Pa­tek Phi­lip­pe Ref 5320G, la esen­cia del ca­len­da­rio per­pe­tuo

Horloger - - Index -

una cons­truc­ción mo­du­lar en tres com­po­nen­tes — es­que­le­to, car­ca­sa y ta­pa— con ras­gos iden­ti­ta­rios de Fe­rra­ri. Una es­truc­tu­ra ne­gra en el dial con contadores de ex­ce­len­te le­gi­bi­li­dad. La co­ro­na a las 4 ho­ras ele­va­da por una in­ser­ción de ti­ta­nio PVD ne­gro de­co­ra­da con el Ca­va­llino. Y, por úl­ti­mo, un pul­sa­dor ro­jo es­tra­té­gi­ca­men­te ubi­ca­do. La per­fec­ta er­go­no­mía de un bó­li­do. La ta­pa tra­se­ra de la ca­ja cuen­ta con el gra­ba­do “Li­mi­ted Edi­tion No. XX/70” en ne­gro y el re­ver­so de za­fi­ro es­tá ador­na­do con la ins­crip­ción “Fe­rra­ri 70 Years”. El nue­vo mo­vi­mien­to desa­rro­lla­do por Hu­blot es el ca­li­bre au­to­má­ti­co HUB6311 de car­ga ma­nual con una re­ser­va de mar­cha de cin­co días. Un cro­nó­gra­fo de al­to ren­di­mien­to de un so­lo pul­sa­dor, ini­cio, pa­ra­da y pues­ta a ce­ro, que fun­cio­na con un sis­te­ma de pa­lan­ca de alu­mi­nio anoni­za­do de co­lor ro­jo en ho­nor a la ca­sa ita­lia­na. A las 3 ho­ras, apa­re­ce un do­ble con­ta­dor de se­gun­dos de ins­pi­ra­ción ra­cing, más otro con­ta­dor de mi­nu­tos a las 11 y la rue­da de co­lum­nas vi­si­ble a la 1. Un ce­re­bro po­de­ro­so de al­to ren­di­mien­to pa­ra los aman­tes de la ve­lo­ci­dad, la pre­ci­sión y las emo­cio­nes au­tén­ti­cas. La pie­za se fa­bri­ca en ti­ta­nio, King Gold y PEEK Car­bon. Las tres ver­sio­nes son edi­cio­nes li­mi­ta­das a 70 ejem­pla­res ca­da una. La fir­ma re­lo­je­ra de Nyon no se con­for­mó úni­ca­men­te con crear co­lec­cio­nes de re­lo­jes. Ni tam­po­co se de­jó lle­var por la fá­cil ex­plo­ta­ción de una li­cen­cia exi­to­sa o un ju­go­so con­tra­to de pa­tro­ci­nio. Tras dis­tin­tas mar­cas que lo in­ten­ta­ron, Hu­blot ha si­do quien me­jor en­ten­dió el idea­rio y la pa­sión del Ca­va­llino Ram­pan­te. El diá­lo­go per­fec­to de ins­pi­ra­ción cer­te­ra. Ca­be re­cor­dar que MP-05 LaFe­rra­ri es la pie­za más com­ple­ja crea­da por Hu­blot has­ta la fe­cha, 637 com­po­nen­tes y ré­cord his­tó­ri­co de re­ser­va de mar­cha de 50 días. Cuen­ta con dis­tin­tas edi­cio­nes li­mi­ta­das en ca­jas com­ple­ta­men­te fa­bri­ca­das en ti­ta­nio, oro ro­sa o cris­tal de za­fi­ro blan­co, tam­bién de­cli­na­cio­nes a un so­lo co­lor in­te­gral en tres pie­zas úni­cas pa­ra Mé­xi­co. Ge­nia­li­dad téc­ni­ca que ya evo­ca­ba la si­lue­ta y el al­ma de los mí­ti­cos co­ches. Crea­cio­nes me­cá­ni­cas que le­van-

tan el pul­so. Fe­rra­ri y Hu­blot, en­car­na­dos en una per­fec­ta co­mu­nión. Una alian­za que no se ago­ta y sor­pren­de en ca­da pa­so. Has­ta la fe­cha, se han ce­le­bra­do más de 130 even­tos des­de el co­mien­zo de la co­la­bo­ra­ción por am­bas mar­cas de for­ma con­jun­ta. El acuer­do se anun­ció ofi­cial­men­te el 5 de no­viem­bre del 2011 por Jean-Clau­de Bi­ver, pre­si­den­te de Hu­blot, y Lu­ca Cor­de­ro di Mon­te­ze­mo­lo, pre­si­den­te de Fe­rra­ri. Hu­blot se con­ver­tía en so­cio de Fe­rra­ri. El acon­te­ci­mien­to no que­da­ba en un sim­ple acuer­do de crea­ción de pro­duc­to de­ri­va­do, com­par­tir li­cen­cia o de pa­tro­ci­nio. Se tra­ta­ba de un acer­ca­mien­to que cu­bría to­das las ac­ti­vi­da­des de Fe­rra­ri y de Hu­blot. En ell cir­cui­to in­ter­na­cio­nal de Mu­ge­llo, cer­ca de Flo­ren­cia, co­men­zó es­ta his­to­ria. El es­ce­na­rio de la­sas fi­na­les mun­dia­les de Fe­rra­ri po­nía el con­ta­dor a ce­ro. Hu­blot se con­vir­tió en el so­cio de re­lo­je­ría ex­clu­si­vox­clu­si­vo a 100% en las di­ver­sas ac­ti­vi­da­des de Fe­rra­ri co­mo Of­fi­cial Watch y Of­fi­cial Ti­me­kee­per. Ya pa­só un lus­tro y se vis­lum­bra una dé­ca­da de cro­no­me­tría con se­llo inigua­la­ble.

Un acuer­do só­li­do que ya dio fru­tos re­lo­je­ros en­vi­dia­bles.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.