In­fi­ni­ti

EMPOWER THE DRI­VE

Hotbook Magazine - - Índice - www.in­fi­ni­ti.mx

In­fi­ni­ti es una mar­ca au­to­mo­triz, que se no se cen­tra en el mo­tor o en los ci­lin­dros de sus mo­de­los, y sí en el con­duc­tor, es­pe­cial­men­te en la co­ne­xión en­tre el au­to y el usua­rio, con el fin de ha­cer de ella una ex­pe­rien­cia de ma­ne­jo úni­ca y com­ple­ta­men­te sa­tis­fac­to­ria. Con ba­se en Hong Kong y dis­po­ni­ble pa­ra la ven­ta en más de 50 paí­ses, Ini­fi­ni­ti se ha ca­rac­te­ri­za­do a tra­vés de los años por ser lí­der en el cam­po del desem­pe­ño hí­bri­do, rom­pien­do con el es­te­reo­ti­po, pa­ra quie­nes prio­ri­zan la ve­lo­ci­dad, de que los au­tos hí­bri­dos no ofre­cen el mis­mo per­for­man­ce de los otros au­tos. En 2011, Ini­fi­ni en­tró en el Guin­ness World Re­cords, gra­cias al uso di­fe­ren­te que le han dan a los au­tos hí­bri­dos y el po­ten­cial que ven en sus po­si­bi­li­da­des de desem­pe­ño.

En una alian­za téc­ni­ca es­tra­té­gi­ca, In­fi­ni­ti y Re­nault Sport For­mu­la Uno, con una he­ren­cia de 40 años de ex­pe­rien­cia en la ca­rre­ra, lo­gra­ron, en 2016, el má­xi­mo ni­vel del deporte mo­tor. Apro­ve­chan­do su ex­pe­rien­cia en hí­bri­dos, In­fi­ni­ti ayu­dó a desa­rro­llar con­jun­ta­men­te un re­vo­lu­cio­na­rio sis­te­ma de re­cu­pe­ra­ción de ener­gía (ERS), de otra ma­ne­ra per­di­da, y pue­de en­tre­gar un im­pul­so equi­va­len­te a 160 ca­ba­llos de fuer­za, ace­le­ran­do nue­vas po­si­bi­li­da­des en fun­cio­na­mien­to.

En­tre sus pla­nes a lar­go pla­zo, am­bos gi­gan­tes del automovilismo se en­cuen­tran tra­ba­jan­do en un proyecto lla­ma­do Black S, ex­plo­ran­do pro­fun­da­men­te las po­si­bi­li­da­des de uti­li­zar tec­no­lo­gía de la For­mu­la Uno en la pro­duc­ción de vehícu­los de ca­lle, uti­li­zan­do el co­no­ci­mien­to del equi­po en el em­pleo de ma­te­ria­les com­pues­tos avan­za­dos pa­ra ins­ta­lar ele­men­tos de fi­bra de car­bón en sus co­ches. El proyecto cuen­ta tam­bién con la tec­no­lo­gía de re­cu­pe­ra­ción de ener­gía que men­cio­na­mos an­te­rior­men­te (ERS). Ade­más, en ju­nio de es­te mis­mo año, anun­cia­ron la co­la­bo­ra­ción con Pi­re­lli, pro­vee­dor ofi­cial de la F1, pa­ra es­te proyecto. Aun­que ape­nas es un pro­to­ti­po, la idea es avan­zar lo su­fi­cien­te pa­ra lo­grar que la ven­ta co­mer­cial de es­te proyecto se vuel­va una reali­dad, sin em­bar­go, lo ha­ría pro­ba­ble­men­te en una edi­ción li­mi­ta­da.

Black S es el pri­mer pa­so ha­cia el fu­tu­ro de la tec­no­lo­gía hi­bri­da que, con mu­cho tra­ba­jo y aun­que hoy pa­rez­ca posible so­lo en sue­ños, nos lle­va­rá has­ta el pun­to de lo­grar un au­to com­ple­ta­men­te eléc­tri­co con el mis­mo per­for­man­ce que los de ga­so­li­na.

