La Re­con­quis­ta del Mar

Breguet lan­za nue­va colección Ma­ri­ne

Horloger - - Index - LES­LIE Ló­PEZ @hor­lo­ger.mx

Vien­to en po­pa y a to­da ve­la. Breguet sur­ca el mar con la re­no­va­ción de su pro­pio tem­po en el ritmo ver­ti­gi­no­so del mer­ca­do ac­tual.al. La co­co­lec­ción Ma­ri­ne se re­fres­ca dee vi­tal con­te­con­tem­po­ra­nei­dad. Es­ti­lo clá­si­co y nue­vo fee­ling fee­li de­por­ti­vo. Pie­zas me­nos ro­bus­tas que las pre­ce­den­tes y con una ar­qar­qui­tec­tu­ra más ar­mó­ni­ca y equi­li­bra­da es­té­ti­ca­men­te. Au­tén­ti­ca cro­no­me­tría con ca­si dos si­glos y me­dio de his­to­ria. De nue­vo en la cres­ta de la ola. Ma­ri­ne Chronographe 5527, Ma­ri­ne Alar­me Mu­si­si­ca­le 5547 y Ma­ri­ne 5517 son los nue­vos cap­ca­pi­ta­nes a bordo. Los guar­da­tiem­pos de

BreB­re­guet ma­te­ria­li­za­ron avant la let­tre los prin­prin­ci­pios fun­da­men­ta­les hoy vi­gen­tes de los re­lo­jes­re con­ver­ti­dos en ins­tru­men­tos pre­ci­pre­ci­sos al ser­vi­cio del pro­gre­so. Si las grand­gran­des in­ven­cio­nes se lle­van a ca­bo en el cam­po mi­mi­li­tar,itar, Breguet im­pul­sa­bim­pul­sa­ba la cro­no­me­tría­me­tría com­co­mo­mo ver­da­de­ro cam­po te­tec­no­ló­gi­co de la épo­cé­po­caa en los bar­cos de la Ma­ri­naM Real de Fra­nF­ran­cia, pun­ta de lan­za de la con­quis­ta y ex­plex­plo­ra­ción de te­rra in­cog­ni­ta. MMa­ri­ne Chronographe 5527 es una be­lla evoe­vo­ca­ción del prin­ci­pio ori­gi­nal. La nue­va pi­pie­za lle­ga en ca­ja de 42,3 mm. La agu­ja ddel cro­nó­gra­fo cuen­ta con un be­llo de­ta­lle que re­cuer­da a las ban­de­ras náu­ti­cas. Cuen­ta con tres subes­fe­ras. Mi­nu­te­ro a las 3 h y a las 6 h. El se­gun­de­ro se ubi­ca a las 9 ho­ras. La ven­ta­na de fe­cha se des­pla­za en­tre las 4 y 5 h. Breguet an­ti­ci­pó el cro­nó­gra­fo mo­derno con su chro­no­mè­tre à dou­bles se­con­des, dit d'ob­ser­va­tion, desa­rro­lla­do en 1820, que per­mi­tía la me­di­ción de pe­rio­dos in­ter­me­dios o de los tiem­pos trans­cu­rri­dos en dos even­tos in­de­pen­dien­tes y si­mul­tá­neos. Ade­más, en 1822 ven­dió sus pri­me­ros cro­nó­gra­fos de tin­ta, o Fat­ton, fru­to de la co­la­bo­ra­ción con el pro­pio re­lo­je­ro Fat­ton, uno de sus pu­pi­los de ma­yor ta­len­to. Este ins­tru­men­to es­ta­ba equi­pa­do con un se­gun­de­ro que de­po­si­ta­ba ba­jo de­man­da una mi­nús­cu­la go­ta de tin­ta en la es­fe­ra, mar­can­do li­te­ral­men­te un in­ter­va­lo tem­po­ral pre­ci­so. Ma­ri­ne Alar­me Mu­si­ca­le 5547 es una se­gun­da pie­za que com­bi­na tres com­pli­ca­cio­nes. Alar­ma, se­gun­do hu­so ho­ra­rio y fe­cha. La alar­ma y el hu­so ho­ra­rio se mues­tran en las dos es­fe­ras de las 3 y las 9 h. Cuan­do se pro­gra­ma la alar­ma, una cam­pa­na ma­ri­na apa­re­ce en la ven­ta­ni­lla de las 12 h. La pie­za tam­bién cuen­ta con un in­di­ca­dor de re­ser­va de mar­cha de es­ta fun­ción. A di­fe­ren­cia de Ma­ri­ne Chronographe 5527, la ven­ta­na de fe­cha de Ma­ri­ne Alar­me Mu­si­ca­le 5547 se ex­hi­be a las 6 h. Una pie­za me­cá­ni­ca com­ple­ja, cu­yo di­se­ño equi­li­bra­do per­mi­te una per­fec­ta le­gi­bi­li­dad. El nue­vo di­se­ño y es­ti­lo de la colección es más pa­ten­te y re­co­no­ci­ble en el Breguet Ma­ri­ne 5517. Una pie­za de tres agu­jas y ven­ta­na de fe­cha don­de lu­cen con más fuer­za los nue­vos de­ta­lles. Agu­jas Breguet fa­ce­ta­das en oro con lu­mi­nis­cen­cia, ín­di­ces

