So­no­rá­mi­co. ¿Có­mo em­pe­zar? Re­vi­se es­te lis­ta­do de com­po­nen­tes bá­si­cos pa­ra ci­ne en ca­sa. Cla­ro, in­clu­ye el au­dio.

home:tech magazine mexico - - CONTENIDO - Por Saúl Mar­tí­nez

El ci­ne en ca­sa es re­vi­vir la ex­pe­rien­cia del so­ni­do e ima­gen del sép­ti­mo arte en el ho­gar pa­ra la pro­yec­ción de pe­lí­cu­las y ade­más po­der dis­fru­tar de un even­to de­por­ti­vo, un vi­deo­jue­go, vi­deos mu­si­ca­les, un con­cier­to o in­clu­so mú­si­ca a tra­vés de un ser­vi­cio de strea­ming o por blue­tooth.

No es ne­ce­sa­rio des­ti­nar un enor­me ca­pi­tal pa­ra te­ner­lo, ya que en la in­dus­tria exis­ten va­rias op­cio­nes las cua­les los pue­den ha­llar­se en ca­si cual­quier tien­da es­pe­cia­li­za­da, de­par­ta­men­tal, de au­to­ser­vi­cio y cla­ro, con nues­tro in­te­gra­dor de con­fian­za. Los pre­su­pues­tos son di­ver­sos y a ve­ces es di­fí­cil de­ci­dir­se por el más con­ve­nien­te.

Mas, no se apu­ren, la in­ten­ción de es­tas lí­neas es jus­to au­xi­liar­les pa­ra fa­ci­li­tar la ta­rea, des­de mi pers­pec­ti­va só­lo hay que cons­ti­tuir cier­tos equi­pos pa­ra lle­var­lo ca­bo y te­ner la in­for­ma­ción ne­ce­sa­ria co­mo re­fe­ren­cia pa­ra dis­fru­tar del so­ni­do y la ima­gen en su má­xi­mo es­plen­dor.

Ima­gen

El te­le­vi­sor plano es un buen co­mien­zo pa­ra un ci­ne en ca­sa, es­tá pro­vis­to de las tec­no­lo­gías que lo ha­cen com­pa­ti­ble con la ma­yo­ría de los for­ma­tos de vi­deo y au­dio, ha­brás vis­to que in­clu­ye en­tra­das HDMI, sa­li­das de au­dio en co­nec­to­res en jack 3.5 mm o de ca­ble de fi­bra óp­ti­ca lla­ma­do tos­link, si po­sees un smart TV (te­le­vi­sor con ca­rac­te­rís­ti­cas de co­ne­xión a in­ter­net y apli­ca­cio­nes (apps) de con­te­ni­dos pa­ra el en­tre­te­ni­mien­to e in­for­ma­ción), se­gu­ro tie­nes al­gu­na sus­crip­ción a ser­vi­cios de strea­ming ta­les co­mo Net­flix o Cla­ro vi­deo, los cua­les pue­des ob­ser­var sin ma­yor pro­ble­ma, con una ima­gen cla­ra y un so­ni­do acep­ta­ble.

Pues bien es­tos ser­vi­cios de strea­ming pro­por­cio­nan una ima­gen ge­ne­ral­men­te de 1080 (lí­neas de re­so­lu­ción ho­ri­zon­tal), la tv abier­ta brin­da imá­ge­nes con es­ta ca­li­dad (bueno, no to­dos los ca­na­les), si se tie­ne un re­pro­duc­tor de vi­deo co­mo un DVD es po­si­ble dis­fru­tar de esa pe­que­ña vi­deo­te­ca, aho­ra que si se es de la ge­ne­ra­ción del Blu-ray, la con­di­ción pue­de ser me­jor.

El Blu-ray es la ma­yor ca­li­dad que pue­des ha­llar en ma­te­rial gra­ba­do, no só­lo te pro­por­cio­na una ima­gen en el lla­ma­do Full-hd (1920 x 1080 lí­neas) sino tam­bién un au­dio con ca­li­dad de dis­co Mas­ter HD, in­clu­so pa­ra te­le­vi­so­res UHD de 4K, exis­te ma­te­rial en es­ta al­ta re­so­lu­ción.

Si tus po­si­bi­li­da­des lo per­mi­ten una ma­ne­ra de dis­fru­tar vi­deos, pe­lí­cu­las, even­tos de­por­ti­vos et­cé­te­ra, es con una pan­ta­lla más gran­de; no me re­fie­ro a cam­biar un te­le­vi­sor de 65 pul­ga­das, si no a con­tem­plar te­ner un pro­yec­tor de vi­deo.

