So­no­rá­mi­co.

ta­xo­no­mía bá­si­ca

home:tech magazine mexico - - CONTENIDO - Por Saúl Mar­tí­nez Sal­me­rón

Va de nue­vo: he aquí el a,b, c que se de­be sa­ber so­bre los au­dí­fo­nos.

Un ele­men­to que de se­gu­ro to­dos he­mos te­ni­do en al­gún mo­men­to pa­ra es­cu­char nues­tra mú­si­ca es el au­dí­fono. Des­de prin­ci­pios de los años ochen­ta, con la apa­ri­ción del Walk­man, los se­res te­rres­tres co­men­za­mos a uti­li­zar un dis­po­si­ti­vo que se en­chu­fa­ba a una sa­li­da de au­dio y su co­nec­tor de 3.8 mm es­té­reo nos da­ba, por fin, un apa­ra­to de so­ni­do per­so­nal y por­tá­til.

Pa­ra en­ton­ces la re­pro­duc­ción de las cin­tas (Com­pact Ca­set­te) era es­cu­cha­da a tra­vés de los Cas­cos, unos sen­ci­llos y li­via­nos au­ri­cu­la­res cu­bier­tos de po­liu­re­tano (al­moha­di­llas) mon­ta­dos en una dia­de­ma de alu­mi­nio se­mi­fle­xi­ble.

La pri­me­ra ex­pe­rien­cia nun­ca se ol­vi­da, so­ni­do de ca­li­dad acep­ta­ble a pre­cio real­men­te eco­nó­mi­co, pe­ro no nos pu­di­mos con­for­mar con ello y la in­dus­tria pron­to los fa­bri­có en di­ver­sos

ta­ma­ños y co­lo­res.

Ca­rac­te­rís­ti­cas prin­ci­pa­les

Un au­dí­fono es­tá com­pues­to por unos trans­duc­to­res (lo que quie­re de­cir que con­vier­te una ener­gía a otra, en es­te ca­so de eléc­tri­ca a acús­ti­ca), mis­mos que tra­ba­jan cuan­do se le in­du­ce una se­ñal de co­rrien­te al­ter­na a la bo­bi­na, la cual in­te­rac­túa con un pe­que­ño imán, pro­vo­can­do así el mo­vi­mien­to pis­tó­ni­co del dia­frag­ma, ha­cia de­lan­te y ha­cia

atrás, lo que pro­du­ce el so­ni­do. El ta­ma­ño del dia­frag­ma in­di­ca con qué fa­ci­li­dad re­pro­du­ce cier­tas fre­cuen­cias, en­tre más gran­de los to­nos gra­ves se es­cu­cha­ran más na­tu­ra­les.

Sus bo­bi­nas son de co­bre, sus ima­nes pue­den ser de fe­rri­ta o de neo­di­mio, es­te úl­ti­mo per­mi­te que su mag­ne­tis­mo per­du­re por mu­cho más tiem­po, ade­más de ser más li­viano.

En­tre sus ca­rac­te­rís­ti­cas po­de­mos en­con­trar lo si­guien­te: Res­pues­ta en fre­cuen­cia Sen­si­bi­li­dad Im­pe­dan­cia Po­ten­cia de en­tra­da má­xi­ma Ti­po de au­dí­fono Ma­te­ria­les uti­li­za­dos

Res­pues­ta de fre­cuen­cia

Es­te da­to nos di­rá a qué fre­cuen­cias de so­ni­do es ca­paz de re­pro­du­cir nues­tro au­dí­fono, pe­ro ojo, los fa­bri­can­tes sue­len co­lo­car un da­to más que, si no po­ne­mos aten­ción pen­sa­re­mos que uno es me­jor que otro o que sue­nan igual, es­te da­to se ex­pre­sa en +- db. Ejem­plo: 20Hz-20khz +- 5 db 20Hz-20khz +- 10 db Eso sig­ni­fi­ca que su cur­va de res­pues­ta no em­pie­za exac­ta­men­te al mis­mo ni­vel que to­das las fre­cuen­cias des­de la más ba­ja a la más al­ta, pu­dien­do ser que: 20 Hz-20khz+-10 db real­men­te es (30Hz-18khz +- 5 db).

Hay mar­cas que pro­me­ten brin­dar so­ni­dos su­pe­rio­res a los 20khz, y nos pre­gun­ta­re­mos, ¿los oi­re­mos? Por su­pues­to que no, sin em­bar­go es­te ni­vel de se­ña­les pue­den ser cap­ta­das por otras par­tes de nues­tro ce­re­bro, brin­dan­do una sen­sa­ción de gus­to o de re­cha­zo.

La au­di­ción ideal res­pon­de a la mis­ma sen­si­bi­li­dad en to­do el ran­go de fre­cuen­cias de 20 Hz a 20 KHZ, una per­so­na sa­na sin pro­ble­mas au­di­ti­vos tie­ne una res­pues­ta en fre­cuen­cia ca­si pla­na has­ta los 6 KHZ de ahí va per­dien­do sen­si­bi­li­dad a fre­cuen­cias más al­tas.

Las fre­cuen­cias ul­tra­só­ni­cas ha­cen re­so­nan­cia con el cuer­po hu­mano y con el sis­te­ma ner­vio­so.

Sen­si­bi­li­dad

El nú­me­ro es ex­pre­sa­do en db SPL/MW, lo que nos da idea de cuán­ta pre­sión so­no­ra en­tre­gan, con un so­lo watt de po­ten­cia a una fre­cuen­cia de 1 khz. ¿Y có­mo sa­ber cuán­ta pre­sión so­no­ra ne­ce­si­ta­mos?

Exis­ten re­gu­la­cio­nes so­bre el ni­vel de so­ni­do y el tiem­po al cual es­ta­re­mos ex­pues­tos, las nor­mas OSHA ( Ad­mi­nis­tra­ción de

la Sa­lud y Se­gu­ri­dad Ocu­pa­cio­nal) de los Es­ta­dos Uni­dos,

in­di­ca los va­lo­res si­guien­tes:

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.