Somfy TaHo­ma:

Con­fort, se­gu­ri­dad y aho­rro pa­ra co­nec­tar tu ho­gar

home:tech magazine mexico - - PORTADA - Por Marisol Pa­che­co @Mar­yso­lpa­che­co

Somfy es una de las mar­cas re­fe­ren­cia en ma­te­ria de mo­to­ri­za­ción de per­sia­nas, cor­ti­nas, pan­ta­llas de pro­yec­ción, shut­ters (per­sia­nas en­ro­lla­bles pa­ra uso ex­te­rior), tol­dos y ese uni­ver­so de apli­ca­cio­nes que im­pli­ca au­to­ma­ti­zar el mo­vi­mien­to y aper­tu­ra de ac­ce­sos en el ho­gar y la ofi­ci­na, pa­ra lo cual ha dic­ta­do cátedra en la crea­ción y me­jo­ra de dis­po­si­ti­vos y me­ca­nis­mos de ra­dio­con­trol, con­trol cen­tra­li­za­do, sen­so­res cli­má­ti­cos y pro­tec­ción con­tra in­tru­sos. Des­de el año pa­sa­do pre­sen­tó Taho­ma, su in­ter­faz de ges­tión es­ca­la­ble que cen­tra­li­za la au­to­ma­ti­za­ción de to­dos los equi­pos ins­ta­la­dos en ca­sa, ya sea que se es­té in si­tu o a ki­ló­me­tros de dis­tan­cia, con la cer­te­za de brin­dar con­fort, se­gu­ri­dad y aho­rro ener­gé­ti­co.

La in­no­va­ción de­trás del con­fort

Con más de tres dé­ca­das de exis­ten­cia, la com­pa­ñía de ori­gen fran­cés con se­de en Hau­te-sa­voie, se ha eri­gi­do co­mo un ba­luar­te pa­ra la in­no­va­ción y el de­sa­rro­llo que dic­ta la van­guar­dia en con­cep­tos co­mo la do­mó­ti­ca –en lo re­si­den­cial- y la ar­qui­tec­tu­ra sus­ten­ta­ble –en lo cor­po­ra­ti­vo y ur­bano-.

Es­pe­cia­lis­tas en el di­se­ño y pro­duc­ción de mo­to­res y con­tro­les pa­ra au­to­ma­ti­za­ción, con más de 500 pa­ten­tes, des­ta­can las re­la­cio­na­das con los pro­ce­sos de ra­dio­con­trol y mo­to­ri­za­ción, desa­rro­llos que han da­do ce­le­ri­dad a la elec­tró­ni­ca im­ple­men­ta­da en los úl­ti­mos años pa­ra in­te­grar los sis­te­mas que per­mi­ten con­tro­lar des­de aper­tu­ras de per­sia­nas has­ta el con­su­mo ener­gé­ti­co, me­dian­te re­des in­te­rio­res o ex­te­rio­res de co­mu­ni­ca­ción, an­tes en­la­za­das por ca­ble y hoy de for­ma inalám­bri­ca vía in­ter­net.

La visión de Somfy siem­pre ha si­do una: sim­pli­fi­car­nos la vida y brin­dar­nos con­fort. To­dos sus pro­duc­tos pa­ra au­to­ma­ti­za­ción se ri­gen ba­jo ese man­da­to, de ahí que, por ejem­plo, su tec­no­lo­gía de ra­dio­con­trol RTS ( Ra­dio Tec­no­lo­gía Somfy) se ade­cue al uso dia­rio que una per­so­na ocu­pa en su ho­gar y en­ton­ces con­si­de­rar des­de la du­ra­ción de las ba­te­rías en el dis­po­si­ti­vo de con­trol has­ta la po­si­bi­li­dad, co­mo ocu­rre aho­ra, de aña­dir a su in­ter­faz mó­vil el pro­to­co­lo de co­mu­ni­ca­ción bi­di­rec­cio­nal io, con el que el usua­rio no só­lo ve cum­pli­dos los comandos de aper­tu­ra o cie­rre, sino que tam­bién re­ci­be “avi­so” del es­ta­tus de la ta­rea so­li­ci­ta­da.

