TRI­BU­NE LI­BRE

El Pa­la­cio de Hie­rro

Horloger - - Index - POR GON­ZA­LO VI­LLA­RREAL

La re­mo­de­la­da tien­da de Po­lan­co con­fir­ma la apues­ta del gran al­ma­cén de­par­ta­men­tal por el mer­ca­do del lu­jo.

Es­te 2015 fue un año trans­for­ma­dor pa­ra el ne­go­cio del lu­jo en Mé­xi­co. Una dé­ca­da de no­ta­ble cre­ci­mien­to y con­so­li­da­ción han trans­for­ma­do el mer­ca­do en so­lo unos cuan­tos me­ses. El Pa­la­cio de Hie­rro de Po­lan­co es sin du­da un an­tes y un des­pués pa­ra el mer­ca­do del lu­jo en Mé­xi­co. Un pro­yec­to como po­cos en cual­quier rin­cón del mundo que lle­ga a ca­si 60,000 me­tros cua­dra­dos y 300 mi­llo­nes de dó­la­res de in­ver­sión, y que cam­bia la for­ma de ven­der lu­jo en es­pe­cial con el seg­men­to más pri­vi­le­gia­do del mer­ca­do me­xi­cano ofre­cien­do no so­lo la ofer­ta de pro­duc­tos sino tam­bién lo que se­rá la ten­den­cia pa­ra la pró­xi­ma dé­ca­da: crear una ex­pe­rien­cia pa­ra el clien­te. Ase­so­res de com­pra mul­ti­li­gues, ser­vi­cio de com­pras a do­mi­ci­lio, sui­tes pri­va­das, dos he­li­puer­tos, bar­be­ría y una ofi­ci­na pa­ra de­vo­lu­ción de im­pues­tos pa­ra com­pra­do­res in­ter­na­cio­na­les son so­lo una par­te de las op­cio­nes que se ofre­cen. El Pa­la­cio de Hie­rro de Po­lan­co es el epi­cen­tro del lu­jo en Mé­xi­co con 500 mar­cas que com­ple­men­tan la ma­du­ra ofer­ta de bie­nes de lu­jo que exis­te en la zo­na. Da­do que Mé­xi­co ha cre­ci­do 26% en con­su­mo de lu­jo en los úl­ti­mos 5 años, de acuer­do a da­tos de eu­ro mo­ni­tor, no es de ex­tra­ñar un pro­yec­to de es­te ni­vel y con una vi­sión ver­da­de­ra­men­te glo­bal sea el pri­me­ro de más es­pa­cios co­mer­cia­les de su ti­po en Mé­xi­co en la pró­xi­ma dé­ca­da. Al ofre­cer un con­cep­to úni­co en su ti­po en La­ti­noa­mé­ri­ca, el Pa­la­cio de Hie­rro apues­ta a ca­pi­ta­li­zar el cre­ci­mien­to del mer­ca­do me­xi­cano pe­ro tam­bién la vi­si­ta de clien­tes ex­tran­je­ros a la Ciu­dad de Mé­xi­co que ya for­ma par­te de las 10 ciu­da­des con el pro­duc­to in­terno bru­to más ele­va­do del mundo. Ade­más de nu­trir con­si­de­ra­ble­men­te las op­cio­nes pa­ra el clien­te interesado en la mo­da y el es­ti­lo, tam­bién es el lu­gar de la ex­pe­ri­men­ta­ción en nue­vos mo­de­los de ne­go­cio pa­ra las gran­des mar­cas y don­de al­gu­nas han de­ci­di­do apos­tar es­ta­ble­cien­do sus tien­das an­cla den­tro de la de­par­ta­men­tal bus­can­do nue­vas au­dien­cias y otra demografía. La plan­ta ba­ja es don­de el mundo de lu­jo en­cuen­tra su ple­ni­tud en un es­que­ma prác­ti­co y pri­vi­le­gia­do ya que in­clu­ye en un so­lo