CI­NE EN CA­SA

home:tech magazine mexico - - PORTADA -

El ci­ne es fas­ci­nan­te; nos pro­vo­ca emo­cio­nes a flor de piel. Es la com­bi­na­ción en­tre una pan­ta­lla gi­gan­te y un sis­te­ma de so­ni­do en­vol­ven­te que nos ge­ne­ran un am­bien­te ex pro­fe­so pa­ra in­vo­lu­crar­nos en un dra­ma que suel­ta la lá­gri­ma, en una cin­ta de lo ab­sur­do que sin em­bar­go nos pro­du­ce ca­rre­ta­das de ri­sas o esas aven­tu­ras fan­tás­ti­cas que nos ha­cen so­ñar. El ci­ne tam­bién pue­de ser un ca­tar­sis den­tro del ho­gar, pa­ra ello hay que in­ver­tir tiem­po, di­ne­ro y es­fuer­zo pa­ra lo­grar­lo. He aquí una guía bá­si­ca pa­ra ha­cer­lo bien y no de­ser­tar en el in­ten­to.

De 1997 a 2015

Ci­ne en Ca­sa, Ho­me Thea­ter, Tea­tro en Ca­sa… son va­rias las for­mas de lla­mar­le a es­te con­cep­to que aun­que na­ció al­gu­nas dé­ca­das atrás (con los VHS tam­bién se po­día ge­ne­rar un so­ni­do en­vol­ven­te analó­gi­co gra­cias al pri­mi­ti­vo Dolby Pro-lo­gic), no fue sino has­ta 1997 con la lle­ga­da del DVD que ex­plo­tó ma­si­va­men­te. En cuan­do la pri­mer fuen­te au­dio­vi­sual di­gi­tal tu­vo un for­ma­to uni­ver­sal que pri­vi­le­gió la ca­li­dad del vi­deo y del au­dio. Así pu­di­mos sa­bo­rear la pri­me­ra olea­da del con­cep­to. Bas­ta­ba un re­pro­duc­tor de DVD, un re­cep­tor de 5.1 ca­na­les, 5 bo­ci­nas y un sub­woo­fer y una te­le­vi­sión de 42”. Eso nos ha­cía fe­li­ces en ese en­ton­ces. Hoy las co­sas son di­fe­ren­tes, hay va­rias aris­tas de la idea, por un la­do no po­de­mos ne­gar que po­de­mos dis­fru­tar de una ima­gen Full HD o

UHD que ni si­quie­ra so­ñá­ba­mos y el au­dio ha so­bre­pa­sa­do el asun­to de “los ca­na­les” pa­ra po­si­cio­nar­se con el au­dio mul­ti­di­men­sio­nal ba­sa­do en “ob­je­tos so­no­ros”, al­go de lo que pre­di­ca Dolby At­mos, DTS:X o Au­ro 3D. Ca­da vez es más co­mún ver te­le­vi­sio­nes pla­nas de 70, 80 y 90 pul­ga­das – ya una te­le­vi­sión de 50” se con­si­de­ra chi­ca- in­clu­so pa­ra los más osa­dos ya no re­sul­ta tan com­pli­ca­do po­ner pan­ta­lla y pro­yec­tor que ge­ne­ren imá­ge­nes de 120-160 pul­ga­das.

El Ci­ne en Ca­sa es un con­cep­to que evo­lu­cio­na to­dos los días. Mu­chos le han sen­ten­cia­do su muer­te y sim­ple­men­te lle­ga un nue­vo re­vul­si­vo de la in­dus­tria pa­ra que, gra­cias a un ata­que mer­ca­do­ló­gi­co, nue­va­men­te nos en­gan­che­mos con la tec­no­lo­gía. Pe­ro a fin de cuen­tas de­be­ría­mos dis­fru­tar el ci­ne y no es­tar an­gus­tia­dos por la res­pues­ta de fre­cuen­cia de las bo­ci­nas o la po­ten­cia ex­tre­ma de los am­pli­fi­ca­do­res. Es pre­ci­so de­jar­se lle­var por la emo­ción del sép­ti­mo ar­te, cuan­do lo lo­gre­mos se­re­mos con­su­mi­do­res ver­da­de­ra­men­te fe­li­ces.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.