La tec­no­lo­gía io tu­vo su pri­me­ra apa­ri­ción en el año 2006; se tra­ta de un pro­to­co­lo abier­to de co­mu­ni­ca­ción que Somfy creó en alian­za con Ve­lux y Ho­ney­well, y que se iden­ti­fi­có co­mo la pri­me­ra ra­dio­tec­no­lo­gía con re­tro­ali­men­ta­ción – feed­back- que no só­lo se li­mi­ta­ba a man­dar ins­truc­cio­nes sino que ade­más ofre­cía el plus de in­di­car el es­ta­tus de la pe­ti­ción re­que­ri­da: al dar­se la in­ter­ac­ción en­tre los mo­to­res y los equi­pos de con­trol, se con­fir­ma­ba la fun­ción or­de­na­da y que és­ta se efec­tua­ra; cuan­do no es así, el pro­to­co­lo per­mi­te iden­ti­fi­car la na­tu­ra­le­za del pro­ble­ma y dón­de su­ce­dió, dán­do­le al usua­rio in­for­ma­ción pa­ra sa­ber exac­ta­men­te qué ocu­rre con su sis­te­ma de au­to­ma­ti­za­ción. El pro­to­co­lo io apa­re­ció así en equi­pos de con­trol co­mo Com­po­sio y Es­ce­nasy Im­pre­sa­rio.

Taho­ma, ex­pe­ri­men­tar las de­li­cias de un ho­gar co­nec­ta­do

Inalám­bri­ca, a la me­di­da y con po­si­bi­li­da­des de am­plia­ción, Taho­ma es una in­ter­faz de ges­tión pa­ra au­to­ma­ti­za­ción con la que des­de el

smartp­ho­ne, ta­blet o con­trol en ca­sa, se pue­den mo­to­ri­zar las per­sia­nas, ac­ce­sos, ilu­mi­na­ción y por­tón del ga­ra­je, con una pro­gra­ma­ción ul­tra sen­ci­lla que el usua­rio de­ter­mi­na y cam­bia, con­for­me a sus ne­ce­si­da­des de con­fort, se­gu­ri­dad y aho­rro de ener­gía; es­tan­do en su ca­sa o de via­je. Su ope­ra­ción es sim­ple, bá­si­ca­men­te co­mo des­car­gar y uti­li­zar cual­quier app de en­tre­te­ni­mien­to o ges­tión de con­te­ni­dos en in­ter­net, con las que ya se es­tá fa­mi­lia­ri­za­do: el usua­rio de­ter­mi­na los me­nús que re­quie­re, en es­te ca­so cua­tro glo­ba­les ( Mi Ho­gar, Mis Es­ce­na­rios, Mi Se­ma­na, Mis Sen­so­res) y asig­na los comandos pa­ra ges­tio­nar su sis­te­ma de do­mó­ti­ca, que si es­tá ar­ma­do con pro­duc­tos de Somfy, sim­pli­fi­ca­rá aún más el pro­ce­so, con la ven­ta­ja de que, si no fue­ra así, es com­pa­ti­ble con otros equi­pos y ges­to­res de au­to­ma­ti­za­ción dis­po­ni­ble en el mer­ca­do.

El in­ge­nie­ro, Ju­lio Camacho, téc­ni­co es­pe­cia­lis­ta de Somfy, des­cri­be así el con­tex­to en que, en nues­tro país, sus usua­rios han ve­ni­do adop­tan­do a Taho­ma: “Con Somfy ya te­nías mo­to­ri­za­das per­sia­nas,