romanos y aca­ba­dos ra­yos de sol en la es­fe­ra, nue­va ca­rru­ra aca­na­la­da más ela­bo­ra­da y co­ro­na de­co­ra­da con el olea­je al­re­de­dor de la “B”. La mai­son pre­sen­ta la pri­me­ra ca­ja de ti­ta­nio por pri­me­ra vez en es­ta colección. Y re­sul­ta muy re­co­no­ci­ble por su ca­rá­tu­la de co­lor gris pi­za­rra con aca­ba­do so­leil. Los tres mo­de­los se de­cli­nan en tres ver­sio­nes si­mul­tá­nea­men­te: ade­más del ti­ta­nio, es­fe­ra azul en ca­ja de oro blan­co y es­fe­ra pla­tea­da en ca­ja de oro rosa. En es­tas dos úl­ti­mas in­ter­pre­ta­cio­nes, des­ta­ca el gui­llo­ché de las olas he­cho a mano, re­cor­dan­do con este de­ta­lle el ma­te­rial más no­ble de sus ca­jas. Me­ca­nis­mos in­hou­se con es­ca­pe de án­co­ra y la tec­no­lo­gía de si­li­cio en la es­pi­ral. La colección, ade­más, pre­sen­ta un cie­rre iné­di­to con las de­por­ti­vas co­rreas de cau­cho. To­das las pie­zas son nu­me­ra­das in­di­vi­dual­men­te y lle­van la fir­ma se­cre­ta e inimi­ta­ble de Breguet. El éxi­to de­lel genio re­lo­je­ro ra­di­ca en su eter­ni­dad.

LI­NA­JE MA­RINO

Ma­ri­ne Équa­tion Marchante 5887 fue ell lan­za­mien­to es­te­lar de Breguet el pa­sa­do año. Un guar­da­tiem­po que se con­vier­te en el gran pa­dre y ori­gen de la nue­va co­lec-ec­ción. El na­ci­mien­to de es­ta nue­va lí­nea­nea es­tá en Ma­ri­ne Équa­tion Mar­chan­te­te 5887. Ade­más de tour­bi­llon y ca­len­da­rioio per-per­pe­tuo, pre­sen­ta la com­pli­ca­ción Ecua­ción del Tiem­po. Tres in­ven­cio­nes ori­gi­na­les­ri­gi­na­les de Breguet, es­ta úl­ti­ma en 1785. La me­di­da del tiem­po so­lar cuen­ta laa vuel­ta del as­tro a su po­si­ció­nón ori­gi­nal ca­da día, queue en pro­me­dio no va­ría mu­cho del tiem­po real o ci­vil, un pe­que­ñoe­que­ño des­ajus­te de no más de 16 mi­nu­tos. Una gran pie­za com­plic­da que, en el fon­do, pre­sen­ta­ba los puen­tes cin­ce­la­dos su­til­men­te con el Ro­yaa Louis, el bu­que de pri­mer ran­go de la ma­ri­na­ri­na fran­ce­sa, así co­mo la rosa de los vien­tosn­tos en el ba­rri­le­te. Jun­to a su hi­jo, Breguet creóeó los mo­de­los más so­fis­ti­ca­dos de la épo­ca.a Y se­ría nom­bra­do fa­bri­can­te de cro­nó­me­tros de la Ma­ri­na Real Fran­ce­sa en 1815. Un ver­da­de­ro genio que sen­tó las ba­ses de la cro­no­me­tría mo­der­na, cu­yas gran­des in­ven­cio­nes es­tu­vie­ron vin­cu­la­da­sas al mar.

