Edu­car vi­da

Pa­ra la

home:tech magazine mexico - - VERDE Y SUSTENTABLE -

uán­tas ve­ces he­mos di­cho o es­cu­cha­do?: “es­te mun­do es­tá ca­da vez peor, la so­lu­ción es­tá en la edu­ca­ción”. Pues bien, des­de ha­ce unos años se han lle­va­do a ca­bo di­ver­sos pro­yec­tos pa­ra la for­ma­ción de es­cue­las sus­ten­ta­bles y eco­ló­gi­cas. Al­re­de­dor del mun­do di­ver­sos paí­ses preo­cu­pa­dos por el ca­len­ta­mien­to glo­bal y la fal­ta de en­se­ñan­za prác­ti­ca so­bre el cui­da­do del me­dio am­bien­te y el uso del mis­mo, han ini­cia­do y pues­to su gra­ni­to de are­na en la so­cie­dad.

No ima­gi­ne­mos que una es­cue­la sus­ten­ta­ble tie­ne gi­ses co­mes­ti­bles o que es un pa­raí­so sin un es­que­ma edu­ca­ti­vo pa­ra los ni­ños, no. Una es­cue­la sus­ten­ta­ble tie­ne co­mo fi­na­li­dad ate­nuar los pro­ble­mas am­bien­ta­les, con una mi­ra­da di­fe­ren­te en los mé­to­dos tra­di­cio­na­les de edu­ca­ción en la que se pon­de­ra apren­der y edu­car pa­ra un mun­do más ar­mó­ni­co, sus­ten­ta­ble y co­la­bo­ra­ti­vo. Se­gún so­mos­mun­do.org una es­cue­la sus­ten­ta­ble es aque­lla cu­yos in­te­gran­tes bus­can “pro­mo­ver e im­pul­sar ac­cio­nes que pro­pi­cien un cam­bio de ac­ti­tu­des y va­lo­res an­te la na­tu­ra­le­za y sus re­cur­sos; ac­tuar pa­ra me­jo­rar el me­dio am­bien­te, pro­pi­ciar la equi­dad, la jus­ti­cia, la paz y el am­bien­te so­cial”. La es­cue­la sus­ten­ta­ble pro­cu­ra una me­jor ca­li­dad de vi­da y trans­for­ma los há­bi­tos de la co­mu­ni­dad es­co­lar a tra­vés de pro­yec­tos in­te­gra­les con im­pac­tos po­si­ti­vos en la eco­no­mía, la so­cie­dad y el am­bien­te.

Si­guien­do di­cho es­que­ma po­de­mos ras­trear dis­tin­tos ejem­plos de lo que se es­tá ha­cien­do y se ha­rá en los pró­xi­mos años pa­ra el de­sa­rro­llo de las es­cue­las sus­ten­ta­bles, las cua­les van des­de la edu­ca­ción uni­ver­si­ta­ria has­ta ejem­plos de guar­de­rías eco­ló­gi­cas.

Em­pe­ce­mos por co­men­tar las más so­bre­sa­lien­tes. Inau­gu­ran­do la lis­ta, te­ne­mos a la Uni­ver­si­dad de Not­ting­ham, pri­me­ra en re­ci­bir acre­di­ta­ción Sil­ver Food for Li­fe Ca­te­ri­ng Mark otor­ga­da por l a Soil As­so­cia­tion, que pro­mue­ve l a a gr i c ul t ura e c ol ógic a y l a pro­duc­ción de ali­men­tos de for­ma sos­te­ni­ble. El equi­po uni­ver­si­ta­rio de ca­te­ri­ng se preo­cu­pa dia­ria­men­te por pre­pa­rar me­nús nu­tri­ti­vos, ape­ti­to­sos y eco­nó­mi­cos pa­ra los es­tu­dian­tes y l a co­mu­ni­dad aca­dé­mi­ca; desa­rro­llan­do pro­yec­tos co­mo Brain­food.

Es im­por­tan­te re­cal­car que de­pen­de de no­so­tros que l os f utu­ros ha­bi­tan­tes del mun­do ten­gan con­cien­cia de lo que im­pli­ca aho­rrar ener­gía, cui­dar el am­bien­te o es­tar en co­mu­nión con la na­tu­ra­le­za. Así, por ejem­plo, es­tá con­si­de­ra­da en Ita­lia co­mo un gran acier­to la edi­fi­ca­ción de una guar­de­ría eco e in­no­va­do­ra. De­no­mi­na­da co­mo agri­guar­de­ría, es un lu­gar pa­ra to­dos los ni­ños y ni­ñas que tie­nen en­tre 12 y 36 me­ses de na­ci­dos; es­tá si­tua­do den­tro de la ha­cien­da Agri­co­la Lu­pi­ni, la es­truc­tu­ra cuen­ta con una su­per­fi­cie de 135 me­tros cua­dra­dos y es­tá cons­trui­da den­tro de la na­tu­ra con ma­de­ra eco­ló­gi­ca, segura y de un ex­ce­len­te mi­cro­cli­ma in­terno, có­mo­do y an­ti­sís­mi­co. Los ni­ños apren­den a par­tir de un mé­to­do edu­ca­ti­vo es­ti­lo Mon­tes­so­ri en don­de la ex­pe­rien­cia es la ba­se del es­tu­dio. Bran­do­ni­so­la­re (em­pre­sa que en­sam­bla y rea­li­za mó­du­los fo­to­vol­tai­cos ca­pa­ces de res­pon­der a las dis­tin­tas exi­gen­cias de un mer­ca­do en cons­tan­te cre­ci­mien­to) con­tri­bu­yó de ma­ne­ra ac­ti­va con el proyecto gra­cias a la ins­ta­la­ción de una plan­ta in­te­gra­da a un te­cho de 4kwp com­pues­to de 16 mó­du­los fo­to­vol­tai­cos de 250W que per­mi­ti­rá al co­le­gio ser au­to­su­fi­cien­te ba­jo el per­fil ener­gé­ti­co. A las tec­no­lo­gías im­pues­tas, se aña­de la ti­po­lo­gía cons­truc­ti­va y la fi­lo­so­fía edu­ca­ti­va de la es­cue­la, crean­do una agri­guar­de­ría abier­ta al con­tac­to na­tu­ral con ani­ma­les y huer­tos, fac­to­res que con­lle­van una edu­ca­ción preo­cu­pa­da por el am­bien­te.

Ha­ble­mos aho­ra de l a que fue­ra pio­ne­ra a ni­vel mun­dial de una es­cue­la sus­ten­ta­ble, Greens­chool, don­de tan­to la edi­fi­ca­ción co­mo la edu­ca­ción que se im­par­ten van orien­ta­dos al cui­da­do del pla­ne­ta y el hom­bre que lo ha­bi­ta. Ubi­ca­da en el con­ti­nen­te Asiá­ti­co, es­pe­cí­fi­ca­men­te en Ba­li, In­do­ne­sia, es­ta es­cue­la com­bi­na un plan de es­tu­dios con apren­di­za­je ex­pe­ri­men­tal ac­ti­vo en green stu­dies y ar­tes crea­ti­vas.

Se po­dría pen­sar que tan­ta na­tu­ra­le­za ha­ría per­der la con­cen­tra­ción en el es­tu­dio y las nor­mas; sin em­bar­go, Greens­chool tie­ne los es­tu­dios ava­la­dos den­tro de los con­ve­nios in­ter­na­cio­na­les, por lo que un ado­les­cen­te que se en­cuen­tre cur­san­do la pre­pa­ra­to­ria pue­de con­ti­nuar su for­ma­ción en cual­quier uni­ver­si­dad, con

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.