shut­ters, pan­ta­llas, todo con sus res­pec­ti­vos con­tro­les des­de los cua­les el usua­rio pro­gra­ma es­ce­na­rios; lue­go pu­si­mos sen­so­res pa­ra ha­cer que, por ejem­plo, las per­sia­nas ba­ja­ran au­to­má­ti­ca­men­te al no de­tec­tar luz na­tu­ral; y en­ton­ces el pro­pio usua­rio nos fue exi­gien­do un po­co más y ese ex­tra te­nía que ver con la po­si­bi­li­dad de con­tro­lar­to­das las apli­ca­cio­nes mo­to­ri­za­das con Somfy des­de su te­lé­fono ce­lu­lar, por es­ta re­vo­lu­ción mó­vil de los smartp­ho­nes y las ta­blets. De­bi­do que Taho­ma es una in­ter­faz su­ma­men­te in­tui­ti­va, des­de que la des­car­gas, si ya es­tás fa­mi­lia­ri­za­do con la for­ma en que des­car­gas apli­ca­cio­nes pa­ra tu smartp­ho­ne o ta­ble­ta ve­rás que es lo mis­mo. En Taho­ma arras­tras el ícono, lo po­nes en tus pre­fe­ren­cias y lis­to; no ne­ce­si­tas ser un ex­per­to pro­gra­ma­dor pa­ra po­der es­ta­ble­cer sus fun­cio­nes”.

“Ade­más, los re­qui­si­tos pa­ra adop­tar Taho­ma son muy sim­ples: si el usua­rio fi­nal ya tie­ne pro­duc­tos Somfy ins­ta­la­dos, lo úni­co que ne­ce­si­ta es ac­ce­so a in­ter­net en ca­sa pa­ra des­car­gar la apli­ca­ción en su dis­po­si­ti­vo de elec­ción. La in­ter­ac­ción con Taho­ma, en cuan­to a pro­gra­ma­ción es­tá desa­rro­lla­da de una ma­ne­ra tan so­fis­ti­ca­da que lo ha­ce muy sim­ple pa­ra el usua­rio; es de­cir, to­da la es­truc­tu­ra de­trás es muy com­ple­ja pe­ro lo es en cuan­to al de­sa­rro­llo, por­que en lo que res­pec­ta a su con­fi­gu­ra­ción cual­quier per­so­na po­dría ha­cer ajus­tes, pro­gra­mar es­ce­na­rios, agre­gar

la­yers, qui­tar­los; po­ner y dar de ba­ja pro­duc­tos, todo de for­ma muy sen­ci­lla”.

“Eso es fun­da­men­tal pa­ra Somfy, que cual­quie­ra pue­da con­fi­gu­rar a su gus­to Taho­ma por­que si bien no­so­tros nos en­fo­ca­mos a un ti­po de usua­rio que es­tá fa­mi­lia­ri­za­do con equi­pos de au­to­ma­ti­za­ción, co­mo pue­den ser fa­bri­can­tes o dis­tri­bui­do­res de tol­dos, per­sia­nas o shut­ters, no ne­ce­sa­ria­men­te son es­pe­cia­lis­tas en con­trol y au­to­ma­ti­za­ción y se re­la­cio­nan con per­so­nas que se de­di­can al di­se­ño de in­te­rio­res, a la de­co­ra­ción, quie­nes han es­co­gi­do a Somfy, más no ne­ce­sa­ria­men­te van a te­ner una per­so­na en­fo­ca­da en con­trol que les re­suel­va ta­reas de pro­gra­ma­ción, en­ton­ces lo pue­den ha­cer ellos mis­mos sin que ha­ya un téc­ni­co de por me­dio. Lo mis­mo pa­sa con el usua­rio fi­nal, el que sin in­ter­me­dia­rios ad­quie­re nues­tros pro­duc­tos di­rec­to y se ha­ce car­go de con­fi­gu­rar lo que ne­ce­si­ta”.

