La ma­gia del ci­ne en ca­sa

home:tech magazine mexico - - DEL EDITOR -

Se tra­ta del in­com­pa­ra­ble ar­te de con­tar his­to­rias en imá­ge­nes. Eso es el ci­ne. Asis­ti­mos a él por­que nos re­tra­ta en­te­ros, en nues­tra lu­mi­no­sa y os­cu­ra con­di­ción hu­ma­na y tam­bién por­que de­ve­la ese es­ce­na­rio don­de “nos pa­re­ce po­si­ble” ma­te­ria­li­zar los sue­ños y la fic­ción; de­jar­nos ser mun­da­nos y su­per­hé­roes du­ran­te po­co más de ho­ra y me­dia.

Y el ci­ne lo pue­de todo eso por­que en gran me­di­da, ha si­do una de las ac­ti­vi­da­des ar­tís­ti­cas que ha des­per­ta­do la cu­rio­si­dad e in­ven­ti­va tec­no­ló­gi­ca des­de que los her­ma­nos Lu­miè­re al­te­ra­ran la ca­pa­ci­dad de asom­bro de las per­so­nas con su ci­ne­ma­tó­gra­fo en el si­glo XIX al día de hoy que el Dolby At­mos im­pri­me el se­llo má­xi­mo de la ex­pe­rien­cia so­no­ra en­vol­ven­te lle­va­da de la gran pan­ta­lla a la co­mo­di­dad de nues­tro ho­gar.

Ha si­do el ci­ne el si­tio de re­creo y ex­plo­ra­ción cum­bre en ma­te­ria au­dio­vi­sual; la fí­si­ca y quí­mi­ca de los ele­men­tos y las emo­cio­nes con­te­ni­das en eso que le ha da­do al sép­ti­mo ar­te una con­di­ción de van­guar­dia y ex­qui­si­tez, pues con­ta­das ma­ni­fes­ta­cio­nes es­té­ti­cas pue­den ofre­cer un uni­ver­so de ex­plo­ra­ción y di­ser­ta­ción tal que lo mis­mo nos sen­si­bi­li­za al co­nec­tar­nos con nues­tras emo­cio­nes, que nos reite­ra el atri­bu­to de en­tes so­cia­les que por esen­cia po­see­mos co­mo es­pe­cie: un do­cu­men­tal, un me­lo­dra­ma, el ani­me, el mu­si­cal, el th­ri­ller, una co­me­dia… todo nos ha­bla de no­so­tros mis­mos.

De esa mez­cla ma­ra­vi­llo­sa don­de con­ver­gen emo­ción y sor­pre­sa, es­tá lle­na es­ta edi­ción es­pe­cial que tie­ne co­mo pun­to clí­max una cer­te­ra guía de re­co­men­da­cio­nes pa­ra que us­te­des lle­ven a su ho­gar el ci­ne y pue­dan ha­cer­lo de po­co a po­co, con­si­de­ran­do des­de los fac­to­res de es­pa­cio que po­see su ca­sa has­ta el pre­su­pues­to que pue­des in­ver­tir sin de­jar fue­ra el de­bi­do pa­ra tu com­bo de pa­lo­mi­tas.

Por­que lo di­jo, y muy bien el en­tra­ña­ble Al­fre­do de Ci­ne­ma Pa­ra­di­so: “La vida no es co­mo la has vis­to en el ci­ne, la vida es más di­fí­cil”, y por eso es pre­ci­so ha­llar­se for­mas pa­ra per­mi­tir­nos ser to­ca­dos por la be­lle­za. En es­te ca­so a 24 cua­dros por se­gun­do.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.