Un pro­yec­tor de vi­deo es la so­lu­ción me­nos cos­to­sa de ha­cer más gran­de la pan­ta­lla, es­tos los po­de­mos ad­qui­rir en tien­das es­pe­cia­li­za­das, elec­tró­ni­cas, de au­dio pro­fe­sio­nal, de­par­ta­men­ta­les. El pro­yec­tor de vi­deo o ca­ñón, co­mo sue­len lla­mar­les, no ne­ce­sa­ria­men­te tie­ne que ser el de ma­yor bri­llo, con­si­de­ra el ho­ra­rio de su uso: por las no­ches re­co­mien­do un bri­llo no ma­yor de 3200 ANSI lú­me­nes; pa­ra las ma­ña­nas y tar­des no ma­yor a 5000 ANSI lú­me­nes.

An­tes de com­prar el “ba­ra­to”, ase­gú­re­se de com­pa­rar con otras mar­cas, al­gu­nas sue­len exa­ge­rar sus va­lo­res só­lo co­mo me­dio de pu­bli­ci­dad (co­mo las bo­ci­nas con los watts), pi­dan que se ha­ga una prue­ba con un vi­deo, ob­ser­ven los co­lo­res, la de­fi­ni­ción, pre­gun­ten por la re­la­ción de ti­ro y el for­ma­to de vi­deo.

Otra con­di­ción es que el pro­yec­tor de vi­deo po­sea en­tra­das al me­nos de HDMI, es­to da la po­si­bi­li­dad de co­nec­tar un se­lec­tor de es­te for­ma­to si es que se tie­nen va­rias fuentes con es­ta sa­li­da, el ca­ble ad­quié­ra­lo de mar­ca re­co­no­ci­da, un ase­sor en tien­da es­pe­cia­li­za­da, de una com­pa­ñía de in­te­gra­ción o de­par­ta­men­tal sa­brá orien­tar­te so­bre cuál es el más ade­cua­do, en fun­ción de la dis­tan­cia y de la re­so­lu­ción de vi­deo.

La pan­ta­lla de pro­yec­ción es al­go de lo que no te de­bes ol­vi­dar (no se use la sá­ba­na de la ca­sa o se con­for­men con pro­yec­tar­lo en la pa­red) la fun­ción de la pan­ta­lla es re­fle­jar la luz del pro­yec­tor pa­ra una ima­gen uni­for­me y ní­ti­da, se pue­den ha­llar ma­nua­les, eléc­tri­cas o de tri­ple for­ma­to 4:3 (cua­dra­da) y en 16:10 y 16:9 ( for­ma­to HD), pre­fe­ren­te­men­te as­quie­ra és­ta úl­ti­ma ya que se aco­pla­rá me­jor sin de­jar lí­neas ne­gras en com­pa­ra­ción a la del for­ma­to cua­dra­do. De­fi­na la pa­red don­de se­rá co­lo­ca­da y con­si­de­re an­tes la re­la­ción de ti­ro del pro­yec­tor. La dis­tan­cia mí­ni­ma a ins­ta­lar el pro­yec­tor se mul­ti­pli­ca por el an­cho de la pan­ta­lla y su re­la­ción de ti­ro, por ejem­plo: si se co­lo­ca una pan­ta­lla de 109” en for­ma­to 16:10, el an­cho de la pan­ta­lla es 2.34 me­tros y si la re­la­ción de ti­ro del pro­yec­tor mí­ni­ma es de 1.5, el pro­yec­tor de­be ser pues­to a 3.51 me­tros co­mo mí­ni­mo, si se po­nes a me­nor dis­tan­cia, la ima­gen se sal­drá del cua­dro, por el con­tra­rio, si se usa la re­la­ción de ti­ro má­xi­mo, pen­se­mos en 1.8, la dis­tan­cia má­xi­ma es de 4.2 me­tros, si se po­ne más le­jos no cu­bri­rá la pan­ta­lla aun­que se ajus­te el zoom, ¿ok?

Fi­nal­men­te, con­si­de­re el uso de un so­por­te con cer­ti­fi­ca­ción UL (Un­derw­ri­ters La­bo­ra­to­ries), es­te ya es­tá ava­la­do por nor­mas de se­gu­ri­dad y, por fa­vor, si se co­lo­ca el pro­yec­tor en el te­cho, en­tra a su me­nú pa­ra rea­li­zar los ajus­tes idó­neos.

So­ni­do

Ac­tual­men­te, la ma­yor par­te de los te­le­vi­so­res em­plean bo­ci­nas de ran­go com­ple­to. En el me­nú po­de­mos ajus­tar el tono del te­le­vi­sor o bien a tra­vés de pre­sets o mo­dos de au­dio fi­jos, se­gún el pro­gra­ma que se vea, no hay que abu­sar ya que po­dría dis­tor­sio­nar­se el au­dio y da­ñar las bo­ci­nas.

