Ce­le­bra­ción con una jo­ya au­tó­ma­ta

Pa­rrot Re­pea­ter Poc­ket Watch co­bra vi­da y per­pe­túa el ar­te de ma­ra­vi­llar de la mai­son en sus 280 años

Horloger - - Entretien - LAU­RA HER­NÁN­DEZ ME­LÉN­DEZ @hor­lo­ger.mx

Ja­quet Droz ce­le­bra sus 280 años con el Pa­rrot Re­pea­ter Poc­ket Watch, un au­tó­ma­ta con re­pe­ti­ción de mi­nu­tos. Es un ho­me­na­je al cé­le­bre re­lo­je­ro sui­zo Pie­rre Ja­quet-Droz quien apren­dió el ar­te de sus an­ces­tros pa­ra tra­ba­jar con su sue­gro y des­pués con su hi­jo, Hen­ri-Louis, aso­cian­do el ingenio me­cá­ni­co con una vi­sión van­guar­dis­ta de la re­lo­je­ría. Du­ran­te ca­si tres años, to­dos los ex­per­tos de la mai­son co­la­bo­ra­ron, en su ate­lier de Chaux-de-Fonds, pa­ra dar vi­da a es­ta crea­ción que per­pe­túa el ar­te de ma­ra­vi­llar, que in­ven­tó Ja­quet Droz ha­ce 280 años. Es­ta pie­za úni­ca, Nu­me­rus Clau­sus 1/1, des­ta­ca por­que reúne el sa­voir-fai­re de los ofi­cios re­lo­je­ros y ar­tís­ti­cos de la ca­sa. El Pa­rrot Re­pea­ter Poc­ket Watch re­to­ma la lar­ga tra­di­ción de los au­tó­ma­tas, que en su épo­ca re­pre­sen­ta­ba Pie­rre Ja­quet-Droz, pa­ra lle­var­la ha­cia nue­vos ho­ri­zon­tes téc­ni­cos, crea­ti­vos y ar­tís­ti­cos. Pre­sen­ta un cua­dro ani­ma­do na­tu­ra­lis­ta cu­yo te­ma son las aves que la fir­ma ha re­pro­du­ci­do mu­si­cal­men­te va­rias ve­ces en los em­ble­má­ti­cos au­tó­ma­tas Bird Re­pea­ter. Una pa­re­ja de pa­pa­ga­yos Ara, una es­pe­cie ele­gi­da por la be­lle­za de su co­lo­ri­do, cui­da a sus po­llue­los en el cen­tro de es­ta com­po­si­ción. Los pa­pa­ga­yos es­tán ani­ma­dos: el de la iz­quier­da mue­ve to­do el cuer­po, el de la de­re­cha mue­ve la ca­be­za. El pri­mer po­llue­lo sa­le del hue­vo y en el se­gun­do se apre­cia un mo­vi­mien­to de vai­vén. La es­ce­na se desa­rro­lla en una sel­va exu­be­ran­te en la que sur­gen lia­nas, hi­bis­cos, aves del pa- raí­so y una cas­ca­da ani­ma­da en la que un ti­gre se re­fres­ca. Otro ti­gre apa­re­ce pin­ta­do a las 6 ho­ras, en la la­de­ra de la es­fe­ra en ná­car que re­co­rren dos ma­ne­ci­llas en oro. El gra­ba­do en mi­nia­tu­ra apor­ta re­lie­ve y pro­fun­di­dad a ca­da mo­ti­vo. El tron­co, las aves y el ni­do son apli­ques en oro, pin­ta­dos y apli­ca­dos a mano so­bre la es­fe­ra. Un de­li­ca­do en­gas­te tra­di­cio­nal res­plan­de­ce con una mul­ti­tud de co­lo­res en el con­torno de la ca­ja en oro ro­sa. En el fon­do del re­loj se apre­cia un pa­pa­ga­yo Ara pin­ta­do en es­mal­te Grand Feu con mo­ti­vos en oro. En lu­gar de es­tar he­cha con pig­men­tos tra­di­cio­na­les, la pin­tu­ra uti­li­za es­mal­tes ma­cha­ca­dos a mano pa­ra lo­grar un pol­vo muy fino que se mez­cla con acei­te. Es­ta pre­pa­ra­ción per­mi­te rea­li­zar una pin­tu­ra en mi­nia­tu­ra que se hor­nea se­gún la téc­ni­ca del es­mal­te Grand Feu. Des­pués, el ar­tis­ta de­po­si­ta los mo­ti­vos en oro, que tam­bién son he­chos a mano, y pro­te­ge su obra apli­can­do un fun­den­te (es­mal­te trans­lú­ci­do), la hor­nea nue­va­men­te y la pu­le com­ple­ta­men­te a mano. Las dos ca­ras de es­ta com­po­si­ción po­drán ad­mi­rar­se en el es­tu­che, pin­ta­do a mano, en el que el re­loj gi­ra­rá sus­pen­di­do por la ca­de­na en oro ro­sa. El ca­li­bre ma­nual Ja­quet Droz RMA88 ani­ma es­te re­loj de bol­si­llo, un au­tó­ma­ta con re­pe­ti­ción de mi­nu­tos con tim­bres “ca­te­dral”. El pes­ti­llo si­tua­do a las 9 en la ca­ja ac­cio­na si­mul­tá­nea­men­te los au­tó­ma­tas y la so­ne­ría que in­di­ca las ho­ras, los cuar­tos de ho­ra y los mi­nu­tos.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.