tes, ni con Wi­fi.

Los com­po­nen­tes WISA son sim­ples de con­fi­gu­rar, bas­ta ubi­car las bo­ci­nas de ma­ne­ra con­ve­nien­te en la ha­bi­ta­ción, lue­go se co­nec­ta el trans­mi­sor (sea la TV, el lec­tor de dis­cos, la con­so­la de vi­deo­jue­gos, el re­cep­tor AV) y las bo­ci­nas a los to­ma­co­rrien­tes AC.

Los ca­na­les de au­dio (fron­ta­les, cen­tral, su­rround, tra­se­ras) son asig­na­dos a las bo­ci­nas de mo­do au­to­má­ti­co o por se­lec­ción en pan­ta­lla o a tra­vés de una apli­ca­ción mó­vil en IOS o An­droid. Me­dian­te es­ta in­ter­faz grá­fi­ca es po­si­ble “mo­ver” las bo­ci­nas en la ha­bi­ta­ción y el sis­te­ma ha­ce el ajus­te ne­ce­sa­rio en cuan­to a vo­lú­me­nes y de­lays apli­ca­dos en ba­se a la dis­tan­cia.

Res­pal­do de la in­dus­tria

El sis­te­ma de au­dio inalám­bri­co ya ha si­do im­ple­men­ta­do en va­rias mar­cas re­co­no­ci­das en el área de con­su­mo co­mo Bang & Oluf­sen, Da­lí, De­fi­ni­ti­ve Tech­no­lo­gies, En­cla­ve Wi­re­less Au­dio, Klipsch, Mar­tin Lo­gan, Mo­ni­tor Au­dio, Pa­ra­digm, Polk Au­dio, Vi­fa, Pio­neer, Onk­yo, Teac, Ant­hem, Au­ren­der, Fos­tex en­tre va­rios más. Así que pa­ra el 2016 es cuan­do ve­re­mos una bue­na can­ti­dad de pro­duc­tos cer­ti­fi­ca­dos WISA.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.