HT en Cor­to. Ten­den­cias del ci­ne en casa 2018.

Es­ta­mos ini­cian­do un nuevo año y por su­pues­to que la evo­lu­ción de los sis­te­mas de ci­ne en casa nun­ca ter­mi­na. Aquí les mues­tro las ten­den­cias que veo se van a dar mu­cho para es­te año. ¡Acom­pá­ña­me a des­cu­brir­las!

home:tech magazine mexico - - CONTENIDO - Por Ja­vier E. Al­va­ra­do Uri­be

Sim­pli­ci­dad

De­cía Leo­nar­do Da Vin­ci: “La sim­pli­ci­dad es el úl­ti­mo gra­do de so­fis­ti­ca­ción”, y es ver­dad. En es­te 2018 ve­re­mos que, ca­da vez más, los sis­te­mas “To­do en Uno” -en­ca­be­za­dos prin­ci­pal­men­te por las ba­rras de so­ni­do o sound­bars- irán ga­nan­do te­rreno, poco a poco, a los sis­te­mas tra­di­cio­na­les de re­cep­tor AV + bo­ci­nas su­rround. El ca­blea­do de bo­ci­nas su­rround siem­pre ha si­do el Ta­lón de Aqui­les de los sis­te­mas tra­di­cio­na­les de ci­ne en casa por­que la ma­yo­ría de las ve­ces no te­ne­mos una pre­pa­ra­ción en nues­tras sa­las que co­mu­ni­que a tra­vés de las pa­re­des/pi­so o te­cho la par­te de­lan­te­ra del cuar­to con la tra­se­ra. Es por ello que los sis­te­mas que ofrez­can so­ni­do su­rround “inalám­bri­co” se­rán más po­pu­la­res, só­lo por es­te he­cho. Si bien aún se ne­ce­si­tan to­mas de co­rrien­te para ali­men­tar los al­ta­vo­ces tra­se­ros, el sim­ple he­cho de no re­que­rir un tra­mo lar­go de ca­ble des­de un apa­ra­to cen­tral, re­pre­sen­ta una gran ven­ta­ja para el usua­rio co­mún y co­rrien­te. Ha­cer­lo sim­ple no vie­ne sin con­se­cuen­cias y la prin­ci­pal es el de­tri­men­to en la ca­li­dad de so­ni­do, pues un ver­da­de­ro so­ni­do en­vol­ven­te, que tam­bién sea ca­paz de re­crear los úl­ti­mos for­ma­tos de des­co­di­fi­ca­ción di­gi­tal, in­vo­lu­cra no só­lo el uso de un re­cep­tor AV sino tam­bién de un sis­te­ma de bo­ci­nas bien co­lo­ca­do y ca­li­bra­do para brin­dar es­ta ex­pe­rien­cia y, des­gra­cia­da­men­te, una ba­rra de so­ni­do no tie­ne aún es­tas ca­pa­ci­da­des.

La fuen­te prin­ci­pal: in­ter­net

Con ma­yor fre­cuen­cia en­con­tra­mos que la fuen­te prin­ci­pal de los sis­te­mas de ci­ne en casa es un strea­mer -co­mo un Ap­ple TV o un Ro­ku- des­de don­de po­de­mos ac­ce­der a con­te­ni­dos por in­ter­net. En el peor de los ca­sos, la ma­yo­ría de las te­le­vi­sio­nes que se ven­den hoy tie­nen de for­ma na­ti­va una app para ver Net­flix y Youtu­be, que si bien no dan la mejor ca­li­dad de ima­gen y so­ni­do, para el usua­rio pro­me­dio se ven y es­cu­chan de ma­ne­ra acep­ta­ble, con la enor­me ven­ta­ja so­bre los sis­te­mas de TV tra­di­cio­nal que se pue­de ac­ce­der al con­te­ni­do que quie­ro ver en el mo­men­to que lo quie­ro ver, no su­pe­di­ta­do a ho­ra­rios ni a con­te­ni­do que al­guien más nos im­po­ne. Sin em­bar­go, para que la ex­pe­rien­cia de usua­rio “on-li­ne” sea sa­tis­fac­to­ria, es ne­ce­sa­rio ha­cer una in­ver­sión en la in­fra­es­truc­tu­ra de red de la casa y al me­nos ac­tua­li­zar los com­po­nen­tes pro­por­cio­na­dos por los pro­vee­do­res de in­ter­net. Un rou­ter m s po­de­ro­so es esen­cial, so­bre to­do cuan­do to­dos en casa se la pa­san des­car­gan­do vi­deos y, en mu­chos ca­sos, la ins­ta­la­ción de Ac­cess Points inalám­bri­cos en ubi­ca­cio­nes es­tra­té­gi­cas para ase­gu­rar 100% la co­ber­tu­ra inalám­bri­ca en la casa, se­ría lo mí­ni­mo in­dis­pen­sa­ble.

