Oda eter­na

Horloger - - Atelier - POR LAURA HER­NÁN­DEZ

su­ma una com­pli­ca­ción más ele­va­da a la co­lec­ción más com­ple­ta de la fir­ma

Ca­da año la Co­lec­ción Clif­ton de Baume & Mercier ofre­ce un re­loj nue­vo. Y la fir­ma con­ti­núa así su ex­plo­ra­ción en el uni­ver­so de las más com­ple­jas com­pli­ca­cio­nes. Aho­ra la mai­son re­ve­la el nue­vo En su co­lec­ción Clif­ton ofre­ce una re­in­ter­pre­ta­ción de las gran­des com­pli­ca­cio­nes re­lo­je­ras con mo­de­los téc­ni­cos y so­fis­ti­ca­dos. Es­ta co­lec­ción de es­pí­ri­tu clá­si­co en­ca­ja den­tro de la gran tra­di­ción que apues­ta a con­ver­tir un re­loj en una mues­tra de ar­te­sa­nía ex­clu­si­va. Co­mo un ho­me­na­je a la ob­ser­va­ción as­tro­nó­mi­ca y a la be­lle­za de la me­cá­ni­ca ce­les­te, el nue­vo Ca­len­da­rio Per­pe­tuo en­car­na una es­té­ti­ca ar­mo­nio­sa y be­lla­men­te si­mé­tri­ca. Ubi­ca­do den­tro de una ca­ja de oro ro­sa, es­te me­ca­nis­mo su­til co­rres­pon­de con to­das las par­ti­cu­la­ri­da­des del ca­len­da­rio gre­go­riano, con sus 31, 30 o 28 días y el re­gre­so pe­rió­di­co del 29 de fe­bre­ro. Un re­to me­cá­ni­co pa­ra los re­lo­je­ros. El ca­len­da­rio per­pe­tuo es un sím­bo­lo del in­ge­nio hu­mano pa­ra ras­trear la tie­rra y las fa­ses de la lu­na, al ha­cer un se­gui­mien­to au­to­má­ti­co de la du­ra­ción va­ria­ble de ca­da mes y de los años bi­sies­tos. La pie­za se es­ta­ble­ce den­tro del li­na­je de los re­lo­jes de se­gui­mien­to de fe­cha más com­pli­ca­dos, los cua­les no re­quie­ren nin­gu­na co­rrec­ción de la fe­cha an­tes del 1 de mar­zo 2100, y re­pre­sen­ta un desafío de cons­truc­ción y mi­nia­tu­ri­za­ción pa­ra los maes­tros de la ma­nu­fac­tu­ra. El cuen­ta con un mo­vi­mien­to au­to­má­ti­co con re­ser­va de mar­cha de 42 ho­ras. En­ri­que­ce así la ga­ma de fun­cio­na­li­da­des que ofre­ce la casa ca­da año de mo­vi­mien­tos ma­nua­les: 90 ho­ras de re­ser­va de mar­cha, 8 días de re­ser­va El ex­pre­sa el legado de la mar­ca y el de una fir­ma tra­di­cio­nal con arrai­go en sus va­lo­res. En 1830 Baume & Mercier sen­tó las ba­ses de su ma­nu­fac­tu­ra, pe­ro hoy en día con­ti­núa su ca­mino con re­lo­jes ins­pi­ra­dos en las raí­ces de la em­pre­sa, con el fin de atraer a los co­no­ce­do­res y co­lec­cio­nis­tas. de mar­cha y

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.