Otras ven­ta­jas

Ade­más de ser una in­ter­faz in­tui­ti­va y fá­cil de pro­gra­mar, Taho­ma co­rres­pon­de al es­ti­lo de vida ac­tual don­de la ubi­cui­dad im­pe­ra, por eso su pro­to­co­lo de ges­tión pue­de ha­cer­se vía re­mo­ta. “Y esa es una ven­ta­ja cla­ve hoy”, aco­ta Ju­lio, “y si bien la con­fi­gu­ra­ción de es­te ac­ce­so re­mo­to pue­de te­ner un gra­do de com­ple­ji­dad, pues re­quie­re cier­to un co­no­ci­mien­to ma­yor al pro­me­dio en re­des, por si es ne­ce­sa­rio ha­cer al­gún ti­po de di­rec­cio­na­mien­to de puer­tos, con­fi­gu­rar Taho­ma pa­ra es­te fin es sen­ci­llo: se co­nec­ta di­rec­to a un ser­vi­dor y so­li­to va ha­cien­do el tra­ba­jo, le to­ma­rá unos mi­nu­tos la pri­me­ra vez que lo co­nec­tes, pe­ro es un soft­wa­re que se va abrien­do ca­mino, por así de­cir­lo, pa­ra que puedas te­ner el ac­ce­so re­mo­to, una vez que ha­yas ge­ne­ra­do un par de con­tra­se­ñas co­mo usua­rio y lis­to, así ya ten­drás tu apli­ca­ción de Taho­ma don­de quie­ra que es­tés y mo­di­fi­car­la cuan­do quie­ras”.

Su atri­bu­to inalám­bri­co es tam­bién im­por­tan­te pues per­mi­te ma­ne­jar to­dos los pro­duc­tos que se en­cuen­tren den­tro del al­can­ce que po­si­bi­li­ta la tec­no­lo­gía RTS, que cu­bre 20 me­tros atra­ve­san­do mu­ros de con­cre­to, o bien 80 me­tros al ai­re li­bre. “Si ubi­cas el pro­duc­to al cen­tro de una ca­sa, el ra­dio de 20 me­tros es su­fi­cien­te­men­te ro­bus­to pa­ra con­tro­lar tus pro­duc­tos mo­to­ri­za­dos, sin que ha­ya ca­bles de por me­dio”, apun­ta el es­pe­cia­lis­ta.

Así mis­mo se de­be des­ta­car la in­ser­ción del pro­to­co­lo

io, pues la ver­sión con és­te fue li­be­ra­da en ju­lio del pre­sen­te año pa­ra Mé­xi­co: “Con io y su co­mu­ni­ca­ción bi­di­rec­cio­nal, tie­nes más cer­te­za de la for­ma en que es­tá ope­ran­do tu sis­te­ma de au­to­ma­ti­za­ción por­que tie­nes es­ta re­tro­ali­men­ta­ción en­tre las fun­cio­nes que asig­nas a los pro­duc­tos y así sa­ber des­de su po­si­ción, has­ta có­mo hi­zo lo que le pe­dis­te; pue­des iden­ti­fi­car si la puer­ta del por­tón es­tá abier­ta o ce­rra­da e in­di­car que se ha­ga lo que ne­ce­si­tas en ca­so de que lo ha­yas ol­vi­da­do o si hu­bie­ra al­gún pro­ble­ma, te­ner el avi­so de que al­go pa­só”.

Com­pa­ti­bi­li­dad, mul­ti­equi­po y mul­ti­mar­ca

¿Qué pa­sa cuan­do en el sis­te­ma de au­to­ma­ti­za­ción no se tie­nen pro­duc­tos Somfy? ¿Es Taho­ma op­ción pa­ra ser el ges­tor de do­mó­ti­ca? Sin pro­ble­ma. “Somfy ya te­nía com­pa­ti­bi­li­dad con soft­wa­re de con­trol de otras mar­cas (más de un cen­te­nar de mo­de­los que com­pren­de mo­to­res, sen­so­res, de­tec­to­res, cá­ma­ras, ter­mos­ta­tos y adi­ta­men­tos pa­ra ilu­mi­na­ción), por ejem­plo con Phi­llips (ilu­mi­na­ción), Ve­lux (ven­ta­nas de te­cho), Ciat, Ho­ney­well, Atlan­tic, Hi­ta­chi (cli­ma); y tam­bién, gra­cias al pro­to­co­lo Zig­bee1, po­de­mos ope­rar con cual­quier pro­duc­to que ten­ga és­te. Así mis­mo tra­ba­ja sin con­flic­tos con otros pro­to­co­los de ra­dio, co­mo lo es el pro­pio io que, co­mo men­cio­né, ya es­tá en va­rios pro­duc­tos. To­das es­tas tec­no­lo­gías son inalám­bri­cas y Taho­ma ya lo ofre­ce, así que se pue­den ope­ra sin pro­ble­ma otros equi­pos y mar­cas con nues­tra in­ter­faz”, acla­ra Ju­lio.

