Fan AV. Sa­la de Ci­ne las Pal­mas, un sue­ño he­cho reali­dad.

Un sue­ño he­cho reali­dad

home:tech magazine mexico - - CONTENIDO - Por Car­los Vi­lle­gas

En es­te es­pe­cial de HO­ME:TECH Ma­ga­zi­ne de­di­ca­do al Ci­ne en Ca­sa, es un pri­vi­le­gio mos­trar la sa­la de ci­ne de un ver­da­de­ro en­tu­sias­ta al au­dio y vi­deo de ni­vel High End, nues­tro buen ami­go y an­fi­trión de la pa­sa­da reunión de Av­fo­ro en Ve­ra­cruz: el in­ge­nie­ro Re­né Andrade.

En Ca­sa las Pal­mas se ubi­can dos de las me­jo­res sa­las de au­dio en nues­tro país, la pri­me­ra de­di­ca­da al au­dio es­té­reo (la cual fue am­plia­men­te des­cri­ta en es­ta co­lum­na en la re­vis­ta de sep­tiem­bre del 2017) mis­ma que al momento, se en­cuen­tra en ple­na ac­tua­li­za­ción acús­ti­ca ba­jo pro­yec­to de

Ru­bén Var­gas. En un se­gun­do ni­vel, se ha edi­fi­ca­do una sa­la de ci­ne de ge­ne­ro­sas di­men­sio­nes, la cual se ha con­ver­ti­do en el cen­tro de reunión de la fa­mi­lia y ami­gos cer­ca­nos con 16 có­mo­das bu­ta­cas ta­pi­za­das en piel. En una ciu­dad en la que du­ran­te el ve­rano hay días con una sen­sa­ción tér­mi­ca al­re­de­dor a los 45° C, fue­ron ne­ce­sa­rios 60,000 btu´s pa­ra man­te­ner una tem­pe­ra­tu­ra ideal en los 218 me­tros cú­bi­cos de es­ta es­pec­ta­cu­lar sa­la de ci­ne. Y, aun­que el ob­je­ti­vo prin­ci­pal de es­ta sa­la es el ci­ne en ca­sa, le ase­gu­ro que el ni­vel de la elec­tró­ni­ca y las bo­ci­nas ele­gi­das por su pro­pie­ta­rio es tal, que se pue­de dis­fru­tar de con­cier­tos de mú­si­ca en al­ta re­so­lu­ción con el mis­mo ni­vel de ca­li­dad que en el sis­te­ma es­té­reo de la ca­sa. Co­mo sa­la de ci­ne, la ca­li­dad vi­sual de la ima­gen pro­yec­ta­da y la con­tun­den­cia del so­ni­do de pe­lí­cu­las en los for­ma­tos de au­dio mul­ti­ca­nal, sin com­pre­sión, es so­ber­bia. Du­ran­te la se­sión fo­to­grá­fi­ca, el an­fi­trión nos mos­tró las ca­pa­ci­da­des de la sa­la con 3 blu-rays: el con­cier­to de Mi­chael Bu­blé pa­ra la PBS, Caught in the Act, Ter­mi­na­tor Ge­nisys y War­craft.

Al igual que en la sa­la es­té­reo, el as­pec­to más cui­da­do de la sa­la en la pri­me­ra fa­se de su cons­truc­ción fue una red de ali­men­ta­ción eléc­tri­ca a la al­tu­ra del pro­yec­to, uti­li­zan­do pa­ra ello ca­blea­do de co­bre Con­du­mex, co­nec­to­res PS Au­dio So­loist Pre­mier y de nue­vo, Car­los To­rres fue lla­ma­do pa­ra rea­li­zar el ca­blea­do pa­ra el su­mi­nis­tro de ener­gía pa­ra ca­da uno de los equi­pos en las di­fe­ren­tes zo­nas de la sa­la. La si­guien­te fa­se del pro­yec­to era tam­bién muy im­por­tan­te de­bi­do a las di­men­sio­nes de la sa­la de ci­ne, e in­clu­yó un ex­ten­so tra­ta­mien­to acús­ti­co de ab­sor­ción en una gran par­te de la pa­red fron­tal, en to­das las es­qui­nas y zo­nas de pri­me­ras re­fle­xio­nes.