Aun­que es su co­re bu­si­ness, In­fi­ni­ti no es­tá úni­ca­men­te in­vo­lu­cra­do en pro­yec­tos au­to­mo­vi­lís­ti­cos. A la mar­ca la mue­ven las ga­nas de ge­ne­rar cam­bios en nues­tro en­torno, de apro­ve­char la tec­no­lo­gía pa­ra me­jo­rar el mundo en el que vi­vi­mos. De eso se tra­ta In­fi­ni­ti Lab, que tra­ba­ja co­mo una in­cu­ba­do­ra o ace­le­ra­do­ra, brin­dan­do ase­so­rías pa­ra star­tups al­re­de­dor del mundo que tra­ba­jan con temas co­mo smart ci­ties, co­nec­ti­vi­dad, ser­vi­cios de co­nec­ti­vi­dad y ser­vi­cios de mo­vi­li­dad, de­pu­ran­do pro­yec­tos y ta­len­to en pro de la sus­ten­ta­bi­li­dad.

Su in­te­rés en el to­tal apro­ve­cha­mien­to del ta­len­to en­con­tra­do per­mea tam­bién la pro­pia em­pre­sa, que ade­más de la­bo­rar con pro­fe­sio­na­les de gran tra­yec­to­ria, cuen­ta tam­bién con un pro­gra­ma lla­ma­do In­fi­ni­ti Aca­demy En­gi­nee­ring. El pro­gra­ma sur­gió co­mo una opor­tu­ni­dad pa­ra traer a es­tu-

dian­tes de in­ge­nie­ría de las re­gio­nes más im­por­tan­tes pa­ra la mar­ca, Asia Pa­ci­fi­co, Ca­na­dá, Chi­na, Eu­ro­pa (in­clu­yen­do Ru­sia), Emi­ra­tos Ára­bes, EE UU y Mé­xi­co, al­gu­nas de ellas, re­gio­nes en las que tal vez tra­ba­jar en la Fór­mu­la Uno pa­re­ce­ría im­po­si­ble.

En su cuar­ta edi­ción glo­bal –se­gun­da pa­ra Mé­xi­co–, el pro­gra­ma es una bús­que­da por el me­jor ta­len­to en la in­ge­nie­ría en el mundo pa­ra tra­ba­jar du­ran­te un año en el Reino Uni­do: seis me­ses en el Cen­tro Téc­ni­co de In­fi­ni­ti en Cran­fi­eld y seis me­ses con el equi­po de Re­nault Sport Fór­mu­la Uno en Ens­to­ne. La edi­ción 2017 ob­tu­vo más de 12,000 re­gis­tros de 41 paí­ses di­fe­ren­tes.

El fil­tro es desafian­te: pri­me­ro se de­be lle­nar una for­ma y en­viar un CV, y de to­dos los que se re­ci­ben, son es­co­gi­dos 10 es­tu­dian­tes –por un third party– de ca­da re­gión. A los 10 fi­na­lis­tas de ca­da re­gión se les ha­ce una se­rie de prue­bas, pa­ra ver des­de su ca­pa­ci­dad pa­ra res­pon­der a la pren­sa, el tra­ba­jo en equi­po que son ca­pa­ces de rea­li­zar e in­clu­so la ra­pi­dez y des­tre­za con la que pue­den cons­truir un mo­de­lo de co­che hí­bri­do des­mon­ta­ble.

Se es­co­ge a una so­la per­so­na de ca­da re­gión y ellos son los ga­na­do­res de la co­di­cia­da ex­pe­rien­cia pro­fe­sio­nal de tra­ba­jar con es­tos maes­tros del automovilismo. La co­lo­ca­ción de los es­tu­dian­tes in­clu­ye viá­ti­cos, trá­mi­te de vi­sas, alo­ja­mien­to, un vehícu­lo de In­fi­ni­ti, un sa­la­rio y la po­si­bi­li­dad de tra­ba­jar jun­to a los me­jo­res in­ge­nie­ros de la in­dus­tria.

