So­no­rá­mi­co. ¿Có­mo ais­lar el rui­do en tu sis­te­ma de au­dio?

home:tech magazine mexico - - CONTENIDO - Por Saúl Martínez

Los rui­dos que se pre­sen­tan en los sis­te­mas de au­dio, ge­ne­ral­men­te son pro­du­ci­dos por zum­bi­dos (hum o buz­zing), bu­cles de tie­rra (ground loop), in­ter­fe­ren­cias y por la es­tá­ti­ca. Cual­quier se­ñal de rui­do se mez­cla a tra­vés del equi­po a me­di­da de que flu­ye por los ca­bles y com­po­nen­tes, es tí­pi­ca­men­te muy di­fí­cil eli­mi­nar­los sin afec­tar de­gra­dan­do la se­ñal ori­gi­nal de au­dio, por lo cual de­be pre­ve­nir­se a lo lar­go de su re­co­rri­do. Un es­la­bón en la ca­de­na de au­dio pue­de con­tri­buir a la crea­ción de rui­do, tan­to por una mala co­ne­xión en­tre los dis­po­si­ti­vos co­mo es­tos co­nec­ta­dos a la luz eléc­tri­ca.

Va­rios pen­sa­ran que el mé­to­do de ‘pues­ta a tie­rra’ es un re­cur­so sim­ple o que la so­lu­ción es el blin­da­je de los con­duc­to­res; la fí­si­ca so­bre el com­por­ta­mien­to eléc­tri­co, sue­le ser ig­no­ra­da al mo­men­to de co­nec­tar ese equi­po de mi­les de dó­la­res.

Los equi­pos de au­di­ción cri­ti­ca, co­mo un mo­ni­tor de es­tu­dio de gra­ba­ción, de­ben te­ner más in­mu­ni­dad al rui­do y la tie­rra, re­cor­de­mos que el ran­go di­ná­mi­co se mi­de en db don­de la se­ñal de sa­li­da má­xi­ma, sin dis­tor­sión, de­be ser ma­yor al del rui­do de fon­do (>90 db; lo que se co­no­ce co­mo re­la­ción se­ñal rui­do).

El rui­do tam­bién es ge­ne­ra­do por fuen­tes de ali­men­ta­ción elec­tró­ni­ca, ta­les co­mo lu­ces fluo­res­cen­tes, re­gu­la­do­res de vol­ta­je, in­te­rrup­to­res, re­lés, ba­las­tros, fo­cos aho­rra­do­res, compu­tado­ras, as­pi­ra­do­ras, re­fri­ge­ra­do­res, pan­ta­llas de TV pla­nas, vi­deo walls, vi­deo pro­yec­to­res, et­cé­te­ra. De ma­ne­ra que va­mos a re­vi­sar al­gu­nos y po­der así eva­luar có­mo ais­lar­los.

Zum­bi­do eléc­tri­co

Es el zum­bi­do pro­du­ci­do es­tá aso­cia­do a la ener­gía eléc­tri­ca que ali­men­ta nues­tro equi­po de au­dio, es un rui­do de ba­ja fre­cuen­cia a una os­ci­la­ción idén­ti­ca al del su­mi­nis­tro pa­ra nues­tro país que es de 60 Hz.

Una de las cau­sas por la cual se pro­du­ce el zum­bi­do eléc­tri­co, es por los trans­for­ma­do­res que se en­cuen­tran en la ca­lle, por un efec­to lla­ma­do “mag­ne­tos­tric­ción” y los cam­pos mag­né­ti­cos que se ge­ne­ran den­tro de él.

Las co­rrien­tes eléc­tri­cas os­ci­lan­tes son otra fuen­te de ge­ne­ra­ción de zum­bi­dos, es­ta la pro­vo­can cam­pos elec­tro­mag­né­ti­cos de ar­tícu­los do­més­ti­cos con mo­to­res eléc­tri­cos (ejem­plos: la li­cua­do­ra y la la­va­do­ra).