Co­mo co­men­té an­tes, la elec­tró­ni­ca y las diez bo­ci­nas del sis­te­ma de ci­ne son en su to­ta­li­dad de gran ca­li­dad y fue­ron ele­gi­das ba­jo la pre­mi­sa de que el so­ni­do re­sul­tan­te fue­ra de ver­da­de­ro ni­vel High End. To­dos los com­po­nen­tes fue­ron se­lec­cio­na­dos per­so­nal­men­te por el in­ge­nie­ro Andrade, ba­sa­do en la ex­pe­rien­cia ob­te­ni­da en la cons­truc­ción y pues­ta a pun­to de la sa­la es­té­reo. En un pro­yec­to de es­ta en­ver­ga­du­ra, es muy im­por­tan­te pla­near a de­ta­lle la ad­qui­si­ción de to­dos los equi­pos bus­can­do que exis­ta si­ner­gia en­tre los com­po­nen­tes. Afi­cio­na­do al so­ni­do in­glés, Bo­wers & Wil­kins fue la mar­ca de bo­ci­nas ele­gi­da pa­ra es­te pro­yec­to y, de nue­va cuenta, se se­lec­cio­nó a la ga­ma 800 pa­ra to­dos los ca­na­les. Al fren­te del sis­te­ma mul­ti­ca­nal hay tres bo­ci­nas con un desem­pe­ño no­ta­ble, una pa­re­ja de B&W 802 Nau­ti­lus y el ca­nal cen­tral HTM3S. Las B&W 802 son unos floors­tan­ders full ran­ge im­pre­sio­nan­tes y ade­más, las de la Sa­la las Pal­mas, fue­ron mo­di­fi­ca­das acer­ta­da­men­te por Ri­car­do Sa­la­zar. Co­mo men­cio­né en mi an­te­rior co­lum­na, pu­de au­di­cio­nar las B&W 802 an­tes y des­pués de su mo­di­fi­ca­ción y es ad­mi­ra­ble la ca­pa­ci­dad de Ri­car­do pa­ra im­ple­men­tar me­jo­ras en equi­pos que por su ni­vel de ex­ce­len­cia, se po­dría pen­sar que ya al­can­za­ron su me­jor ni­vel de so­ni­do po­si­ble. Las em­ble­má­ti­cas B&W

805 fue­ron las bo­ci­nas ele­gi­das pa­ra los 6 ca­na­les de su­rround, unos mo­ni­to­res de un so­ni­do es­tu­pen­do y un as­pec­to vi­sual en­vi­dia­ble que in­clu­so, son ob­je­to de de­seo co­mo bo­ci­nas prin­ci­pa­les en sis­te­mas es­té­reo pa­ra sa­las pe­que­ñas. El so­ni­do en­vol­ven­te que se con­si­gue en la Sa­la las Pal­mas es co­rrec­to y muy agra­da­ble al oí­do y, ade­más, las 805 ge­ne­ran una es­té­ti­ca so­bre­sa­lien­te ele­van­do el ni­vel de to­do el con­jun­to. El sub­woo­fer del sis­te­ma es un ASW 855, una ver­da­de­ra bes­tia de la ga­ma 800, que in­clu­ye un woo­fer de Ø15” y su pro­pio am­pli­fi­ca­dor de 1000 watts de cla­se D que es ca­paz de ba­jar has­ta los 18 hz. ¿Pue­de ima­gi­nar la con­tun­den­cia de un sis­te­ma así, al ver pe­lí­cu­las de ac­ción con in­for­ma­ción a rau­da­les en el ca­nal LFE? En Ter­mi­na­tor

Ge­nisys, las di­fe­ren­tes es­ce­nas de com­ba­te en­tre los an­droi­des T850 y el T1000 pre­sen­tan un so­ni­do que le qui­ta­rá el alien­to, ya que li­te­ral­men­te se pue­de sen­tir en to­do el cuer­po los im­pac­tos y ex­plo­sio­nes con una con­tun­den­cia no­ta­ble y siem­pre en to­tal con­trol de las fre­cuen­cias gra­ves.

Pa­ra ali­men­tar el con­jun­to de bo­ci­nas Bo­wer­so­wers & Wil­kins se eli­gie­ron dos eta­pas de po­der de una com­pro­ba­da repu­tación y de una po­ten­cia ade­cua­da pa­ra los re­que­ri­mien­tos de las bo­ci­nas se­lec­cio­na­das: Clas­sé CA3200 de 200 watts por ca­nal y Clas­sé CA5100 de 100 watts por ca­nal. Con­tro­lan­do es­tas eta­pas de am­pli­fi­ca­ción en­con­tra­mos un pro­ce­sa­dor mul­ti­ca­nal (tam­bién fa­bri­ca­do por la res­pe­ta­ble em­pre­sa ca­na­dien­se) Clas­sé SSP 800. Es­te pre­vio, contra lo que se pien­sa ha­bi­tual­men­te de los pro­ce­sa­do­res mul­ti­ca­nal, pre­sen­ta un so­ni­do neu­tro y am­plias ca­pa­ci­da­des de pro­ce­sa­mien­to por lo que pue­de uti­li­zar­se per­fec­ta­men­te pa­ra la au­di­ción de mú­si­ca sin ex­tra­ñar la ca­li­dad de un pre­vio de só­lo dos ca­na­les. La fuen­te del sis­te­ma es­tá a car­go de un es­pe­cia­lis­ta que se apo­de­ró del mer­ca­do de los re­pro­duc­to­res de Blu-ray des­de su lle­ga­da a es­te ni­cho, Op­po Di­gi­tal. El BDP 83 es la fuen­te del sis­te­ma mul­ti­ca­nal y a pe­sar de su edad, ha­ce un tra­ba­jo de lec­tu­ra de­co­ro­so en lo que lle­ga su ya pró­xi­mo re­le­vo.

