Do­ble ele­gan­cia so­fis­ti­ca­da

Horloger - - Atelier - POR LES­LIE LÓ­PEZ

en­ri­que­ce su co­lec­ción con tres nue­vas in­ter­pre­ta­cio­nes

En un mun­do de crea­ción cu­yos si­len­cio­sos mo­men­tos de ins­pi­ra­ción no guar­dan ne­ce­sa­ria­men­te el mis­mo rit­mo ver­ti­gi­no­so de la avi­dez me­diá­ti­ca, nun­ca re­sul­ta gra­tui­to re­to­mar el va­lor de las in­no­va­cio­nes des­ta­ca­das y vol­ver a los prin­ci­pios bá­si­cos. Per­se­ve­rar en va­lo­res in­tem­po­ra­les por en­ci­ma de mo­das no es só­lo una apues­ta de­ci­di­da por la me­jor me­cá­ni­ca, sino tam­bién una elec­ción afor­tu­na­da por có­di­gos es­té­ti­cos más que con­vin­cen­tes. El legado de Jae­ger-LeCoul­tre es un cú­mu­lo de ex­pe­rien­cias que rin­den ho­nor a la pu­re­za de la Y el es uno de los re­lo­jes más sor­pren­den­tes en su di­rec­ta ape­la­ción a los fun­da­men­tos. Un desa­rro­llo téc­ni­co ex­cep­cio­nal que con­vier­te sus com­pli­ca­cio­nes en per­for­man­ce de ab­so­lu­ta pre­ci­sión, ele­gan­cia so­bre­na­tu­ral. Por ello, siem­pre es no­ti­cia im­por­tan­te el cre­ci­mien­to de una fa­mi­lia ba­jo es­ta ín­do­le. Tres nue­vas in­ter­pre­ta­cio­nes con un to­que de re­fi­na­mien­to mas­cu­lino. El in­ten­so co­lor del gris mag­ne­ti­ta (mi­ne­ral) con el aca­ba­do opa­lino. es una pie­za es­pec­ta­cu­lar que rá­pi­da­men­te atrae la mi­ra­da. Un tour­bi­llón es­fé­ri­co mul­ti­eje en una ca­ja de ti­ta­nio con una ro­ta­ción tri­di­men­sio­nal de 20 gra­dos. Li­ge­re­za y al­ta pre­ci­sión con dos rá­pi­dos gi­ros a los 30 y 15 se­gun­dos, res­pec­ti­va­men­te. La pie­za in­cor­po­ra el sis­te­ma pa­ten­ta­do Dual Wing (do­ble ba­rri­le­te). Per­mi­te con­tro­lar y re­se­tear a ce­ro el pe­que­ño se­gun­de­ro a mo­do de con el pul­sa­dor ubi­ca­do a las 2 ho­ras. Y ello no im­pli­ca pa­rar el ór­gano re­gu­la­dor, que con­ti­núa con su tra­ba­jo en el mo­vi­mien­to. El sis­te­ma Dual Wing se re­fle­ja en el dial con dos zo­nas ho­ra­rias se­pa­ra­das: a la iz­quier­da re­ve­la los se­cre­tos del Sp­hé­ro­tour­bi­llon y, a la de­re­cha, se in­di­ca la ho­ra lo­cal y la fe­cha, ubi­ca­do en ni­vel in­fe­rior al­re­de­dor de la ca­rá­tu­la. Jae­ger-LeCoul­tre desa­rro­lló el ca­li­bre 382 de ma­nu­fac­tu­ra con un en­sam­bla­do to­tal­men­te ma­nual y ad­mi­ra­bles aca­ba­dos. El tro­que­la­do del ca­li­bre so­bre la al­pa­ca es ca­rac­te­rís­ti­co en la casa por el mo­ti­vo Cô­tes So­lei­llées y las for­mas ar­mo­nio­sas de cor­tes y án­gu­los. Tam­bién se ha desa­rro­lla­do una nue­va ver­sión pa­ra el ba­jo es­ta lí­nea es­té­ti­ca. En es­te ca­so, cuen­ta con el ca­li­bre 380. Fue el pri­me­ro al que se le apli­có el sis­te­ma de do­ble ba­rri­le­te in­de­pen­dien­te. El pri­mer tren de en­gra­na­jes es­tá li­ga­do a las fun­cio­nes de ho­ra, mi­nu­tos y se­gun­dos, mien­tras que el se­gun­do es úni­ca­men­te pa­ra la fun­ción del crono. Un úni­co pul­sa­dor ase­gu­ra la per­fec­ta sin­cro­ni­za­ción de to­dos los cin­co con­ta­do­res. La ter­ce­ra pie­za es La be­lla com­pli­ca­ción del ca­len­da­rio con la in­ge­nie­ría to­tal de un cro­nó­me­tro es fas­ci­nan­te. El ca­li­bre 381 ha­ce co­rrer el tiem­po con la fa­se lu­nar ubi­ca­da a las 10 ho­ras. Be­llas com­ple­ji­da­des que enamo­ran con la sim­ple ma­te­má­ti­ca y la vi­va sen­sa­ción del pulso.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.