Ma­rantz: 63 años de ex­ce­len­cia

home:tech magazine mexico - - FAN AV -

En lo per­so­nal ad­mi­ro mu­chas de las vir­tu­des de la mar­ca, por ejem­plo sus ex­ce­len­tes lec­to­res de y o su nue­va hor­na­da de re­cep­to­res mul­ti­ca­nal, así co­mo su ha­bi­li­dad pa­ra trans­fe­rir el “fa­mily fee­ling” de las se­ries más al­tas a los pro­duc­tos de ga­ma me­dia y ba­ja, per­mi­tien­do que el afi­cio­na­do lo­gre esa in­me­dia­ta iden­ti­fi­ca­ción con el pro­duc­to que ge­ne­re el de­seo por po­seer al­guno de sus equi­pos. Des­de que ele­gí la tor­na­me­sa Ma­rantz co­mo fuen­te analó­gi­ca de mi sis­te­ma es­té­reo, me in­te­gré a los ami­gos del en (si no for­ma par­te to­da­vía, le su­gie­ro pi­da su al­ta) y créa­me que es una go­za­da par­ti­ci­par con gen­te tan en­tu­sias­ta que ate­so­ra la mar­ca y que no so­lo mues­tran sis­te­mas con equi­pos ac­tua­les de Ma­rantz, sino que una bue­na par­te de las apor­ta­cio­nes son rea­li­za­das por afi­cio­na­dos que cuen­tan con equi­pos “vin­ta­ge” de bul­bos (con de­ce­nas de años) y en un es­ta­do de con­ser­va­ción tal, que fran­ca­men­te es im­po­si­ble no caer ren­di­dos an­te se­me­jan­te be­lle­za.

Ma­rantz no siem­pre fue una his­to­ria de éxi­to co­mo se po­dría pen­sar con su ac­tual repu­tación. un me­ló­mano con gran­des ha­bi­li­da­des au­to­di­dac­tas, se in­tere­só en la elec­tró­ni­ca y en 1952 lo­gró di­se­ñar y fa­bri­car su pri­mer pream­pli­fi­ca­dor al que in­clu­yó una ela­bo­ra­da sec­ción de phono ca­paz de ge­ne­rar di­fe­ren­tes cur­vas de ecua­li­za­ción (a fal­ta de un es­tán­dar en las gra­ba­cio­nes). Lo lla­mó y an­te el apo­yo de su es­po­sa y al­gu­nos ami­gos, de­ci­dió fa­bri­car 100 uni­da­des pa­ra su ven­ta en su ca­sa en Queens, NY. El éxi­to del fue tal, que un año des­pués ha­bía lo­gra­do ven­der 400 uni­da­des lle­gan­do al gra­do de te­ner lis­ta de es­pe­ra. De es­ta ma­ne­ra en el año de 1953 na­ce for­mal­men­te Ma­rantz y 12 me­ses des­pués, su pri­mer pream­pli­fi­ca­dor es lan­za­do al mer­ca­do del ba­jo el nom­bre y que al igual que el in­clui­ría una desa­rro­lla­da sec­ción de phono el cual, cum­plía ya con el es­tán­dar de la Su pre­cio, 168.00 dó­la­res ame­ri­ca­nos.

En 1956 Ma­rantz lan­za el un am­pli­fi­ca­dor de bul­bos de 25 en trío­do y 40 en pen­to­do, pe­ro se­ría el el pream­pli­fi­ca­dor que lan­za­ría a la fa­ma mun­dial a Ma­rantz en el año de 1958. El

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.