AGUA Y VI­DA

Breguet pre­sen­tó la ini­cia­ti­va Race for Wa­ter y su apo­yo a la Odys­sey 2017-2021, nue­va gran mi­sión esen­cial de de­fen­sa de los océa­nos. Con la pre­sen­cia de Marc A. Ha­yek, pre­si­den­te de Mon­tres Breguet, y Mar­co Si­meo­ni, pre­si­den­te de la Fun­da­ción Race for Wa­ter, Wa­te el pa­tro­ci­nio fue des­ve­la­do en Swatch Grou Group Pla­za en el mar­co de la úl­ti­ma edi­ción de B Ba­sel­world en Sui­za. La Race for Wa­ter Odys­sey rea­li­za­rá 35 pa­ra­das por to­do el mun­do y fa­ci­li­ta­rá que cien­tí­fi­cos y res­pon­sa­bles po­lí­ti­cos se reúnan y com­par­tan sus ex­pe­rien­cias so­bre la ne­ce­si­dad de pre­ser­var el a agua, el re­cur­so más pre­cia­do de la hu­ma­ni­dad. La F Fun­da­ción Race for Wa­ter, que ha lle­va­do a ca­bo in in­ves­ti­ga­cio­nes cien­tí­fi­cas avan­za­das so­bre el equi­libr brio eco­ló­gi­co ma­rino, co­la­bo­ra­rá con la fir­ma pa­ra au au­men­tar la con­cien­ti­za­ción so­bre la con­ser­va­ción de los océa­nos océa­no­so y la con­ta­mi­na­ción con­tam por plás­ti­cos. “Nos enor­gu­lle­ce y nos ale­gra po­der res­pal­dar a Race for Wa­ter, una ini­cia­ti­va ini­cia sui­za que rea­li­za una imp im­por­tan­te apor­ta­ción in­ter­na­cio­nal a la in­ves­ti­ga­ci ción ma­ri­na y de­mues­tra que exis­ten so­lu­cio­nes conc cre­tas pa­ra la pre­ser­va­ción de los océa­nos de to­do el pla­ne­ta”, co­men­tó Marc A. Ha­yek. “A prin­ci­pios del si­glo XIX, la me­di­ción del tiem­po tu­vo un pa­pel de­ter­mi­nan­te en la na­ve­ga­ción ma­rí­ti­ma. Per­pe­tua­mos esa tra­di­ción res­pal­dan­do una Odys­sey de im­por­tan­cia vi­tal pa­ra nues­tro fu­tu­ro co­lec­ti­vo”. “Te­ne­mos el or­gu­llo de con­tar con Breguet co­mo so­cio prin­ci­pal en es­ta ex­pe­di­ción úni­ca. Es­ta nue­va edi­ción de la Odys­sey quie­re ser una fuen­te de es es­pe­ran­za pa­ra el mun­do mos­tran­do que hay so­lu­ci so­lu­cio­nes pa­ra la con­ta­mi­na­ción por plás­ti­cos”, ex­pli­ca­ba Mar­co Si­meo­ni, pre­si­den­te de la Fun­da­ción Race for Wa­ter. “La en­se­ñan­za es im­por­tan­te y ha­ce­mos mu­cho hin­ca­pié en las ge­ne­ra­cio­nes más jó­ve­nes; tam­bién de­mos­tra­mos a los res­pon­sa­bles po­lí­ti­cos que co­no­ce­mos en ca­da pa­ra­da que las in­no­va­cio­nes y los nue­vos mo­de­los de ne­go­cio pue­den ser más efi­cien­tes y pro­du­cir be­ne­fi­cios eco­nó­mi­cos, medioambientales y so­cia­les du­ra­de­ros. Ade­más, na­ve­ga­mos en un bu­que eco­ló­gi­co que usa ener­gías lim­pias: una mez­cla de so­lar, hi­dró­geno y pro­pul­sión me­dian­te una co­me­ta, lo que de­mues­tra que un bar­co de 100 to­ne­la­das pue­de cir­cun­na­ve­gar el pla­ne­ta sin combustible fó­sil. ¡La tran­si­ción ener­gé­ti­ca ya es una reali­dad hoy!”.

Ma­ri­ne 5517 Race for Wa­ter

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.