La ho­ra azul

Las fir­mas re­lo­je­ras es­cu­chan el gri­to de los océa­nos

Horloger - - Index - / ANITZEL DÍAZ LES­LIE LÓ­PEZ

Es al­go más que el acer­ca­mien­to a los es­ce­na­rios ma­si­vos del de­por­te pa­ra lle­gar a más pú­bli­co y po­si­bles clien­tes. Y tam­bién es un pa­so más allá del com­pro­mi­so que mar­ca el cre­cien­te “eco-lu­jo” o “lu­jo éti­co” co­mo ten­den­cia en el mer­ca­do. Las mar­cas re­lo­je­ras se su­man a ini­cia­ti­vas fi­lan­tró­pi­cas en de­fen­sa de la vi­da. Y los océa­nos ocu­pan más de 70% de nues­tro pla­ne­ta Tie­rra. Si ha­bla­mos del Pla­ne­ta Azul, po­de­mos ha­blar de la Ho­ra Azul. El mo­men­to pre­ci­so de la de­fen­sa y cui­da­do de los ma­res y océa­nos. Se­gún los úl­ti­mos da­tos de la Unes­co, en el 2015 se cap­tu­ra­ron 81 mi­llo­nes de to­ne­la­das de pes­ca­do y ma­ris­co, 1.4% más que el año an­te­rior. Y has­ta 80% de la cap­tu­ra de al­gu­nas com­pa­ñías pes­que­ras es in­ci­den­tal. Ca­da año mue­ren 100,000 ma­mí­fe­ros ma­ri­nos y 1 mi­llón de aves por des­he­chos de plás­ti­cos. Aún pue­de ser peor. Se es­ti­ma que 32,000 pie­zas de desechos de plás­ti­co flo­tan por km2 en los océa­nos. Só­lo en Mé­xi­co, se pro­du­cen 22,350 to­ne­la­das de po­po­tes ca­da año. De ellas, 14,594 to­ne­la­das ter­mi­nan en re­lle­nos sa­ni­ta­rios y otras 453 to­ne­la­das aca­ban en zo­nas cos­te­ras. Por la ac­ti­vi­dad hu­ma­na, el ni­vel del mar au­men­ta 3.2 mm ca­da año. Blanc­pain co­la­bo­ra con la World Ocean Sum­mit de The Eco­no­mist des­de su pri­me­ra edi­ción ce­le­bra­da en el 2012. A co­mien­zos de este año, es­tu­vo pre­sen­te en Can­cún. El foro reúne per­so­na­li­da­des tan­to pri­va­das co­mo gu­ber­na­men­ta­les de to­do el mun­do con el ob­je­ti­vo de crear una con­fe­ren­cia orien­ta­da a la dis­cu­sión y to­ma de decisiones pa­ra crear una "eco­no­mía azul".

