Her­més y Cha­nel, más que mo­da

Horloger - - Index -

Una com­pli­ca­ción que in­vi­ta a re­fle­xio­nar los mo­men­tos que es­tán por lle­gar. Her­mès re­ve­la su nue­vo L'heu­re im­pa­tien­te. En la pie­za con­vi­ven el ri­gor y la fan­ta­sía. La fir­ma pro­po­ne un re­loj ca­paz de in­ten­si­fi­car las emo­cio­nes. Más que me­dir, se­cuen­ciar o con­tro­lar, la mai­son bus­ca un tiem­po des­ti­na­do a des­per­tar las emo­cio­nes, a abrir pa­rén­te­sis, a crear es­pa­cios de es­par­ci­mien­to. Ajus­tar en el con­ta­dor del re­loj la ho­ra de un acon­te­ci­mien­to ve­ni­de­ro y desea­do, que va a pro­du­cir­se en un pla­zo in­fe­rior a 12 ho­ras. Una ho­ra an­tes del mo­men­to es­pe­ra­do, el re­loj se po­ne en mar­cha con su cuen­ta atrás; se pue­de se­guir su pro­gre­sión en la es­fe­ra con la agu­ja ubi­ca­da a las 6 h. Un tim­bre so­na­rá pa­ra in­di­car que ha lle­ga­do el mo­men­to del es­pe­ra­do acon­te­ci­mien­to. Ha­cer po­si­ble que lo prác­ti­co dia­lo­gue con lo es­té­ti­co y fun­cio­nal. En su in­te­rior la­te el ca­li­bre H1912. Su ca­ja pro­por­cio­na gran ni­ti­dez a la vez que es­tá pro­te­gi­da por cris­ta­les más fi­nos de lo ha­bi­tual, y una es­fe­ra de 1 mm que re­sue­na con la vi­bra­ción del tim­bre. To­do es­tá pen­sa­do pa­ra op­ti­mi­zar el vo­lu­men del ai­re en es­te re­loj. El tim­bre fue desa­rro­lla­do pa­ra que du­re lar­ga­men­te y pa­ra que ten­ga un so­ni­do ater­cio­pe­la­do y mo­de­ra­do. Slim d 'Her­mes L'heu­re im­pa­tien­te re­po­sa en es­ta com­pli­ci­dad.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.