Di­se­ño ita­liano con tec­no­lo­gía de pun­ta.

CON TEC­NO­LO­GÍA DE PUN­TA

home:tech magazine mexico - - CONTENIDO - Por Na­ta­lia Pé­rez de la Fuen­te

Por si­glos han si­do los ex­per tos, los re­yes, los maes­tros del di­se­ño en to­das las ver­tien­tes posibles. Han de­di­ca­do su vi­da al es­tu­dio de la be­lle­za, de la pers­pec­ti­va, de la for­ma y el co­lor. Ya sea en la mo­da, en la in­dus­tria au­to­mo­triz o en in­te­rio­res, el se­llo Ma­de in Italy ha si­do y si­gue sien­do ga­ran­tía de ca­li­dad y van­guar­dia. Y en es­te mun­do tec­no­ló­gi­co que avan­za en mi­nu­tos, ellos se han da­do a la ta­rea de re­sol­ver la ecua­ción por ex­ce­len­cia: for­ma y con­te­ni­do en el di­se­ño in­va­ria­ble­men­te en pro de la be­lle­za.

En ese mar­co, hoy nos aden­tra­re­mos a una de las ca­sas con ma­yor tradición en el sec­tor de la ilu­mi­na­ción es Stu­dio Ita­lian De­sign.

Fun­da­da en 1950 en Ve­ne­cia, Ita­lia, la mar­ca ha lo­gra­do su pres­ti­gio com­bi­nan­do la tradición con la evo­lu­ción en sus di­se­ños. Me bas­ta­ron diez mi­nu­tos pa­ra sor­pren­der­me de ma­ne­ra muy po­si­ti­va al ver lo que es­tá ha­cien­do di­cho es­tu­dio, y mien­tras con­tem­pla­ba sus crea­cio­nes re­afir­ma­ba aque­lla fra­se co­no­ci­da en el mun­do, “pa­ra di­se­ño y ele­gan­cia, só­lo los ita­lia­nos”.

Con ori­gi­nes en la pe­que­ña ciu­dad Mar­con, a po­cos ki­ló­me­tros de la Is­la de Mu­rano -ciu­dad fa­mo­sa por el tra­ba­jo en vi­drio- tie­ne la par­ti­cu­la­ri­dad de pro­du­cir lám­pa­ras con los me­jo­res y más pre­cio­sos ma­te­ria­les, en don­de los di­fu­so­res ar­te­sa­na­les de cris­tal so­pla­do en hor­nos se com­bi­nan con el la­tón, alu­mi­nio y ace­ro en sus di­fe­ren­tes aca­ba­dos. Tres ge­ne­ra­cio­nes que han de­ci­do ex­pe­ri­men­tar año con año las nue­vas téc­ni­cas de tra­ba­jo, tec­no­lo­gía, ma­te­ria­les y otros fac­to­res que per­mi­ten la crea­ción de lám­pa­ras úni­cas y re­ali­men­te in­no­va­do­ras tan­to en la for­ma y con­te­ni­do, co­mo en la es­té­ti­ca y fun­cio­na­li­dad. Sin du­da es­tos va­lo­res son los que han lo­gra­do co­lo­car a Stu­dio Ita­lian De­sign en más de 90 paí­ses, y una de las mar­cas ita­lia­nas lí­de­res en el ám­bi­to de la ilu­mi­na­ción más desa­rro­lla­da a ni­vel in­ter­na­cio­nal.

Pe­ro, ¿qué ha­ce úni­co a Stu­dio Ita­lian De­sign?

Han en­ten­di­do que ca­da crea­ción tie­ne sus pro­pios lí­mi­tes y pa­ra su­pe­rar­los sir­ven di­ver­sas ma­nos, com­pe­ten­cias, emo­cio­nes y ca­pa­ci­da­des pa­ra in­ter­pre­tar un mun­do que cam­bia cons­tan­te­men­te. Así, de­ci­die­ron for­mar un equi­po de di­se­ña­do­res, in­ves­ti­ga­do­res, cien­tí­fi­cos y ar­qui­tec­tos ex­per­tos de to­do el mun­do y con su pro­pio