Un vi­deo­pro­yec­tor DLP Benq W6000 de 1080p y 2500 lú­me­nes con un con­tras­te de 50,000:1 es el res­pon­sa­ble de ge­ne­rar la ima­gen en la Sa­la las Pal­mas. La ima­gen es pro­yec­ta­da so­bre una pan­ta­lla cur­va Ste­wart

Films­creen mo­de­lo Stu­dio­tek Ci­ne-w de 117” de for­ma­to 2.35:1. El con­jun­to lo­gra una ca­li­dad de ima­gen so­bre­sa­lien­te con co­lo­res ví­vi­dos y un al­to con­tras­te, que en­tre otras ca­rac­te­rís­ti­cas per­mi­te des­ple­gar, por ejem­plo, la tex­tu­ra de la te­la de un es­mo­quin de co­lor ne­gro, al­go com­pli­ca­do pa­ra vi­deo­pro­yec­to­res de ba­jo cos­to.

Al igual que en la sa­la es­té­reo, una de los atri­bu­tos más no­ta­bles de es­ta sa­la de ci­ne es el ca­blea­do uti­li­za­do en­tre los com­po­nen­tes del sis­te­ma. El lis­ta­do del ca­blea­do es real­men­te im­pre­sio­nan­te:

Ca­blea­do bo­ci­nas fron­ta­les Kim­ber Ka­ble Bi­fo­cal XL. Ca­blea­do bo­ci­nas de su­rround Kim­ber Ka­ble Kwik 12 (bi­ca­blea­do). Ca­ble SW Kim­ber Ka­ble Can­den­ce. Ca­ble po­der Shun­ya­ta Re­search Black Mam­ba. Ca­ble del pro­ce­sa­dor mul­ti­ca­nal al am­pli­fi­ca­dor Kim­ber Ka­ble Se­lect 1121. Ca­ble del am­pli­fi­ca­dor a bo­ci­nas fron­ta­les Wi­re World Equi­nox. Ca­ble HDMI Au­dio­quest Car­bon. Ca­ble po­der de los am­pli­fi­ca­do­res y Blu-ray PS Au­dio Pre­mier. To­ma co­rrien­tes PS Au­dio So­loist Pre­mier. Co­nec­to­res WBT.

El gran acier­to del in­ge­nie­ro Andrade ha si­do la co­rrec­ta ca­li­bra­ción o pues­ta a pun­to de to­do el sis­te­ma, uti­li­zan­do pa­ra ello un rack fa­bri­ca­do por la pres­ti­gio­sa So­lid Steel se­rie S4 y So­lid Steel Hi­per Spi­ke, con en­tre­pa­ños de cuar­zo na­tu­ral lo cual le pro­por­cio­na una gran ri­gi­dez al con­jun­to, los me­jo­res ca­bles dis­po­ni­bles (sin re­ba­sar el pre­su­pues­to asig­na­do pa­ra ese ru­bro), ba­ses Sound An­chors, ac­ce­so­rios co­mo pun­tos y co­nos de des­aco­plo Nor­dost y Still­points

Black Dia­mond Ra­cing, así co­mo ma­te­rial ab­sor­ben­te pa­ra con­tro­lar vi­bra­cio­nes.

Un ci­ne en ca­sa de ni­vel High End, le per­mi­ti­rá dis­fru­tar de con­cier­tos con una ca­li­dad de au­dio que nor­mal­men­te en­con­tra­mos só­lo en sis­te­mas es­té­reo de al­to desem­pe­ño, pe­ro tam­bién dis­fru­ta­rá de sus pe­lí­cu­las fa­vo­ri­tas con la con­tun­den­cia de la ver­da­de­ra ex­pe­rien­cia ci­ne­ma­to­grá­fi­ca.

En es­te es­pe­cial de HO­ME:TECH Ma­ga­zi­ne de­di­ca­do al Ci­ne en Ca­sa, es un pri­vi­le­gio mos­trar la sa­la de ci­ne de un ver­da­de­ro en­tu­sias­ta al au­dio y vi­deo de ni­vel High End, nues­tro buen ami­go y an­fi­trión de la pa­sa­da reunión de Av­fo­ro en Ve­ra­cruz: el in­ge­nie­ro Re­né Andrade.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.