GRE­GORY EMVY

Hotbook News - - THE STRANGE - Gre­gor­yemvy.com Ig: @gre­gor­y_m

De ori­gen ru­so, Gre­gory Emvy for­ma par­te de una nueva ola de ar­tis­tas emer­gen­tes van­guar­dis­tas de su país. En 2001, se gra­duó en el Foun­da­tion Pain­ting Pro­gram Arts School de Nizhny Nóv­go­rod en Ru­sia, cuan­do te­nía 16 años. Des­pués de ha­ber vi­vi­do en Londres y Moscú, ra­di­ca ac­tual­men­te en Mé­xi­co don­de bus­ca ex­po­ner su ar­te y con­ti­nuar crean­do nue­vas co­lec­cio­nes.

¿Cuán­do de­ci­dis­te que que­rías de­di­car­te al ar­te pro­fe­sio­nal­men­te?

Em­pe­cé con mi ca­rre­ra cuan­do era pe­que­ño, nunca tu­ve nin­gu­na du­da de que era el ca­mino co­rrec­to pa­ra mí. Mi bi­sa­bue­lo tam­bién era un ar­tis­ta, pue­de ser que tam­bién es­té en mi san­gre.

¿Cuál es el te­ma prin­ci­pal de tus obras?

Por el mo­men­to, es­toy ex­plo­ran­do la tra­duc­ción de la ar­qui­tec­tu­ra en el ar­te. To­mo el tra­ba­jo de ar­qui­tec­tos que ad­mi­ro y tra­to de ima­gi­nar­me có­mo pue­do in­ter­pre­tar­lo me­dian­te el len­gua­je del ar­te, y có­mo pue­do ex­pli­car la be­lle­za que veo en ellos. Me re­fie­ro a los rea­li­za­dos por Li­bes­kind, Paulo Men­des da Ro­cha, Zaha Ha­did, Ta­dao An­do y otros.

Otra di­rec­ción en la que es­toy in­tere­sa­do es en la mez­cla del ar­te fi­gu­ra­ti­vo y abs­trac­to. Es­toy bus­can­do for­mas visuales mi­ni­ma­lis­tas pa­ra ex­pre­sar mis pen­sa­mien­tos y emo­cio­nes; me­nos for­mas, más co­lo­res y tex­tu­ras.

¿Qué bus­cas co­mu­ni­car con tus obras?

El ar­te es mi mo­nó­lo­go. Es­toy con­fun­di­do por mu­chas pre­gun­tas y es­toy bus­can­do res­pues­tas. Es tam­bién lo que en­tien­do de la be­lle­za y la for­ma en la que me iden­ti­fi­co a mí mis­mo. Di­cen que la be­lle­za es­ta en el ojo de quien la mi­ra,

y es por eso que mi per­cep­ción del mun­do se ba­sa en eso.

¿Cuál es tu fuen­te de ins­pi­ra­ción pa­ra tus crea­cio­nes?

En­cuen­tro ins­pi­ra­ción en per­so­nas, ar­qui­tec­tu­ra y mo­da. Aca­bo de re­gre­sar de la Se­ma­na de Mo­da de París y las co­sas que es­tán pa­san­do en el mun­do de la mo­da son in­creí­bles. Es­tá in­fluen­cia­do por la po­lí­ti­ca, te­mas ur­ba­nos, street cul­tu­re, pe­ro de al­gu­na ma­ne­ra se man­tie­ne fiel a los clá­si­cos. En­cuen­tro que la ar­qui­tec­tu­ra es me­nos cam­bian­te en ese sen­ti­do. Hay per­so­nas que es­ta­ble­cen los es­tán­da­res, ca­da uno tie­ne un pun­to de vis­ta di­fe­ren­te. Es­toy tra­tan­do de apren­der de ellos y trans­for­mar las en­se­ñan­zas en mi pro­pia crea­ción. So­lo tie­nes que es­tar aten­to pa­ra en­con­trar tu ins­pi­ra­ción.

¿Cuál con­si­de­ras que es el ele­men­to cla­ve pa­ra la crea­ción de una obra?

Tie­nes que ser ho­nes­to con­ti­go mis­mo, ser ca­paz de oír­te a ti mis­mo y sa­ber lo que quie­res com­par­tir cuan­do te en­fren­tas con un lien­zo en blan­co y un con­jun­to de he­rra­mien­tas al azar.

¿Qué ar­tis­tas han in­fluen­cia­do en tu tra­ba­jo, clá­si­cos y con­tem­po­rá­neos?

Miguel Án­gel (ca­da vez que es­toy en la Capilla Six­ti­na, quie­ro llo­rar), Gau­dí, An­selm Kie­fer. Soy un gran fan de An­selm Kie­fer. Veo tiem­po y re­cuer­dos en sus obras. Kie­fer es el crea­dor ar­tís­ti­co mo­nu­men­tal do­mi­nan­te de la era de la pos­gue­rra. Pue­do ad­mi­rar por ho­ras su obra Osi­ris and Isis.

¿Có­mo des­cri­bi­rías tu es­ti­lo en tres pa­la­bras?

Pro­vo­ca­ti­vo, ex­pe­ri­men­tal, pen­sa­mien­to des­en­ca­de­nan­te.

¿Ha evo­lu­cio­na­do tu es­ti­lo a lo lar­go de tu ca­rre­ra?

Cla­ro que ha evo­lu­cio­na­do. Es par­te de evo­lu­cio­nar co­mo per­so­na. Ha­ce dos años yo era di­fe­ren­te, y den­tro de dos años tam­bién voy a ser di­fe­ren­te. Exis­ten mi­les de co­sas que me ha­cen cam­biar to­do el tiem­po.

¿Cuál es el me­jor con­se­jo que te han da­do co­mo ar­tis­ta?

No ten­gas mie­do de la au­to­ex­pre­sión y de las crí­ti­cas.

¿Cuál es tu opi­nión acer­ca del ar­te en Mé­xi­co?

Es un ar­te car­ga­do de una fuer­te tra­di­ción y de una his­to­ria com­pli­ca­da. Hay co­lo­res, cul­tu­ra al igual que el do­lo­ro­so pe­río­do co­lo­nial y el du­do­so pre­sen­te.

¿Tie­nes al­gún me­xi­cano fa­vo­ri­to? ar­tis­ta

Me gus­ta mu­cho el tra­ba­jo de Jo­sé Cle­men­te Oroz­co, en especial La Trin­che­ra. Su ar­te es tan des­nu­do, co­mo un cuer­po sin piel con to­dos los ner­vios ex­pues­tos. Ilus­tró la dua­li­dad del ar­te me­xi­cano que era an­ti­ca­pi­ta­lis­ta, pe­ro fi­nan­cia­do por el Es­ta­do; ar­te que glo­ri­fi­ca­ba la re­vo­lu­ción en un país don­de la re­be­lión no tu­vo éxi­to.

¿Cuá­les son tus pró­xi­mos pro­yec­tos?

Es­toy tra­ba­jan­do en tres co­lec­cio­nes, más una ex­hi­bi­ción en Zu­rich. Tam­bién es­toy emo­cio­na­do de mos­trar mi tra­ba­jo en Mé­xi­co y abrir un es­tu­dio.

Fo­tos cortesía de Gre­gory Emvy

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.