Bu­cles de tie­rra

Los bu­cles de ma­sa o tam­bién lla­ma­dos la­zos de tie­rra, son co­rrien­tes eléc­tri­cas in­de­sea­bles que cir­cu­lan en el ca­ble que une dos equi­pos, es­tos equi­pos es­tán co­nec­ta­dos al con­tac­to de la ener­gía eléc­tri­ca pe­ro a di­fe­ren­te cir­cui­to de ali­men­ta­ción, en teo­ría de­be­rían tra­ba­jar con el mis­mo vol­ta­je pe­ro no es siem­pre así.

Exis­te el mi­to so­bre la pues­ta a tie­rra de que, con só­lo po­ner una va­ri­lla en­te­rra­da so­lu­cio­na­re­mos al 100% los rui­dos que con­ta­mi­nan nues­tra se­ñal de au­dio, los re­sul­ta­dos pue­den ser un tan­to frus­tran­tes, a ve­ces el sue­lo re­sul­ta te­ner más re­sis­ten­cia que la va­ri­lla de co­bre pues­to a tie­rra y que por ello no siem­pre se con­si­gue una di­fe­ren­cia de po­ten­cial idén­ti­ca a ce­ro.

En to­dos los equi­pos co­nec­ta­dos a la ener­gía eléc­tri­ca exis­ten tam­bién “ca­pa­ci­tan­cias pa­rá­si­tas” en­tre la lí­nea de ali­men­ta­ción y la tie­rra de los equi­pos, las cua­les se in­cre­men­tan de­bi­do a los trans­for­ma­do­res de po­der (prin­ci­pal­men­te en equi­pos de au­dio análo­gos).

In­ter­fe­ren­cia y es­tá­ti­ca

Es­ta se pro­du­ce cuan­do una se­ñal pu­ra se con­ta­mi­na por otra a tra­vés de la in­duc­ción, co­mo cuan­do ama­rra­mos los ca­bles de in­ter­co­ne­xión con los de los de ali­men­ta­ción, los cam­pos eléc­tri­cos a causa de las fre­cuen­cias ar­mó­ni­cas afec­tan las se­ña­les de ba­ja fre­cuen­cia (au­dio) ori­gi­nan­do un so­ni­do sin cuer­po, llano, sin vi­ta­li­dad.

La in­ter­fe­ren­cia se da tam­bién por se­ña­les de Ra­dio Fre­cuen­cia, es­ta lle­ga a in­du­cir­se de tal for­ma que se es­cu­cha el tí­pi­co chas­qui­do en nues­tro equi­po de au­dio, co­mo cuan­do se re­ci­be una se­ñal o men­sa­je en nues­tro te­lé­fono, al­gu­nos son más per­cep­ti­bles que otros y el pro­ble­ma ra­di­ca en que el cir­cui­to se po­ne en re­so­nan­cia con la fre­cuen­cia que se le in­du­ce.

Cual­quier ca­ble es pro­pen­so a las in­ter­fe­ren­cias, prin­ci­pal­men­te aque­llos sin un es­cu­do o blin­da­je (ma­lla) que los pro­te­ja y peor aún, los de ma­yor lon­gi­tud, prác­ti­ca­men­te se con­vier­ten en an­te­nas re­cep­to­ras. En los ca­bles des­ba­lan­cea­dos, co­mo los RCA sin blin­da­je, es prác­ti­ca­men­te im­po­si­ble qui­tar­les las se­ña­les in­du­ci­das; en cam­bio los ca­bles ba­lan­cea­dos co­mo los XLR pa­ra au­dio pro­fe­sio­nal, al co­nec­tar­los a una en­tra­da XLR o can­non, su cir­cui­to di­fe­ren­cial eli­mi­na el rui­do in­du­ci­do por la lon­gi­tud del ca­ble, otor­gan­do al mis­mo tiem­po el do­ble de se­ñal (por el con­duc­tor con la se­ñal in­ver­ti­da de po­la­ri­dad a 180°).

La es­tá­ti­ca se ge­ne­ra tam­bién al ha­cer ama­rres de ca­bles ex­ce­si­va­men­te lar­gos, mu­chas ve­ces los ha­ce­mos en for­ma cir­cu­lar, pro­vo­can­do que el cam­po eléc­tri­co con­ta­mi­ne cual­quier otro con­duc­tor, in­clu­so los de ali­men­ta­ción eléc­tri­ca.