lu­gar es­pa­cios mo­no­mar­ca ó bou­ti­ques de fir­mas como Tag- Heuer, Hu­blot, IWC, Da­mia­ni, Bvlga­ri, Car­tier, Mont­blanc en­tre otras mar­cas, todos con la me­jor pre­sen­cia y lo úl­ti­mo de sus crea­cio­nes. Al cen­tro de es­tas bou­ti­ques que mi­ran a be­llos an­da­do­res ves­ti­dos de már­mol de­co­ra­dos con de­ta­lles ins­pi­ra­dos en el pa­seo de la re­for­ma y la ala­me­da cen­tral, se en­cuen­tra un es­pa­cio de­di­ca­do a la al­ta re­lo­je­ría y la al­ta jo­ye­ría. En es­ta área pue­den en­con­trar­se al­gu­nas de las mar­cas más pres­ti­gio­sas y re­co­no­ci­das. Com­prar lu­jo en una de­par­ta­men­tal ya no se li­mi­ta­rá so­la­men­te al co­mer­cio de ro­pa, per­fu­mes y ac­ce­so­rios, hoy tam­bién la al­ta re­lo­je­ría y jo­ye­ría como po­se­sio­nes indispensables pa­ra el clien­te apa­sio­na­do por el lu­jo tie­nen un lu­gar pro­ta­gó­ni­co en es­ta nue­va me­ca co­mer­cial. De acuer­do con las ten­den­cias y re­tos del mer­ca­do de lu­jo el Pa­la­cio de Hie­rro de Po­lan­co va más allá de co­mer­cia­li­zar ob­je­tos de lu­jo, hoy los clien­tes de­man­dan una ex­pe­rien­cia an­tes, du­ran­te y des­pués de la com­pra, por es­to se ha com­ple­men­ta­do el es­pa­cio co­mer­cial con las áreas ne­ce­sa­rias pa­ra ofre­cer un ser­vi­cio de ex­ce­len­cia y a la me­di­da. Una ecléc­ti­ca sui­te pri­va­da de­co­ra­da con be­llos ele­men­tos en pan de oro pa­ra quie­nes desean to­tal dis­cre­ción y co­mo­di­dad en su ex­pe­rien­cia, es­tá dis­po­ni­ble pa­ra re­ci­bir a los clien­tes más cons­pi­cuos. Es des­ta­ca­ble tam­bién el fac­tor hu­mano, el equi­po de ase­so­res del de­par­ta­men­to de al­ta re­lo­je­ría sor­pren­de, se com­po­ne de per­so­nas con am­plia ex­pe­rien­cia y co­no­ci­mien­to en re­lo­je­ría. El ser­vi­cio que es uno de los ejes rec­to­res de la fi­lo­so­fía de es­te nue­vo pro­yec­to y de los va­lo­res de cual­quier ne­go­cio que va­lo­re a sus clien­tes. Por es­to se bus­có tam­bién es­ta­ble­cer un cen­tro de ser­vi­cio post-venta mis­mo que cuen­ta con per­so­nal cer­ti­fi­ca­do por Swatch Group y el Gru­po Ri­che­mont. Sin lu­gar a du­das el Pa­la­cio de Hie­rro es­ta­ble­ce­rá diá­lo­go con nue­vas ge­ne­ra­cio­nes de aman­tes de la re­lo­je­ría y el lu­jo en un am­bien­te di­fe­ren­te, úni­co y es­ti­mu­lan­te to­do es­to ser­vi­rá pa­ra con­so­li­dar a Mé­xi­co como un mer­ca­do ma­du­ro y de gran po­ten­cial en los pró­xi­mos años.

Gon­za­lo@gon­za­lo­vi­lla­rreal.com

Gon­za­lo Vi­lla­real es ase­sor y con­sul­tor ex­per­to en re­la­cio­nes pú­bli­cas, lu­jo y al­ta re­lo­je­ría.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.