Har­mony Smart Con­trol y Har­mony Ho­me Con­trol.

home:tech magazine mexico - - CONTENIDO - Por Eli­seo Ve­ga H.

Re­cor­de­mos que Har­mony fue la pri­me­ra com­pa­ñía de con­tro­les re­mo­tos en in­cor­po­rar el con­cep­to de “ac­ti­vi­da­des”, así una vez que se con­fi­gu­ra el con­trol re­mo­to, es po­si­ble opri­mir un so­lo bo­tón el cual eje­cu­ta­rá una ca­de­na de man­dos (un ma­cro) que ha­rán que ca­da com­po­nen­te in­vo­lu­cra­do en de­ter­mi­na­da ac­ti­vi­dad res­pon­da de ma­ne­ra in­me­dia­ta y se­cuen­cial.

Smart Con­trol Ten­go más de un año usan­do el con­trol re­mo­to Lo­gi­tech Har­mony Smart Con­trol, con el cual bá­si­ca­men­te con­tro­lo los equi­pos de mi Ho­me-of­fi­ce. Se tra­ta de un man­do a dis­tan­cia re­la­ti­va­men­te sen­ci­llo, pe­ro po­de­ro­so a la ho­ra de ges­tio­nar un sis­te­ma que in­clu­ya has­ta ocho com­po­nen­tes. La idea es que ade­más de ocu­par el con­trol re­mo­to fí­si­co, Har­mony per­mi­te em­plear nues­tro smartp­ho­ne ( IOS o An­droid) co­mo man­do a dis­tan­cia, pa­ra ello bas­ta “ba­jar” la app des­de la tien­da de apli­ca­cio­nes de itu­nes o Goo­gle Play.

El Smart Con­trol se acom­pa­ña de un Smart Hub, una pe­que­ña ca­ji­ta ne­gra, una in­ter­faz que con­vier­te los pul­sos RF (del con­trol re­mo­to fí­si­co) o pul­sos Wi­fi (ge­ne­ra­dos des­de el ipho­ne) en comandos IR pa­ra con­tro­lar la gran ma­yo­ría de los com­po­nen­tes au­dio­vi­sua­les; aun­que tam­bién es ca­paz de usar comandos Blue­tooth pa­ra ges­tio­nar -por ejem­plo- una con­so­la de vi­deo Plays­ta­tion o Wii. Es una gran ven­ta­ja que el con­trol re­mo­to fí­si­co ope­re en RF, de es­ta ma­ne­ra no ha­brá que es­tar apun­tan­do a los equi­pos, en otras pa­la­bras no ne­ce­si­ta lí­nea de vis­ta. Ade­más el man­do a dis­tan­cia re­sul­ta li­ge­ro y del­ga­do. El úni­co gran “pe­ro”, es que no tie­ne nin­gu­na mi­cro pan­ta­lla y ni si­quie­ra es re­tro­ilu­mi­na­do. Lo­gi­tech asu­me que si es­tás a os­cu­ras usa­ras tu ipho­ne o An­droid co­mo tu con­trol re­mo­to al­ter­na­ti­vo.

Pa­re­ce ra­ro que el es­tán­dar IR si­ga ope­ran­do co­mo el fa­vo­ri­to en­tre los fa­bri­can­tes de com­po­nen­tes pa­ra Ho­me Thea­ter; es ex­tra­ño por­que en mu­chos otros seg­men­tos de la elec­tró­ni­ca de en­tre­te­ni­mien­to se usa Wi­fi o Blue­tooth pa­ra todo. Así que el Smart Con­trol es un com­po­nen­te hí­bri­do; un en­la­ce en­tre to­das es­tas tec­no­lo­gías de trans­mi­sión inalám­bri­ca.

Si bien es cier­to que es un pro­duc­to de pre­cio muy mo­de­ra­do (en Mé­xi­co se en­cuen­tra en­tre 1600 y 2000 pe­sos), es ideal só­lo pa­ra aquel afi­cio­na­do que tie­ne al­gún do­mi­nio téc­ni­co en re­des y soft­wa­re, no di­go que sea pa­ra ex­per­tos, sim­ple­men­te que se re­quie­re pa­cien­cia pa­ra echar­lo a an­dar.

El Hub es­tá di­se­ña­do pa­ra aco­mo­dar­se –por ejem­plo- en el mue­ble de la te­le­vi­sión y así “dis­pa­rar” o emi­tir los comandos re­mo­tos (vía in­fra­rro­jos) pa­ra así con­tro­lar to­dos los com­po­nen­tes de nues­tra sa­la o ci­ne en ca­sa. Al pa­re­cer la po­ten­cia IR del Hub es bas­tan­te pues nun­ca he te­ni­do pro­ble­ma al­guno en la res­pues­ta de los equi­pos que tie­nen IR. Adi­cio­nal­men­te el pa­que­te in­clu­ye un

emi­sor RF ca­blea­do, el cual se co­nec­ta en un puer­to tra­se­ro del Hub y sir­ve pa­ra man­dar se­ña­les IR a lu­ga­res es­con­di­dos o a com­po­nen­tes que se en­cuen­tren den­tro de un mue­ble o rack con puer­tas.

