So­no­rá­mi­co.

home:tech magazine mexico - - CONTENIDO - Por Saúl Martínez

La pla­nea­ción: lla­ve de oro pa­ra el éxi­to de cual­quier pro­yec­to de au­dio ins­ta­la­do. No es un re­me­dio pa­ra to­dos los ma­les, pe­ro sí una ayu­da in­dis­pen­sa­ble.

Una vez lle­ga­do a es­te pa­so, con­ti­núa el plan pa­ra la ins­ta­la­ción:

• Je­fe o res­pon­sa­ble del equi­po

• Per­so­nal re­que­ri­do

• He­rra­mien­ta ne­ce­sa­ria

• Fe­cha de ins­ta­la­ción

• De­sa­rro­llo de la ins­ta­la­ción

• En­tre­ga del pro­yec­to

Je­fe o res­pon­sa­ble del equi­po

Una vez al­can­za­dos los acuer­dos y fir­ma­dos los con­tra­tos, de­be­mos asig­nar un res­pon­sa­ble en je­fe de la eje­cu­ción del pro­yec­to; es­ta per­so­na tie­ne la res­pon­sa­bi­li­dad de en­tre­gar en tiem­po y for­ma lo con­ve­ni­do. Es­ta­rá en con­tac­to siem­pre con el ven­de­dor has­ta el tér­mino de la obra, y se ha­rá res­pon­sa­ble de los ma­te­ria­les y he­rra­mien­ta de tra­ba­jo de ca­da in­te­gran­te del equi­po.

Per­so­nal re­que­ri­do

Es­ta per­so­na es­ta­rá a car­go tam­bién del per­so­nal de la ins­ta­la­ción; la se­lec­ción de la gen­te es­ta­rá ba­sa­da en el pre­su­pues­to. Asi­mis­mo, el je­fe de equi­po es­ta­rá a car­go de la coor­di­na­ción de los tiem­pos, del per­so­nal re­que­ri­do pa­ra po­der re­du­cir cos­tos.

He­rra­mien­ta ne­ce­sa­ria

Es res­pon­sa­bi­li­dad del je­fe ase­gu­rar­se de que ca­da miem­bro del equi­po lle­ve su he­rra­mien­ta com­ple­ta así co­mo de los in­su­mos pa­ra su tra­ba­jo, ya que es pér­di­da de tiem­po y di­ne­ro el man­dar de vuel­ta al per­so­nal por al­go que ol­vi­dó. Pin­zas de cor­te, ta­la­dros, bro­cas, cin­tas de ais­lar, ta­que­tes, pe­ga­men­to in­dus­trial, se­gue­tas, bro­chas, pin­tu­ras, lo­nas que nos ayu­den a re­te­ner el po­si­ble re­si­duo de ma­te­rial (co­mo me es­tá su­ce­dien­do en es­te mo­men­to, pues mien­tras es­cri­bo es­to mi com­pu se lle­na se ase­rrín).

Con la ayu­da de las fo­tos, pla­nos u otros ele­men­tos que po­da­mos dis­po­ner, el tiem­po so­bre todo se­rá me­jor ad­mi­nis­tra­do y se po­drá en­tre­gar el tra­ba­jo opor­tu­na­men­te.

Fe­cha de ins­ta­la­ción

Una vez reuni­da la mer­can­cía, equi­po y he­rra­mien­ta de tra­ba­jo, po­de­mos pro­ce­der a es­ta­ble­cer una fe­cha de ins­ta­la­ción, to­man­do en cuen­ta si el tra­ba­jo se re­quie­re los fi­nes de se­ma­na, días fes­ti­vos, o en coor­di­na­ción con otros ele­men­tos de la obra en cons­truc­ción. Los tra­ba­jos diur­nos o noc­tur­nos de­ben ser es­ta­ble­ci­dos des­de el con­tra­to (vis­tos cuan­do pre­gun­ta­mos so­bre las ne­ce­si­da­des del clien­te).

De­sa­rro­llo de la ins­ta­la­ción

Na­da de­be fal­tar en el mo­men­to de lle­gar al lu­gar pa­ra eje­cu­tar la ins­ta­la­ción. La pun­tua­li­dad es al­go que nos fa­ci­li­ta­rá un buen co­mien­zo; aca­tar las ins­truc­cio­nes y de­fi­nir ob­je­ti­vos du­ran­te la ins­ta­la­ción man­ten­drá el equi­po ocu­pa­do y con­cen­tra­do en su ob­je­ti­vo. Es­tar en co­mu­ni­ca­ción pa­ra cual­quier im­pre­vis­to es vi­tal, una per­so­na de aten­ción mé­di­ca nos po­drá apo­yar en al­gún asun­to de ur­gen­cia.

En­tre­ga del pro­yec­to

Una vez ter­mi­na­do el tra­ba­jo, no se nos ol­vi­de en­tre­gar una car­ta de fi­ni­qui­to del pro­yec­to. Es­ta­rán des­cri­tos los al­can­ces y lí­mi­tes del mis­mo, ade­más, el clien­te nos po­drá eva­luar el aca­ba­do, el tiem­po y sa­tis­fac­ción del mis­mo.

Con su fir­ma de re­ci­bi­do y co­men­ta­rios nos po­drá ayu­dar a con­se­guir más y me­jo­res con­tra­tos. Co­mo re­su­men, les pro­por­ciono en cua­dros si­nóp­ti­cos lo es­cri­to an­te­rior­men­te:

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.