Des­mi­ti­fi­car

home:tech magazine mexico - - EDITORIAL -

De­cía Raúl Tre­jo De­lar­bre que el in­ter­net era la “Nue­va Al­fom­bra Má­gi­ca” en eso que ha­ce más de dos dé­ca­das se co­men­za­ba a de­no­mi­nar la era de la información. Lo cier­to es que ni Ala­dino mis­mo –in­clui­do su ge­nio de la lám­pa­ra- hu­bie­ran po­di­do pre­de­cir lo ne­ce­sa­ria que se vol­ve­ría la ac­ti­vi­dad dia­ria de tre­par la al­fom­bra y tran­si­tar por la sú­per pis­ta de los bits.

Hoy, esa red que ha mu­ta­do a nu­be se ha vuel­to pe­re­ne en nues­tras vi­das, y la ama­mos y la odia­mos por las bue­nas y las ma­las que nues­tros jui­cios y, so­bre to­do, co­no­ci­mien­to pa­ra uti­li­zar­la nos per­mi­te. Con­vi­vir en ese ci­be­res­pa­cio ha re­que­ri­do y si­gue pi­dien­do de no­so­tros un pro­ce­so de adap­ta­ción cons­tan­te al que, da­da la can­ti­dad in­men­sa de da­tos que al­ma­ce­na, pri­me­ro que na­da hay que apren­der a fil­trar y des­car­tar; a ser se­lec­ti­vos y su­pe­rar las tram­pas de lo so­me­ro, del pla­gio y lo que no tie­ne sus­ten­to.

Por ello, el gran mi­to que su­pu­so po­dría­mos ob­te­ner to­das las res­pues­tas con un te­clear, lue­go un clic y, bueno, hoy a un de­da­zo, es el mis­mo que hoy nos pide po­ner freno pa­ra res­ta­ble­cer or­den y prio­ri­da­des; pa­ra ac­ti­var el pro­ce­so de apren­di­za­je fun­da­men­tal, el que cues­tio­na, com­pa­ra, de­du­ce, se­lec­cio­na y vuel­ve a usar con cri­te­rio pro­pio.

Así es­ta­mos hoy va­lo­ran­do con otros ojos a las voces au­to­ri­za­das en blogs, fo­ros, si­tios, pu­bli­ca­cio­nes y pro­gra­mas; so­pe­san­do con otros atri­bu­tos lo em­pí­ri­co y el DIY pa­ra asun­tos de ru­ti­na en la ca­sa, de die­tas, de ejer­ci­cios, de en­tre­te­ni­mien­to, et­cé­te­ra, a los que por su­pues­to no son aje­nas las in­quie­tu­des y cu­rio­si­da­des re­la­ti­va a las ma­te­rias que en es­ta re­vis­ta se atien­den so­bre las tec­no­lo­gías au­dio­vi­sua­les de al­to ni­vel apli­ca­das pa­ra nues­tro go­ce per­so­nal o co­lec­ti­vo.

Y qué bueno que sea así. Por­que no es na­rra­cio­nes fan­tás­ti­cas don­de es­tán las res­pues­tas de la al­ta fi­de­li­dad, co­mo en la vi­da, los atri­bu­tos de in­no­va­ción tie­nen su ori­gen y su ex­pli­ca­ción. Hay que co­no­cer­los y apren­der a usar­los con lo que tie­ne uno. Fil­trar y des­car­tar, lue­go aña­dir me­ticu­losi­dad pa­ra po­ner en eso que ha­ce­mos lo que nos ha­ce úni­cos.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.