Es de agra­de­cer que pue­da con­tro­lar el PS3 –el cual no cuen­tan con un re­cep­tor IR- es­ta con­so­la es po­si­ble ma­ne­jar­la só­lo me­dian­te Blue­tooth y es­to lo ha­ce real­men­te bien el Smart Con­trol de Har­mony Lo­gi­tech. Por el mo­men­to to­da­vía no es po­si­ble con­tro­lar PS4; no es­tá dis­po­ni­ble el dri­ver o pro­fi­le de con­trol.

El con­trol re­mo­to fí­si­co es muy agra­da­ble al tac­to, es li­ge­ro y pue­de sos­te­ner­se con una so­la mano sin sen­tir­se pe­sa­do du­ran­te lar­gos pe­río­dos. Cu­rio­sa­men­te em­plea una ba­te­rías re­don­da y pla­na ti­po re­loj (CR2032), la cual pro­me­te una vida de has­ta un año (en mi ca­so, ni si­quie­ra he cam­bia­do la men­cio­na­da ba­te­ría).

El la­yout del man­do a dis­tan­cia es muy agra­da­ble a la vis­ta y se do­mi­na al tac­to a los po­cos días de em­pe­zar a usarlo. El bo­tón de apa­ga­do to­tal se en­cuen­tra has­ta arri­ba, por de­ba­jo el Har­mony alo­ja los tres bo­to­nes de ac­ti­vi­da­des (los úni­cos en co­lor gris y con icono de Mú­si­ca, TV y Ci­ne), que con opre­sión lar­ga sos­te­ni­da pue­den ge­ne­rar otras tres ac­ti­vi­da­des a ele­gir por el usua­rio. Lue­go se ubi­can los bo­to­nes de trans­por­te ( FF, Play, Pau­se, Stop, re­wind), más aba­jo unos bo­to­nes per­so­na­li­za­bles de co­lo­res. Lue­go se po­si­cio­nan los con­tro­les pa­ra DVR, Set top box y TV (me­nú, cam­bio de ca­nal, ajus­te de vo­lu­men, mu­te). Fi­nal­men­te se ve el te­cla­do nu­mé­ri­co.

La app Har­mony re­sul­ta muy efec­ti­va y has­ta ex­ten­si­va de lo que se pue­de ha­cer con el man­do a dis­tan­cia. Pa­ra los aman­tes de los smartp­ho­nes, sim­ple­men­te no hay me­jor sis­te­ma de con­trol, a un pre­cio real­men­te ba­jo.

Ho­me Con­trol

Aho­ra me aca­ba de lle­gar el nue­vo Har­mony Ho­me Con­trol, el cual bá­si­ca­men­te es un Smart Con­trol ac­tua­li­za­do, el cual me­jo­ra la po­si­ción de al­gu­nos bo­to­nes (los de trans­por­te aho­ra es­tán la par­te ba­ja del con­trol y no arri­ba), pe­ro lo que des­ta­ca es que aho­ra cuen­ta con te­clas de­di­ca­das pa­ra sis­te­mas de con­trol co­mo las lu­mi­na­rias Phi­lips Hue, los con­tac­tos Smart Bel­kin o los ter­mos­ta­tos Nest. Por lo de­más es idén­ti­co (un Hub, un emi­sor IR, un man­do fí­si­co y la app pa­ra smartp­ho­ne y ta­blet) y se com­por­ta de igual ma­ne­ra que el Smart Con­trol del año pa­sa­do.

En Mé­xi­co es po­si­ble en­con­trar­lo en­tre 2800 y 3500 pe­sos. Ca­be aco­tar que la nue­va ac­tua­li­za­ción de la app Har­mony pa­ra ipad y ipho­ne la ha­ce mu­cho más ami­ga­ble a la ho­ra de con­fi­gu­rar, aun­que yo si­go pre­fi­rien­do el set-up vía mi

Mac­book Pro. En cuan­to a la con­fi­gu­ra­ción y “pro­gra­ma­ción” (por lla­mar­la de al­gu­na ma­ne­ra) es un po­co la­bo­rio­sa y re­quie­re pa­cien­cia. Hay que crear una cuen­ta de usua­rio den­tro de My­har­mony y ba­jar el soft­wa­re a la compu­tado­ra (o la app a la ta­blet o smartp­ho­ne). Bas­ta in­di­car­le mar­ca y mo­de­lo de ca­da com­po­nen­te (es­to ya vie­ne pre­car­ga­do en la ba­se de da­tos de Lo­gi­tech, la cual ase­gu­ra es com­pa­ti­ble con más de 225,000 dis­po­si­ti­vos). Lue­go hay ir crean­do la ac­ti­vi­dad, in­di­cán­do­le qué com­po­nen­tes de­ben agru­par­se en de­ter­mi­na­da ac­ti­vi­dad (es­cu­char mú­si­ca, ver la TV, ver pe­lí­cu­las, et­cé­te­ra). Los comandos y la se­cuen­cia ma­cro las eje­cu­ta de ma­ne­ra so­ber­bia el soft­wa­re Har­mony.

