Me­diar en­tre la jer­ga téc­ni­ca y la mer­ca­do­tec­nia

home:tech magazine mexico - - EDITORIAL -

Cuan­do al­guien se asu­me co­mo ex­per­to en al­go y ofre­ce ese co­no­ci­mien­to co­mo un ser­vi­cio, es pre­ci­so te­ner en cuen­ta que la aten­ción que se brin­da de­be ape­gar­se no so­lo a re­sol­ver cues­tio­na­mien­tos e in­quie­tu­des, sino tam­bién a mos­trar­se co­mo un guía en el an­he­lo de sa­tis­fa­cer el gus­to de un ter­ce­ro; es de­cir, dar prio­ri­dad a com­pren­der lo que el otro pi­de; una so­lu­ción acor­de pa­ra él y no pa­ra nues­tro pro­pio fin.

En tiem­pos don­de es exa­cer­ba­da la for­ma en que se pu­bli­ci­ta to­do –has­ta uno-, es im­por­tan­te ob­ser­var lo an­te­rior por­que, con cier­ta fa­ci­li­dad, el usua­rio fi­nal que con­vo­ca a una em­pre­sa de in­te­gra­ción pa­ra idear y lle­var a ca­bo su pro­yec­to, es­tá in­mer­so en un mun­do de mar­cas cu­yo men­sa­je es exa­cer­bar las bon­da­des de las que es­tán pro­vis­tas, de­jan­do de la­do los có­mo de su ope­ra­ción por enal­te­cer que se les per­ci­ba co­mo, va­mos a de­cir, bo­ni­to.

Y pa­ra mues­tra, la in­dus­tria de la te­le­vi­sión. Vi­vi­mos una era su­ma­men­te cam­bian­te en lo que a trans­mi­sión te­le­vi­si­va se re­fie­re que ha pre­sen­ta­do a nues­tros ojos lo HD ready, las Fullhd, el 3D, 4K y 4K UHD; en ca­da ca­so los ar­ti­lu­gios de ven­ta han es­ta­do le­jos de los ar­gu­men­tos que les ha­gan com­pren­der sus ver­da­de­ros al­can­ces pa­ra ubi­car al usua­rio fi­nal tan­to en sus po­si­bi­li­da­des eco­nó­mi­cas co­mo del con­tex­to re­si­den­cial en que quie­re te­ner­las pa­ra su de­lei­te.

Por eso la ta­rea de los in­te­gra­do­res y téc­ni­cos es ar­dua, pues pa­ra apro­piar­se de la tec­no­lo­gía hay que co­no­cer­la y a fon­do. Tan­to co­mo se pue­da, si es el ca­so del no ex­per­to o en­tu­sias­ta, y de for­ma obli­ga­da pa­ra quien sí di­ce te­ner ese cer­ti­fi­ca­do de co­no­ci­mien­tos. Ahí, jus­to en es­te ru­bro es don­de se es­tá –y es­ta­rá- afian­zan­do lo que dis­tin­ga a las empresas de ser­vi­cios de in­te­gra­ción y so­por­te pa­ra es­ta in­dus­tria.

En la por­ta­da de es­te nú­me­ro te­ne­mos un ejem­plo, ve­ni­do des­de el pun­to de ori­gen: la mar­ca. Pa­ra la gen­te de SIM2, el ba­lan­ce en­tre lo téc­ni­co y lo ex­pe­rien­cia de uso de sus pro­duc­tos es fun­da­men­tal: “En SIM2 no nos gus­ta la jer­ga téc­ni­ca, la gen­te quie­re emo­cio­nes, ex­pe­rien­cias, vi­ven­cias, a eso nos de­di­ca­mos. Nues­tros clien­tes quie­ren dis­fru­tar una ima­gen ci­ne­ma­to­grá­fi­ca por en­ci­ma de pi­xe­les”.

“4K no es por aho­ra nues­tro in­te­rés. Nos en­fo­ca­mos en la ex­pe­rien­cia ci­ne­ma­to­grá­fi­ca, es­ta­mos más que fe­li­ces cuan­do la gen­te nos di­ce “es co­mo es­tar en el ci­ne”. Nun­ca he­mos pues­to mu­cha aten­ción en las pre­sio­nes de la mer­ca­do­tec­nia. 4K es al­go muy bueno pa­ra el mer­ca­do, si, por­que es al­go nue­vo, al­go que de­be ser ven­di­do”, com­par­tió en en­tre­vis­ta el di­rec­tor de la fir­ma.

Ahí es­tá el pun­to de equi­li­brio, el área de opor­tu­ni­dad. Quie­nes abra­cen y lle­ven a ca­bo un plan con­ci­so pa­ra cum­plir esa mi­sión, sin du­da ga­na­rán clien­tes y, so­bre to­do, la fi­de­li­dad y pro­mo­ción de bo­ca en bo­ca, de és­tos.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.