La mar­cha de Ma­cron

Em­ma­nuel Ma­cron lle­gó a la pre­si­den­cia de Fran­cia el pa­sa­do 14 de ma­yo des­pués de ga­nar el apo­yo del 66% del elec­to­ra­do. El en­ton­ces can­di­da­to que­dó co­mo sal­va­dor de la Unión Eu­ro­pea tras de­rro­tar a la can­di­da­ta de ul­tra­de­re­cha Ma­ri­ne Le Pen quien ob­tu­vo

Hotbook News - - PORTADA - Tex­to por Mer­ce­des Mi­go­ya @mer­ce­des­mi­go­ya Ilustración por: Xi­me­na Sán­chez

El pre­si­den­te de 39 años es­tu­dió Fi­lo­so­fía y Le­tras, y pos­te­rior­men­te cam­bió su in­te­rés ha­cia el mun­do de las fi­nan­zas. Tra­ba­jó co­mo ban­que­ro du­ran­te cua­tro años, has­ta que el pre­si­den­te Fra­nçois Ho­llan­de lo in­vi­tó a su ga­bi­ne­te co­mo mi­nis­tro de Eco­no­mía. Des­pués de dos años de tra­ba­jo con el go­bierno so­cia­lis­ta, de­jó el pues­to para for­mar un nue­vo mo­vi­mien­to po­lí­ti­co lla­na­cio­nal ma­do La Ré­pu­bli­que En Mar­che! (LREM). En abril de 2016, el aho­ra pre­si­den­te lan­zó la ini­cia­ti­va, in­vi­tan­do a los ciu­da­da­nos a unir­se para iden­ti­fi­car los pro­ble­mas de Fran­cia y pro­po­ner so­lu­cio­nes. En pocos me­ses más de 200 mil per­so­nas eran par­te de En Mar­che! Tras el éxi­to del mo­vi­mien­to, Ma­cron hi­zo cam­pa­ña co­mo can­di­da­to de cen­tro a la pre­si­den­cia y pu­bli­có un con­tra­to con los vo­tan­tes en el que des­cri­bió seis prio­ri­da­des que lle­va­ría a ca­bo de ser elec­to: EDU­CA­CIÓN - Pro­me­tió re­in­te­grar las cul­tu­ra y los va­lo­res de la so­cie­dad fran­ce­sa en to­dos los ni­ve­les edu­ca­ti­vos del país. TRA­BA­JO - Di­jo que bus­ca­ría sim­pli­fi­car las le­yes la­bo­ra­les, re­for­mar los se­gu­ros de des­em­pleo, crear em­pleos y ha­cer me­jo­ras para au­men­tar el po­der ad­qui­si­ti­vo de los tra­ba­ja­do­res. ECO­NO­MÍA - Se com­pro­me­tió a crear un nue­vo mo­de­lo de cre­ci­mien­to que sea eco­ló­gi­co, que fa­vo­rez­ca dis­tin­tos sec­to­res in­dus­tria­les y en es­pe­cial a los em­pren­de­do­res. SE­GU­RI­DAD - Pro­me­tió se­guir la lu­cha con­tra el te­rro­ris­mo con una es­tra­te­gia ba­sa­da en la paz. DE­MO­CRA­CIA - Se com­pro­me­tió a re­no­var la re­pre­sen­ta­ción y res­pon­sa­bi­li­zar de sus ac­tos a los ser­vi­do­res pú­bli­cos. PO­LÍ­TI­CA EX­TE­RIOR - Ase­gu­ró que Fran­cia ten­dría una ma­yor pre­sen­cia in­ter­na­cio­nal que for­ta­le­ce­ría Eu­ro­pa y que cam­bia­ría su po­lí­ti­ca res­pec­to a Áfri­ca. Cuan­do ga­nó la pre­si­den­cia, mu­chos du­da­ban de su ca­pa­ci­dad para cum­plir es­tas pro­me­sas, ya que En Mar­che! no te­nía ni un so­lo asien­to en el par­la­men­to. Sin em­bar­go, es­to cam­bió el 18 de ju­nio cuan­do el nue­vo par­ti­do arra­só en las elec­cio­nes par­la­men­ta­rias ob­te­nien­do 63% de los 577 asien­tos dis­po­ni­bles. Ma­cron for­mó un ga­bi­ne­te in­tere­san­te. Tie­ne po­lí­ti­cos de ideo­lo­gías opues­tas, co­mo el con­ser­va­dor Bruno Le Mai­re y el so­cia­lis­ta Gé­rard Co­llomb, y ac­ti­vis­tas re­co­no­ci­dos en Fran­cia, co­mo el am­bien­ta­lis­ta Ni­co­las Hu­lot o la blo­gue­ra Mar­lè­ne Schiap­pa. La elec­ción de su equi­po ha cau­sa­do in­cer­ti­dum­bre, ya que se­rá di­fí­cil que los re­pre­sen­tan­tes de iz­quier­da y de­re­cha se pue­dan en­con­trar en el cen­tro, co­mo quie­re el pre­si­den­te. La lle­ga­da de Ma­cron al po­der crea un nue­vo pa­ra­dig­ma en la V Re­pú­bli­ca de Fran­cia. Has­ta aho­ra, ha de­mos­tra­do que di­fe­ren­tes ideo­lo­gías se pue­den unir ba­jo un nue­vo par­ti­do po­lí­ti­co. Que es po­si­ble de­rro­tar el sis­te­ma con pocos años de pre­pa­ra­ción. Que el cam­bio cli­má­ti­co es una lu­cha que se de­be ha­cer, sin im­por­tar lo que di­ga el pre­si­den­te de Es­ta­dos Uni­dos. Y que Eu­ro­pa uni­da to­da­vía tie­ne un fu­tu­ro. Si tie­ne ra­zón o no en lo de­más, lo ve­re­mos du­ran­te los pró­xi­mos cin­co años. Ante to­das las ad­ver­si­da­des, Ma­cron se ha man­te­ni­do fir­me. Para cum­plir con su agen­da na­cio­nal ne­ce­si­ta­rá que su go­bierno se man­ten­ga uni­do. Es pro­ba­ble que en­fren­te re­sis­ten­cia de los ciu­da­da­nos por­que mu­chas de las re­for­mas que quie­re ha­cer re­quie­ren de re­cor­tes fuer­tes en los gas­tos de go­bierno. En el ám­bi­to in­ter­na­cio­nal, el pre­si­den­te de Fran­cia po­dría po­si­cio­nar­se co­mo nue­vo lí­der en la lu­cha por la in­te­gra­ción eu­ro­pea o con­tra el cam­bio cli­má­ti­co. El pre­si­den­te del Con­se­jo Eu­ro­peo, Do­nald Tusk, le di­jo: “Eu­ro­pa ne­ce­si­ta tu ener­gía, tu ima­gi­na­ción y tu co­ra­je”.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.