El se­gun­do pa­so, a mi cri­te­rio, es con­si­de­rar aña­dir una ba­rra de so­ni­do. Es­tos dis­po­si­ti­vos ya em­plean en su in­te­rior va­rias bo­ci­nas y op­cio­nes de au­dio que com­pren­den los for­ma­tos mul­ti­ca­nal en DTS o en Dolby, po­seen en­tra­das de au­dio analó­gi­cas, óp­ti­cas, coaxia­les di­gi­ta­les y de HMDI; al­gu­nas mar­cas y mo­de­los los ofre­cen con sis­te­mas vir­tua­les de Dolby At­mos o DTS X. Hay mo­de­los acom­pa­ña­dos por un pe­que­ño sub­woo­fer, en és­te se re­pro­du­ci­rán los efec­tos de to­nos gra­ves de los es­ta­lli­dos, pi­sa­das, mú­si­ca y sus diá­lo­gos (la voz Darth Va­der por Ja­mes Earl Jo­nes, por ejem­plo), al­gu­nos de ellos ofre­cen co­ne­xión inalám­bri­ca por blue­tooth o Wi-fi.

Si se tie­ne un mi­ni­com­po­nen­te de mar­ca co­mer­cial, qui­zás ya se ha­yan da­do cuenta de que es­te po­see en­tra­das au­xi­lia­res en RCA (blan­co y ro­jo), los te­le­vi­so­res pla­nos hoy en día, prác­ti­ca­men­te ca­re­cen de es­te for­ma­to de sa­li­da, sin em­bar­go me he fi­ja­do que tie­nen sa­li­da en Jack 3.5 co­mo el de los au­dí­fo­nos, bas­ta­rá ad­qui­rir un ca­ble de ca­li­dad (no el de 5 pe­sos por fa­vor, ¡in­vier­ta!) de co­nec­tor 3.5 es­té­reo a RCA.

So­ni­do su­rround

Ha­blar de un sis­te­ma de múl­ti­ples ca­na­les en­vol­ven­tes o me­jor co­no­ci­do co­mo so­ni­do surrround, sue­le pa­re­cer­nos a ve­ces muy com­ple­jo ya que exis­ten va­rias op­cio­nes, des­de sis­te­mas vir­tua­les (equi­pos que si­mu­lan una ma­yor can­ti­dad de al­ta­vo­ces) has­ta los de sa­li­da dis­cre­ta (ca­nal por ca­nal).

Cuan­do dis­fru­ta­mos la pe­lí­cu­la en una sa­la de ci­ne, el au­dio pro­vie­ne de al­ta­vo­ces si­tua­dos al fren­te, de­trás de la pan­ta­lla, y de va­rios ba­fles co­lo­ca­dos a los cos­ta­dos, la pis­ta de so­ni­do de la pe­lí­cu­la tie­ne el re­gis­tro de los ca­na­les iz­quier­do, de­re­cho, cen­tral (diá­lo­gos) y los de efec­tos en­vol­ven­tes iz­quier­do y de­re­cho y, por su­pues­to, el ca­nal de sub­woo­fer LFE (Low Fre­cuency Ef­fect).

Los re­cep­to­res de au­dio y vi­deo son equi­pos muy com­ple­tos, pro­vis­tos de su­fi­cien­tes en­tra­das y de for­ma­tos dis­tin­tos de so­ni­do su­rround co­mo Dolby At­mos y DTS X, en­tre otros; son equi­pos con muy ba­ja dis­tor­sión y una res­pues­ta en fre­cuen­cia ex­ten­di­das, por lo que son apa­ra­tos en los que tam­bién se po­drán co­nec­tar dis­po­si­ti­vos de mú­si­ca con un ca­ble o bien de for­ma inalám­bri­ca a tra­vés de Wi-fi o de blue­tooth, las mar­cas re­co­no­ci­das in­clu­yen un mi­cró­fono pa­ra ajus­tar y ca­li­brar ca­da uno de los ca­na­les ya sea en 5.1, 6.1, 7.1 o 7.2.

La ins­ta­la­ción de los ba­fles es fun­da­men­tal, se pue­de so­li­ci­tar el ser­vi­cio de la co­lo­ca­ción en la tien­da don­de se ad­quie­ra el re­cep­tor o si tú mis­mo lo rea­li­zas, to­ma en cuenta que los ca­bles de­ben ocul­tar­se lo me­jor po­si­ble, com­pra bo­bi­nas de ca­ble pa­ra que te sea su­fi­cien­te, no es­ca­ti­mes en in­ver­tir en ca­bles de mar­ca, to­ma el tiem­po ne­ce­sa­rio pa­ra ca­li­brar el equi­po.

Bien, só­lo que­da alis­tar las pa­lo­mi­tas con chi­le pi­quin en pol­vo y un par de li­mo­nes, pa­ra dis­fru­tar del ci­ne en nues­tro ho­me thea­ter.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.