El nue­vo Ho­me Con­trol aho­ra per­mi­te crear “ac­ti­vity trig­ger”, lo que sig­ni­fi­ca agre­gar ho­ra­rios pa­ra los nue­vos ele­men­tos co­mo las lu­ces. Así las Hue por ejem­plo se pue­den apa­gar en la ac­ti­vi­dad “Ver pe­lí­cu­las”. Al in­cor­po­rar nue­vos dis­po­si­ti­vos “in­te­li­gen­tes” el soft­wa­re su­gie­re in­cor­po­rar­los a una ac­ti­vi­dad.

Lí­neas arri­ba de­cía que hay que te­ner pa­cien­cia pues la con­fi­gu­ra­ción y pues­ta en mar­cha lle­va tiem­po. No todo que­da “a la pri­me­ra”. A ve­ces cier­tos com­po­nen­tes no ha­cen lo que de­be­rían de acuer­do a la se­cuen­cia de ma­cros. En mi ca­so, un swit­cher

HDMI de la mar­ca Oc­ta­va fue el más com­pli­ca­do de con­tro­lar, pe­ro des­pués de va­rios in­ten­tos, se pu­do.

Pa­ra quie­nes les gus­ta to­da­vía lo más com­pli­ca­do, es po­si­ble per­so­na­li­zar los bo­to­nes, es­to de acuer­do a los gus­tos o ne­ce­si­da­des de ca­da usua­rio. Ha­cer es­to re­quie­re mu­cho tiem­po, de ver­dad. Es­to se pue­de ha­cer tam­bién en la app pa­ra mó­vi­les.

Una vez he­cha la pro­gra­ma­ción, en lo per­so­nal pre­fie­ro usar ca­si siem­pre el con­trol re­mo­to fí­si­co, es al­go más “or­gá­ni­co”, con ma­yor usa­bi­li­dad y con lo que he­mos es­ta­dos acos­tum­bra­dos por dé­ca­das. Cla­ro, en esos mo­men­to en que se en­cuen­tra per­di­do de­ba­jo del so­fá o la ca­ma, sim­ple­men­te pue­des usar el ipho­ne pa­ra ma­ne­jar todo tu sis­te­ma sin pro­ble­mas.

Sin em­bar­go si hay di­fe­ren­cias que en oca­sio­nes le otor­gan ven­ta­ja a la app, por ejem­plo ma­ne­jar las lu­ces Hue. Con el con­trol re­mo­to no se pue­de cam­biar el co­lor, só­lo va­riar la in­ten­si­dad de la luz. Con la app, si se pue­de ha­cer que los co­lo­res de las

Hue se ajus­ten co­mo se desee o ir es­pe­cí­fi­ca­men­te a una de las lu­mi­na­rias a con­tro­lar.

Pe­ro hay que ser cla­ro, la app de Har­mony no es sus­ti­tu­ta de la app Phi­lips Hue. No hay com­pa­ra­ción, la apli­ca­ción na­ti­va pa­ra las lu­ces es mu­chí­si­mo me­jor.

En cuan­to al con­trol del ci­ne en ca­sa, me gus­ta mu­chí­si­mo el Ho­me Con­trol. Todo fun­cio­na siem­pre y sin con­tra­tiem­pos. Las “ac­ti­vi­da­des” re­sul­tan muy sen­ci­llas de com­pren­der, así que la ma­ni­pu­la­ción del man­do a dis­tan­cia es mí­ni­ma. Mi re­co­men­da­ción es ab­so­lu­ta.

Con­clu­sión

Am­bos con­tro­les re­mo­tos re­sul­tan idea­les pa­ra el afi­cio­na­do al en­tre­te­ni­mien­to en ca­sa que po­see un sis­te­ma mid-fi y que no pre­ten­de in­ver­tir más de 3 mil pe­sos en un con­trol re­mo­to. Es una com­pra re­co­men­da­da a ojos ce­rra­dos.

No to­dos que­re­mos y no to­dos po­de­mos te­ner un sis­te­ma de con­trol de al­to desem­pe­ño pa­ra nues­tra sa­la de TV. A cual­quie­ra le emo­cio­na­ría te­ner una pan­ta­lla tác­til que ha­ga la ma­gia que su­po­ne la do­mó­ti­ca. Sin em­bar­go, pa­ra quien es­té bus­can­do el me­jor con­trol re­mo­to uni­ver­sal a un pre­cio real­men­te ba­jo, la op­ción se lla­ma Lo­gi­tech Har­mony. Du­ran­te al­gún tiem­po he­mos usa­do el Smart

Con­trol y el Ho­me Con­trol y no po­de­mos más que afir­mar que el di­ne­ro pa­ga­do por ellos, re­sul­ta la me­jor in­ver­sión pa­ra un ci­ne en ca­sa.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.