back­ground. To­do es­te con­jun­to de men­tes crea­ti­vas re­in­ter­pre­tó las for­mas co­mo ver­da­de­ros ob­je­tos de de­co­ra­ción, en don­de la fuen­te de luz es li­bre pa­ra ju­gar con los vo­lú­me­nes, los re­fle­jos, las trans­pa­ren­cias, las lí­neas y to­dos los ma­ti­ces de la ma­te­ria, des­en­ca­de­nan­do co­mo re­sul­ta­do in­fi­ni­tas co­lec­cio­nes nue­vas, uni­das to­das por la ex­ce­len­cia pro­duc­ti­va. Por si fue­ra po­co, el ca­mino de la in­no­va­ción tam­bién pa­sa a tra­vés de la má­xi­ma per­so­na­li­za­ción; cons­cien­tes de que los nue­vos es­ti­los de vi­da son com­ple­ta­men­te dis­tin­tos a los tra­di­cio­na­les Ita­lia

De­sign Stu­dio, res­pon­de a ello con los úl­ti­mos pro­duc­tos en el mercado en cuan­to a luz se re­fie­re, dan­do so­lu­cio­nes a la me­di­da jun­to con los pro­ta­go­nis­tas de la ar­qui­tec­tu­ra con­tem­po­rá­nea.

La no­ve­dad en ilu­mi­na­ción

Nor­mal­men­te las gran­des em­pre­sas en ilu­mi­na­ción pa­ra in­te­rio­res, han con­si­de­ra­do co­mo si­nó­ni­mo de no­ve­dad só­lo las lu­ces LED. Po­cas son las que si­guen tra­ba­jan­do con ha­ló­ge­nas y más ra­ro aún, es el ca­so de quien in­tro­du­ce los tu­bos de nano plás­ti­co co­mo ge­ne­ra­do­ra de luz. En Stu­dio I ta­lia De­sign han lo­gra­do com­bi­nar to­do ti­po de lu­mi­no­si­dad con un plus, que di­chas lu­ces no só­lo ge­ne­ran lu­mi­no­si­dad sino ade­más tie­nen un di­se­ño pro­ce­den­te de la más avan­za­da tec­no­lo­gía de pun­ta. Di­se­ños úni­cos que res­pon­den a la ar­qui­tec­tu­ra con­tem­po­rá­nea y con una po­ten­cia jus­ta pa­ra el aho­rro de ener­gía. En­tre sus más fa­mo­sas crea­cio­nes te­ne­mos a la lám­pa­ra A-tu­be-nano, la cual es una com­po­si­ción en lí­neas fi­nas que se en­ri­que­cen por el detalle de cris­tal trans­pa­ren­te en su in­te­rior que cuan­do vie­ne ilu­mi­na­do re­sal­ta aún más la trans­pa­ren­cia y re­fle­jos. Otra de sus co­no­ci­das crea­cio­nes es la ga­ma Kelly, un di­se­ño sim­ple y atem­po­ral que gra­cias a sus cor­tes pre­ci­sos con lá­ser per­mi­te un jue­go de lu­ces y som­bras. Con in­fi­ni­dad de va­ria­bles y un fo­co in­ten­so LED, se ha con­ver­ti­do en el se­llo del es­tu­dio ita­liano. Y si de no­ve­dad lu­mi­no­sa ha­bla­mos no po­de­mos de­jar de la­do, la lám­pa­ra por ex­ce­len­cia, aque­lla que enamo­ra a pro­pios y ex­tra­ños, a tu­ris­tas y co­no­ce­do­res en lu­mi­no­si­dad, Nos­tal­gia es su nom­bre. A mi jui­cio la lám­pa­ra que pue­de cam­biar cual­quier mal día en la ofi­ci­na; su­cu­len­ta en su for­ma, con trans­pa­ren­cia per­fec­ta, es­ti­lís­ti­ca­men­te pro­por­cio­na­da en su con­jun­to y un uso de tec­no­lo­gía en la com­po­si­ción y en la luz que em­plea. Per­mi­te con sus va­ria­bles en co­lo­res me­tá­li­cos, di­se­ñar una pro­pia y úni­ca lám­pa­ra de acuer­do a nues­tras ne­ce­si­da­des. Los fo­cos que uti­li­za es­te di­se­ño son to­dos LED de 2700K por lo que el ren­di­mien­to y dis­fru­te de la lám­pa­ra se pue­de pen­sar a me­diano y lar­go pla­zo.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.