Ser­vi­cio y aten­ción al clien­te, el se­llo de la ca­sa

Con dos dé­ca­das de exis­ten­cia en Mé­xi­co, Somfy ha ga­na­do pres­ti­gio por el va­lor agre­ga­do que con­lle­va te­ner un im­pe­ca­ble ser­vi­cio téc­ni­co, de aten­ción al clien­te y de ga­ran­tía pa­ra quie­nes eli­gen sus pro­duc­tos.

Y, si bien Taho­ma se ofre­ce co­mo una so­lu­ción de do­mó­ti­ca in­tui­ti­va, cu­ya ins­ta­la­ción y pro­gra­ma­ción es sen­ci­lla y prác­ti­ca­men­te li­bre de in­ter­me­dia­rios, Somfy cu­bre cual­quier im­pre­vis­to con su repu­tado call cen­ter y aten­ción in si­tu, si és­ta es re­que­ri­da, en to­dos los es­ta­dos de la Re­pú­bli­ca Mexicana. “So­mos un gran equi­po de pro­fe­sio­na­les los que es­ta­mos en la em­pre­sa, con un gru­po de in­ge­nie­ros que da so­por­te téc­ni­co y del que yo es­toy a car­go, don­de lo prin­ci­pal que ofre­ce­mos es un ser­vi­cio te­le­fó­ni­co las 24 ho­ras, los sie­te días de la se­ma­na; es nues­tro 01800 al cual se pue­den co­mu­ni­car en ca­so de que fa­lle el equi­po o pa­ra re­ci­bir cual­quier ti­po de ase­so­ría. Y si por al­gu­na ra­zón no po­de­mos ayu­dar vía te­le­fó­ni­ca, te­ne­mos a los in­ge­nie­ros lis­tos pa­ra acu­dir di­rec­ta­men­te de Somfy a tu ca­sa, pre­via ci­ta. Nues­tra aten­ción la da­mos a cual­quier par­te de la re­pú­bli­ca y ofre­ce­mos cin­co años de ga­ran­tía en el pro­duc­to, lo que no cual­quier fa­bri­can­te -o muy po­cos lo ofre­cen-, y eso es al­go bas­tan­te im­por­tan­te por­que sa­bes que tie­nes el res­pal­do to­tal de la mar­ca”, ex­po­ne or­gu­llo­so Ju­lio. Somfy y Taho­ma ra­ti­fi­can el lu­gar de la fir­ma fran­ce­sa co­mo un es­tan­dar­te en ma­te­ria de do­mó­ti­ca re­si­den­cial. No se equi­vo­can al afir­mar que tie­nen en es­ta in­tui­ti­va in­ter­faz la lla­ve pa­ra con­ce­bir el “con­fort co­nec­ta­do” de to­dos los sis­te­mas de au­to­ma­ti­za­ción de nues­tra ca­sa: ilu­mi­na­ción (na­tu­ral y ar­ti­fi­cial), cli­ma, puer­tas, se­gu­ri­dad, et­cé­te­ra, todo a un clic en nues­tro dis­po­si­ti­vo mó­vil o des­de la lap­top, ya sea que es­te­mos en el cuar­to o dis­fru­tan­do de las va­ca­cio­nes, y con el ex­tra de re­ci­bir aler­tas de in­ci­den­tes si es­tos ocu­rrie­sen.

Ade­más nos ayu­da a man­te­ner el im­pac­to de nues­tra hue­lla de car­bono en el ám­bi­to sus­ten­ta­ble, al mo­ni­to­rear el uso de la ener­gía tan­to na­tu­ral co­mo ar­ti­fi­cial, y el im­pac­to en aho­rro que ello im­pli­ca tam­bién pa­ra nues­tro bol­si­llo.

Taho­ma es pues una op­ción ami­ga­ble y de van­guar­dia pa­ra la au­to­ma­ti­za­ción de nues­tro ho­gar. HT

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.