Ade­más, la mar­ca vie­ne desa­rro­llan­do la ini­cia­ti­va Blanc­pain Ocean Com­mit­ment des­de el 2014, su­man­do pro­yec­tos di­ver­sos con el ob­je­ti­vo de pre­ser­var la di­ver­si­dad bio­ló­gi­ca de los ma­res. Has­ta la fe­cha, 11 ex­pe­di­cio­nes cien­tí­fi­cas fi­nan­cia­das que han con­tri­bui­do a do­blar la su­per­fi­cie ma­ri­na pro­te­gi­da en el pla­ne­ta, más de 4 mi­llo­nes de km2 aña­di­dos en un to­tal de 8 mi­llo­nes de km2. Por otro la­do, Ro­lex ha re­no­va­do su acuer­do con Na­tio­nal Geo­grap­hic pa­ra pro­mo­ver la ex­plo­ra­ción y la con­ser­va­ción. Co­mo par­te de su pro­gra­ma Ro­lex World of Ex­plo­ra­tion, ha desa­rro­lla­do va­rias ex­pe­di­cio­nes, des­ta­can­do la his­tó­ri­ca Deep­sea Cha­llen­ge con el ci­neas­ta Ja­mes Ca­me­ron. Tie­ne, ade­más, la Be­ca Ro­lex pa­ra bu­ceo en Amé­ri­ca del Nor­te, Eu­ro­pa y la re­gión Aus­tra­la­sia. En­tre sus em­ba­ja­do­res más pres­ti­gio­sos, Syl­via Ear­le, la re­nom­bra­da bió­lo­ga ma­ri­na, una se­ño­ra vi­ta­lis­ta que es­tu­vo bu­cean­do en Ca­bo Pul­mo el pa­sa­do año. En Mé­xi­co, las áreas ma­ri­nas pro­te­gi­das y los re­fu­gios pes­que­ros de­cre­ta­dos has­ta la fe­cha su­man só­lo 5.6 mi­llo­nes de hec­tá­reas; es de­cir, me­nos de 2% del te­rri­to­rio ma­rino na­cio­nal. En­tre otros fac­to­res, la in­dus­tria pes­que­ra en este país explota to­do el te­rri­to­rio ma­rino me­xi­cano —1.5 ve­ces ma­yor que el te­rres­tre—, que ape­nas apor­tan ga­nan­cias de 0.2% del Pro­duc­to In­terno Bru­to. Y ca­be se­ña­lar que 90% de la pes­ca que se rea­li­za en Mé­xi­co tie­ne lu­gar de for­ma ile­gal. “Cer­ca de 50% de nues­tro oxí­geno pro­vie­ne del océano. Dos ter­cios de to­da la po­bla­ción del pla­ne­ta se ali­men­ta del océano. Me doy cuen­ta de que in­clu­so los bu­zos no tie­nen idea de lo que su­ce­de en reali­dad”, ase­gu­ra Ch­ris­tian Redl, co­no­ci­do co­mo Ice­man y Shark­man, em­ba­ja­dor de Edox. “En el ca­so de los ti­bu­ro­nes, mu­cha gen­te pien­sa que son pe­li­gro­sos. El pro­ble­ma es que los ti­bu­ro­nes son los depredadores prin­ci­pa­les en el océano. Si matas a la par­te su­pe­rior de la ca­de­na ali­men­ti­cia, en­ton­ces la ca­de­na se de­rrum­ba. Cuan­do matas a los ti­bu­ro­nes, matas el océano”. Exis­ten al­re­de­dor de 400 es­pe­cies de ti­bu­ro­nes y 100 de ellas se en­cuen­tran en Mé­xi­co. És­te es el pun­to de par­ti­da de la obra de Ge­rar­do del Vi­llar, alia­do de Oris. La ca­sa re­lo­je­ra de Höls­tein co­la­bo­ra con la Aus­tra­lian Ma­ri­ne Con­ser­va­tion So­ciety y otras en­ti­da­des pa­ra pre­ser­var jun­tos la vi­da sil­ves­tre del océano a par­tir de di­fe­ren­tes edi­cio­nes es­pe­cia­les. Se ha aso­cia­do con va­rios em­ba­ja­do­res, bu­zos y ap­neís­tas pro­fe­sio­na­les. Otra ini­cia­ti­va solidaria des­ta­ca­ble na­ció en el 2004 cuan­do la So­cie­dad Cous­teau se unió con IWC Schaffhausen pa­ra lle­var a ca­bo una ex­pe­di­ción de in­ves­ti­ga­ción al mar Ro­jo, que brin­dó in­for­ma­ción so­bre el es­ta­do de los arre­ci­fes de co­ral. IWC tam- bién apo­ya a la Fun­da­ción Char­les Dar­win en las Is­las Ga­lá­pa­gos. A sus ex­pe­di­cio­nes cien­tí­fi­cas en áreas es­pe­cí­fi­cas se su­ma la co­mu­ni­ca­ción pa­ra crear con­cien­cia en la so­cie­dad mun­dial. En este sen­ti­do, Ome­ga se alió con Goo­dP­la­net Foun­da­tion y dio co­mo re­sul­ta­do la pro­duc­ción de los do­cu­men­ta­les Pla­net Ocean (dis­po­ni­bles en You­Tu­be) y Ti­me for the Pla­net, dos pro­yec­tos de con­ser­va­ción en In­do­ne­sia. Y Breitling se ha su­ma­do re­cien­te­men­te a Ocean Con­ser­vancy, una or­ga­ni­za­ción no gu­ber­na­men­tal de­di­ca­da a li­de­rar la lu­cha mun­dial por un océano y pla­yas lim­pios. "La or­ga­ni­za­ción tie­ne una im­pre­sio­nan­te tra­yec­to­ria de lo­gros, mo­vi­li­zan­do a mi­llo­nes en apo­yo de pla­yas sa­lu­da­bles, y es apa­sio­na­da en su lu­cha por nues­tro océano, su vi­da sil­ves­tre y las co­mu­ni­da­des cos­te­ras”, de­cla­ra Geor­ges Kern, CEO de Breitling. Fa­bien Cous­teau, nieto del le­gen­da­rio ca­pi­tán Jacques Cous­teau, se ha con­ver­ti­do en el nue­vo ros­tro de Sei­ko Pros­pex. La fir­ma ja­po­ne­sa con­tri­bui­rá al tra­ba­jo del Cen­tro de Apren­di­za­je Ma­rino Fa­bien Cous­teau, una ins­ti­tu­ción crea­da pa­ra con­tri­buir di­rec­ta­men­te al es­tu­dio y la de­fen­sa de la sa­lud de los ma­res. ¿Ha­ría us­ted al­go por su­mar es­fuer­zos en es­ta cau­sa? Su re­loj mar­ca que aún es­tá a tiem­po. Un pun­to de in­fle­xión don­de la la­bor de con­cien­cia­ción em­pie­za por uno mis­mo.

1

2

1. Foro de The Eco­no­mist apo­ya­do por Blanc­pain. 2. Syl­via Ear­le con Ro­lex. 3. Gui­llau­me Néry, nue­vo em­ba­ja­dor de Pa­ne­rai. 3

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.