Un ci­ne en casa mul­ti­pro­pó­si­to

Ver­sa­ti­li­dad es la cla­ve. Para es­te año se pre­vé que mu­chos usua­rios de ci­ne en casa op­ta­rán por usar una sa­la mul­ti-pro­pó­si­to, o co­mo di­rían los grin­gos un “me­dia room”, don­de un cuar­to no úni­ca­men­te se des­ti­ne para ver pe­lí­cu­las o con­cier­tos con si­llo­nes es­pe­cia­les, luz con­tro­la­da, et­cé­te­ra, sino que sea un es­pa­cio de in­ter­ac­ción más fa­mi­liar en­tre los ha­bi­tan­tes de la casa don­de con­vi­van ga­mers, aman­tes de las pe­lí­cu­las, te­le­vi­sión con­ven­cio­nal y la mú­si­ca por igual, usan­do el mis­mo sis­te­ma para es­tos fi­nes. Los strea­mers y las ac­tua­les con­so­las de vi­deo­jue­gos se­rán el ele­men­to cen­tral de es­tos sis­te­mas, pues pro­veen una gran va­rie­dad de con­te­ni­do tan­to fí­si­co (CD’S, DVD’S, Blu-ray’s y jue­gos) co­mo por in­ter­net, ya que tam­bién ofre­cen ac­ce­so a con­te­ni­do on­li­ne e in­cor­po­ran Net­flix y Youtu­be. Así mis­mo, los sis­te­mas de ci­ne en casa que pue­dan in­te­grar­se fá­cil­men­te a un sis­te­ma de au­dio mul­ti-ha­bi­ta­ción de for­ma inalám­bri­ca -al­go co­mo lo que ac­tual­men­te es po­si­ble ha­cer con So­nos- se­rán ca­da vez más po­pu­la­res. De igual for­ma, el uso de múl­ti­ples pan­ta­llas, es de­cir dos o más te­le­vi­so­res en el mis­mo cuar­to o bien una te­le­vi­sión con­ven­cio­nal para el día a día que se “ta­pa” con una pan­ta­lla de pro­yec­ción cuan­do hay un even­to im­por­tan­te, es al­go que más usua­rios bus­ca­rán. Con tan­tas op­cio­nes de pro­gra­ma­ción que exis­ten hoy para es­co­ger, en es­pa­cios co­mo cuar­tos de jue­gos o ba­res, las per­so­nas bus­ca­rán te­ner más de una op­ción para mi­rar al mis­mo tiem­po.

Con­clu­sión

Si bien los sis­te­mas de ci­ne en casa tien­den a sim­pli­fi­car­se y el con­cep­to del uso de un re­cep­tor AV co­mo hub de en­tre­te­ni­mien­to pa­re­ce un te­ma de ob­so­les­cen­cia pro­gra­ma­da, no pue­do de­jar de sen­tir­me co­mo años atrás en la era del MP3. Las ve­lo­ci­da­des de in­ter­net, si bien ac­tual­men­te se di­cen de “ban­da an­cha”, la ver­dad es que la ma­yo­ría de las re­des ca­se­ras en Mé­xi­co dis­ta mu­cho de ofre­cer la ca­pa­ci­dad ne­ce­sa­ria para al me­nos dis­fru­tar una pe­lí­cu­la en al­ta de­fi­ni­ción con­ven­cio­nal 1080p, y ni se di­ga una en re­so­lu­ción 4K. En el te­ma del au­dio, los úl­ti­mos sis­te­mas de so­ni­do su­rround co­mo Dolby At­mos, DTS: X o Au­ro 3D se es­cu­chan fe­no­me­na­les, pe­ro la ma­yo­ría se que­dó a lo mu­cho en el Dolby Di­gi­tal 5.1 que te­ne­mos des­de fi­na­les del si­glo pa­sa­do… ¡Y es­ta­mos ya en 2018! Pa­re­ce que nos es­ta­mos per­dien­do lo que la tec­no­lo­gía nos pue­de ofre­cer ac­tual­men­te, en cuan­to a ca­li­dad de ima­gen y so­ni­do. Los in­vi­to a mi­rar des­de una pers­pec­ti­va di­fe­ren­te al clá­si­co “con que se vea y es­cu­che es­tá bien”, por al­go co­mo “quie­ro ob­te­ner la mejor ima­gen y so­ni­do que mi pre­su­pues­to per­mi­ta”.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.