So­lu­ción a pro­ble­mas de rui­do

Bill Whitlock (con­sul­tor en Jen­sen Trans­for­mers Inc.), di­ce que pa­ra bus­car la so­lu­ción al pro­ble­ma que ge­ne­ra el rui­do, es bá­si­co pen­sar en el pro­ble­ma, es de­cir te­ne­mos que pri­me­ro re­unir pis­tas e in­for­ma­ción su­fi­cien­te an­tes de mo­di­fi­car cual­quier co­sa. Pre­gun­tas ele­men­ta­les, co­mo cuan­do se va al mé­di­co e in­da­gar qué ma­les­tar te­ne­mos, son la guía: ¿cuán­do em­pe­zó?, ¿que sín­to­mas tie­ne?, ¿tra­ba­ja bien, a qué ho­ra?, ¿agre­go al­gún nue­vo equi­po?, ¿cam­bia­ron al­gún ca­ble?, ¿se hi­zo mo­di­fi­ca­ción al es­truc­tu­ra­do eléc­tri­co?

Es recomendable ha­cer un dia­gra­ma de blo­ques mos­tran­do to­dos los ca­bles de in­ter­co­ne­xión, los di­gi­ta­les y los de RF tam­bién, así co­mo la ve­ri­fi­ca­ción de los equi­pos co­nec­ta­dos pues­ta a tie­rra y de po­si­bles adap­ta­do­res o con­ver­ti­do­res de un ti­po de sa­li­da a un ti­po de en­tra­da dis­tin­to.

Ais­la­do­res de rui­do (iso­la­tor)

Los dis­po­si­ti­vos pa­ra eli­mi­nar los rui­dos pro­vo­ca­dos por las co­ne­xio­nes en­tre los equi­pos, son los lla­ma­dos iso­la­tor´s (ais­la­do­res de tie­rra), los cua­les usan un trans­for­ma­dor de en­tra­da o de sa­li­da, que en teo­ría eli­mi­nan el flu­jo de rui­do en­tre sus bo­bi­na­dos pri­ma­rio y se­cun­da­rio (de­bi­do a que no hay co­ne­xión eléc­tri­ca en­tre ellos), pe­ro a de­cir ver­dad, eso de­pen­de de la ca­li­dad y ti­po de trans­for­ma­dor que use el ais­la­dor.

Es­tos dis­po­si­ti­vos se in­ser­tan en­tre la ru­ta de la se­ñal en­tre los equi­pos, per­mi­tien­do así la lim­pie­za en­tra una se­ñal de sa­li­da a una de en­tra­da.

Los trans­for­ma­do­res de sa­li­da per­mi­ten un pe­que­ño flu­jo de rui­do a causa de que sus bo­bi­na­dos son muy pró­xi­mos y la ca­pa­ci­tan­cia en­tre ellos in­du­ce un rui­do en al­tas fre­cuen­cias, los trans­for­ma­do­res de en­tra­da con­tie­nen un es­cu­do de Fa­ra­day en­tre los de­va­na­dos, que ele­va el re­cha­zo al rui­do por su ca­pa­ci­tan­cia, eli­mi­nán­do­lo ca­si por com­ple­to.

Pa­ra au­dio re­si­den­cial, por ejem­plo, pen­se­mos en el mo­de­lo

CI-2RR de la lí­nea ISO-MAX de Jen­sen Trans­for­mers Inc., un ais­la­dor con co­nec­to­res RCA es­te­reo des­ba­lan­cea­dos de en­tra­da y de sa­li­da, en su in­te­rior con­tie­ne dos trans­for­ma­do­res con es­cu­dos mu-me­tal, in­cre­men­tan­do así la res­pues­ta en fre­cuen­cia has­ta los 40 khz, pre­vie­ne el rui­do y zum­bi­dos por los bu­cles de tie­rra e in­clu­so es in­mu­ne a se­ña­les ul­tra­só­ni­cas de RF. Los mo­de­los SUB 1RR (un ca­nal) y SUB 2RR (ca­nal Ly R) de la mis­ma mar­ca, es­tán di­se­ña­dos pa­ra los sub­woo­fer ´s (LFE) de los sis­te­mas Ho­me Thea­ter, sien­do ca­paz de en­tre­gar fre­cuen­cias muy ba­jas de has­ta 20 Hz: De la mar­ca Rolls, los mo­de­los HE-18 y DB14 A/V Pre­sen­ter, son otras op­cio­nes pa­ra eli­mi­nar los zum­bi­dos pro­vo­ca­dos por los bu­cles e tie­rra de fre­cuen­cias de 60 Hz, con­tie­nen en­tra­da y sa­li­da en RCA, ade­más de co­nec­to­res en 1/4 de plug jack, la