Ale­xan­dros Pa­laio­lo­gos, es­tu­dian­te del Tec de Mon­te­rrey, ga­na­dor por Mé­xi­co y quien se en­cuen­tra ac­tual­men­te cur­san­do la se­gun­da fa­se del pro­gra­ma, es aman­te de la Fór­mu­la Uno y des­cri­be su pa­sión por los co­ches co­mo un vi­rus, la cual he­re­dó de su pa­pá, se­gún nos cuen­ta: “Mi pa­pa siem­pre ha si­do apa­sio­na­do por los co­ches, tra­ba­ja en los co­ches en la ca­sa y siem­pre le ayu­dá­ba­mos mi her­mano y yo, to­da mi fa­mi­lia es­tá lo­ca por los co­ches”.

Pa­ra Alex, el ma­yor or­gu­llo de ser par­te de es­te pro­gra­ma es po­der con­tar­nos que el pa­que­te ae­ro­di­ná­mi­co del In­fi­ni­ti QX30 lo desa­rro­lló per­so­nal­men­te, con su equi­po de tra­ba­jo y ba­jo la di­rec­ción de Andy Todd, Di­rec­tor of Body and Ex­te­rior En­gi­nee­ring en In­fi­ni­ti. “Aho­ra es­tá por sa­lir a pro­duc­ción el re­ma­ke del mo­de­lo QX30 y, bá­si­ca­men­te, lo que se lo­gró es un pa­que­te que me­jo­ra la ae­ro­di­ná­mi­ca del co­che y se hi­zo a tra­vés de un es­tu­dio de ae­ro­di­ná­mi­ca va­ria­ble”, nos cuen­ta Alex.

In­fi­ni­ti ha­ce én­fa­sis en es­co­ger úni­ca­men­te es­tu­dian­tes y no pro­fe­sio­na­les pa­ra el pro­gra­ma, pues de otra ma­ne­ra, le­jos de tra­tar­se de una “es­cue­la”, se­ría sim­ple­men­te un pro­ce­so de se­lec­ción. Es­to man­tie­ne la igual­dad de opor­tu­ni­da­des pa­ra los es­tu­dian­tes y tam­bién les da la opor­tu­ni­dad de real­men­te ele­gir si des­pués de re­gre­sar a ter­mi­nar sus ca­rre­ras a sus res­pec­ti­vos paí­ses, lo que quie­ren ha­cer pro­fe­sio­nal­men­te es per­te­ne­cer a In­fi­ni­ti o a Re­nault Sports Fór­mu­la Uno.

Alex nos cuen­ta que es­tá con­si­de­ran­do fuer­te­men­te re­gre­sar a In­fi­ni­ti, ya que la ex­pe­rien­cia ha si­do muy bue­na. La Fór­mu­la Uno, tam­bién la ha dis­fru­ta­do, sin em­bar­go, con­si­de­ra que qui­zás la in­dus­tria au­to­mo­triz es su lu­gar, sim­ple­men­te por el te­ma de di­ver­si­fi­car­se y ver có­mo fun­cio­na el ne­go­cio.

“Las puer­tas es­tán abier­tas pa­ra re­gre­sar, ob­via­men­te si des­ta­cas. En In­fi­ni­ti pue­do de­cir que de­jé una muy bue­na im­pre­sión y creo que ten­go la puer­ta abier­ta. En es­te mo­men­to to­da­vía ten­go que se­guir tra­ba­jan­do pa­ra des­ta­car, pe­ro yo creo que al fi­nal de es­te pro­gra­ma tie­nes mu­chas po­si­bi­li­da­des de cre­cer. Y ya que es­té pró­xi­mo a gra­duar­me, ten­dré que to­mar al­gu­na de­ci­sión”.

Al con­tar­nos de su ex­pe­rien­cia, a pe­sar de te­ner mo­men­tos de frus­tra­ción y de tra­ba­jar lar­gas ho­ras, el recuento es com­ple­ta­men­te po­si­ti­vo. “Es­tu­ve en el Gran Pre­mio de Mé­xi­co el año pa­sa­do y pro­ba­ble­men­te va­ya al de es­te año con pie­zas que yo ha­ya di­se­ña­do en el co­che co­rrien­do en el Gran Pre­mio de Mé­xi­co”.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.