Sonidos de­pu­ra­dos

Horloger - - Atelier - LAURA HER­NÁN­DEZ

co­lec­ción in cres­cen­do

Dos re­fe­ren­cias en pla­tino y una en oro ro­sa. Vacheron Constantin no se ha in­cli­na­do por for­jar un re­pe­ti­dor de mi­nu­tos en ti­ta­nio, el ma­te­rial de mo­da por su am­pli­fi­ca­ción del so­ni­do. Sa­be­mos que la no arries­ga, li­te­ral­men­te, con ma­te­ria­les nue­vos que no pue­dan re­pa­rar en los pró­xi­mos cien años. El per­fec­to sen­ti­do de la eter­ni­dad. su­ma el tour­bi­llon a la com­pli­ca­ción de la so­ne­ría. Una apues­ta en la lí­nea Tra­di­tion­ne­lle, de­di­ca­da al ar­te re­lo­je­ro he­re­da­do de las más ri­cas tra­di­cio­nes del si­glo XVIII. Una co­lec­ción que ya con­ta­ba con cró­no­gra­fos, world­ti­mer, pie­zas con tour­bi­llon, ca­len­da­rios per­pe­tuos e in­clu­so re­lo­jes es­que­le­ta­dos. Una de las co­lec­cio­nes más só­li­das y am­plias don­de tam­bién se han desa­rro­lla­do lan­za­mien­tos fe­me­ni­nos y se ha tra­ba­ja­do el pla­tino pre­via­men­te. Un nue­vo ca­li­bre 2755 TMR com­ple­ta­men­te desa­rro­lla­do y rea­li­za­do la­te aho­ra en es­te nue­vo Mi­nu­te Re­pea­ter. Dis­po­ne de una es­té­ti­ca don­de destaca su ex­clu­si­vo he­cho a mano. Ar­mo­nía en­tre téc­ni­ca y es­té­ti­ca, con una es­fe­ra que apa­re­ce en to­nos gris pi­za­rra en los mo­de­los de pla­tino, y en tono pla­tea­do pa­ra la ver­sión de oro ro­sa. Las agu­jas de las ho­ras y los mi­nu­tos es­tán li­ge­ra­men­te des­cen­tra­das ha­cia la par­te su­pe­rior con el fin de de­jar más es­pa­cio a la jau­la del tour­bi­llon si­tua­da en la mi­tad in­fe­rior de la es­fe­ra, que cuen­ta con un pe­que­ño se­gun­de­ro. La aper­tu­ra a las 6 h per­mi­te ad­mi­rar el mo­vi­mien­to del tour­bi­llon. La ca­ja del tour­bi­llon, con la for­ma de la Cruz de Mal­ta, pre­sen­ta un pa­sa­dor pu­li­do a mano que re­quie­re unas 11 h de me­ticu­loso tra­ba­jo. De ma­ne­ra ca­rac­te­rís­ti­ca, el in­di­ca­dor de re­ser­va de mar­cha de 58 h que es­tá si­tua­do al dor­so del re­loj se dis­tin­gue gra­cias a una agu­ja de oro ro­sa os­cu­re­ci­da por un pro­ce­so de oxi­da­ción. El re­loj cuen­ta un am­pli­fi­ca­dor "La Mú­si­ca del Tiem­po" que au­men­ta el so­ni­do de las no­tas al es­cu­char la re­pe­ti­ción de mi­nu­tos. De­pu­ra­ción mu­si­cal pa­ra con­ti­nuar con el cla­si­cis­mo in­con­fun­di­ble.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.