DB-14 ade­más, lle­va una en­tra­da de 3.5 mm pa­ra la co­ne­xión de dis­po­si­ti­vos co­mo ta­ble­tas, lap­tops y smartp­ho­nes, así co­mo un con­trol de vo­lu­men y una sa­li­da en XLR pa­ra au­dio pro­fe­sio­nal.

Ca­bles blin­da­dos de in­ter­co­ne­xión

Los ca­bles de se­ñal tie­nen un pa­pel muy im­por­tan­te al mo­men­to de co­nec­tar los equi­pos en­tre sí, he vis­to que los con­su­mi­do­res ol­vi­dan que com­prar ca­bles de ca­li­dad asegura que su equi­po se es­cu­che mu­cho me­jor que si lo ha­cen con los ba­ra­tos.

La des­in­for­ma­ción y la fal­ta de in­te­rés que exis­te en nues­tro país por es­te ti­po de te­mas ha­ce que gas­te­mos en el equi­po prin­ci­pal y nos ol­vi­de­mos ca­si por com­ple­to de los ca­bles; los ex­per­tos y ven­de­do­res se es­fuer­zan por in­di­car­le al clien­te lo que le con­vie­ne pe­ro a ve­ces tam­bién, por pre­su­pues­to, se li­mi­ta a la com­pra de ca­bles “cha­fa” que afec­tan el desem­pe­ño de cual­quier sis­te­ma, por muy cos­to­so o eco­nó­mi­co que ha­ya si­do.

Es por ello que si to­ma­mos en cuen­ta que el ca­ble es un es­la­bón im­por­tan­te den­tro de nues­tra ca­de­na de au­dio, hay que con­tem­plar que con unos aho­rri­tos po­de­mos me­jo­rar el so­ni­do, e in­clu­so re­du­cir el rui­do en nues­tro equi­po; los ca­bles blin­da­dos ayu­dan a re­cha­zar ca­si cual­quier se­ñal que per­tur­be la se­ñal ori­gi­nal que flu­ye a tra­vés del con­duc­tor.

Los ca­bles blin­da­dos se ca­rac­te­ri­zan por una ma­lla que cir­cun­da el con­duc­tor, ac­tual co­mo un es­cu­do (jau­la de Fa­ra­day), evi­ta in­ter­fe­ren­cias de se­ña­les pro­ve­nien­tes de la ra­dio­fre­cuen­cia, in­clu­so exis­ten ca­bles que tie­nen sus con­duc­to­res ais­la­dos en­tre sí pa­ra evi­tar el fe­nó­meno de la dia­fo­nía (per­tur­ba­ción elec­tro­mag­né­ti­ca) en­tre ellos.

Los ca­bles de se­ñal de au­dio RCA, óp­ti­co, de 3.5 mm, de da­tos co­mo la red, el del sub­woo­fer, el del te­le­vi­sor, to­dos de­be­rían ser blin­da­dos, es­tos de­ben ser re­la­ti­va­men­te cor­tos pa­ra re­du­cir al­gu­na se­ñal in­du­ci­da por lo lar­go del ca­ble.

En nues­tro mer­ca­do po­de­mos ha­llar mar­cas de pres­ti­gio en tien­das es­pe­cia­li­za­das y de­par­ta­men­ta­les, po­de­mos con­sul­tar con un asesor qué ca­ble, co­nec­tor y lon­gi­tud son re­co­men­da­dos.

Con­clu­sión

Po­der ais­lar los rui­dos in­de­sea­dos en nues­tro equi­po de so­ni­do es al­go que de­be­mos to­mar un po­co más en se­rio, in­ver­tir me­jor en he­rra­mien­tas y ac­ce­so­rios nos da­rá co­mo re­sul­ta­do un so­ni­do sa­tis­fac­to­rio y en­vi­dia­ble.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.