OTROS OFI­CIOS IN­TERE­SAN­TES

Hotbook Magazine - - Hotculturaltraditions -

PEINADORAS. En ca­da fa­mi­lia de la tri­bu ta­bas­ki, en Se­ne­gal, hay una mu­jer en­car­ga­da de pei­nar a las de­más, la cual de­be aprender las úl­ti­mas tendencias del es­ti­lis­mo, pa­ra man­te­ner a sus fa­mi­lia­res a la úl­ti­ma mo­da.

FILEROS. En al­gu­nos lu­ga­res del mun­do hay per­so­nas que ofre­cen sus ser­vi­cios afue­ra de los ban­cos, las tien­das, los ci­nes, etc., pa­ra ha­cer fi­las pa­cien­te­men­te. Así, el in­tere­sa­do pue­de re­gre­sar jus­to an­tes de que sea su turno.

EMPUJADORES. Los os­hi­ya son ge­ne­ral­men­te es­tu­dian­tes ja­po­ne­ses que tra­ba­jan du­ran­te las ho­ras pi­co, em­pu­jan­do cui­da­do­sa­men­te a las per­so­nas pa­ra que en­tren a los tre­nes, y que­pa la ma­yor can­ti­dad de gen­te po­si­ble.

DE­TEC­TI­VES DE BA­SU­RA. Tra­ba­jan en al­gu­nas ciu­da­des de Ale­ma­nia, re­vi­san­do las bol­sas de ba­su­ra que sa­ca la gen­te, ase­gu­rán­do­se de que la ha­yan se­pa­ra­do co­mo in­di­ca la ley.

LLORONAS PRO­FE­SIO­NA­LES. En Tai­wán, es co­mún con­tra­tar a se­ño­ras pa­ra que atien­dan un fu­ne­ral pa­ra llo­rar, can­tar y re­tor­cer­se en el sue­lo, la­men­tán­do­se por la pér­di­da del di­fun­to, crean­do un dra­ma­tis­mo digno de pe­lí­cu­la.

PES­CA­DO­RES DE BI­CI­CLE­TAS. Áms­ter­dam es la ca­pi­tal mun­dial de la bi­ci­cle­ta, pues en ella ha­bi­tan 800 mil per­so­nas, que po­seen unas 900 mil bi­ci­cle­tas. El go­bierno tie­ne un equi­po que tra­ba­ja dia­ria­men­te sa­can­do bi­ci­cle­tas de los ca­na­les de la ciu­dad. Se cal­cu­la que ca­da año se ex­traen en­tre 12,00 y 15,000 ejem­pla­res.

TAPADORES DE PLA­CAS. En las ca­lles más con­ges­tio­na­das de Irán im­ple­men­ta­ron, ha­ce al­gu­nos años, una po­lí­ti­ca que prohí­be que los au­to­mó­vi­les cir­cu­len to­dos los días. El nú­me­ro de la ma­trí­cu­la se­ña­la los días que se pue­de uti­li­zar el au­to. Pa­ra bur­lar la ley, los ira­níes con­tra­tan a un “ta­pa pla­cas” pa­ra que, ca­mi­nan­do de­trás de los au­tos (si hay trá­fi­co) o sen­ta­do en la ca­jue­la, obs­tru­ya con su cuer­po los nú­me­ros de la ma­trí­cu­la en los días que el au­to no cir­cu­la.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.