Las FARC crean par­ti­do po­lí­ti­co

Hotbook News - - PORTADA - Ilus­tra­ción por: Xi­me­na Sán­chez Tex­to por Mer­ce­des Mi­go­ya @mer­ce­des­mi­go­ya

El pri­me­ro de sep­tiem­bre, las Fuer­zas Ar­ma­das Re­vo­lu­cio­na­rias de Co­lom­bia, co­mún­men­te co­no­ci­das co­mo FARC, anun­cia­rán ofi­cial­men­te la crea­ción de su par­ti­do po­lí­ti­co. Es­to quie­re de­cir que, fi­nal­men­te, uno de los mo­vi­mien­tos más vio­len­tos de la his­to­ria mo­der­na de Amé­ri­ca La­ti­na ten­drá voz y vo­to en la po­lí­ti­ca co­lom­bia­na.

Los miem­bros de las FARC ten­drán de­re­cho a ocu­par diez asien­tos en el Con­gre­so has­ta 2026, y pa­sa­da esa fecha, se in­te­gra­rán a la vi­da po­lí­ti­ca ba­jo las re­glas que si­guen los de­más par­ti­dos. Adi­cio­nal­men­te, los lí­de­res re­bel­des po­drán ocu­par car­gos de elec­ción pú­bli­ca.

¿QUIÉ­NES SON LAS FARC?

Crea­das en 1964, las FARC fue­ron du­ran­te dé­ca­das la peor ame­na­za pa­ra la paz y es­ta­bi­li­dad de Co­lom­bia. La gue­rri­lla te­nía ori­gi­nal­men­te el ob­je­ti­vo de crear un go­bierno co­mu­nis­ta, pe­ro tras años de re­pre­sión por par­te del go­bierno em­pe­zó a rea­li­zar ac­ti­vi­da­des ile­ga­les co­mo se­cues­tros, ex­tor­sio­nes, aten­ta­dos y trá­fi­co de dro­gas.

De acuer­do con ci­fras ofi­cia­les, en­tre 1964 y 2013, la gue­rri­lla fue res­pon­sa­ble de más de 220,000 muer­tes. Adi­cio­nal­men­te, 7 mi­llo­nes de co­lom­bia­nos han si­do des­pla­za­dos de sus ho­ga­res por la vio­len­cia oca­sio­na­da por la gue­rra en­tre el go­bierno y los gue­rri­lle­ros.

¿Y CÓ­MO LLE­GA­MOS AQUÍ?

El 24 de no­viem­bre de 2016, el pre­si­den­te co­lom­biano, Juan Ma­nuel San­tos, y el lí­der de las FARC, Ro­dri­go Lon­do­ño, co­no­ci­do co­mo Ti­mo­chen­ko, fir­ma­ron un acuer­do de paz pa­ra ter­mi­nar con más de 50 años de con­flic­to.

El pre­si­den­te San­tos se acer­có por pri­me­ra vez a los lí­de­res de la gue­rri­lla en 2011 y tras años de ne­go­cia­cio­nes, en oc­tu­bre de 2016, con­vo­có a los ciu­da­da­nos pa­ra que de­ci­die­ran si es­ta­ban a fa­vor o en con­tra de un bo­rra­dor del acuer­do. Más del 60% de los vo­tan­tes re­gis­tra­dos se abs­tu­vie­ron de par­ti­ci­par y la ma­yo­ría de los que asis­tie­ron a las ur­nas vo­tó en con­tra.

El acuer­do fue al­ta­men­te cri­ti­ca­do, prin­ci­pal­men­te por el ex­pre­si­den­te Ál­va­ro Uri­be, quien ase­gu­ra que dar a los gue­rri­lle­ros la opor­tu­ni­dad de par­ti­ci­par en la po­lí­ti­ca es un error. Uri­be tam­bién cri­ti­có a San­tos por per­mi­tir que los miem­bros de las FARC evi­ten la cár­cel si re­co­no­cen sus crí­me­nes.

El vo­to en con­tra del acuer­do no fue de­fi­ni­ti­vo, el pre­si­den­te San­tos re­ne­go­ció al­gu­nos de los pun­tos prin­ci­pa­les y el 24 de no­viem­bre fir­mó un nue­vo do­cu­men­to pa­ra la paz.

¿Y AHO­RA QUÉ SI­GUE?

A fi­na­les de agosto, se reunirán en Bo­go­tá los prin­ci­pa­les gue­rri­lle­ros y co­man­dan­tes pa­ra to­mar las de­ci­sio­nes fi­na­les de su fu­tu­ro po­lí­ti­co. Es pro­ba­ble que, aun­que se con­vier­tan en par­ti­do, los lí­de­res de la ex­gue­rri­lla no se pos­tu­len pa­ra pues­tos pú­bli­cos de nin­gún ni­vel en un fu­tu­ro cer­cano.

El lí­der de las FARC ya de­cla­ró que, de mo­men­to, su par­ti­do no pos­tu­la­rá can­di­da­tos pa­ra la pre­si­den­cia en 2018 y que apo­ya­rá al can­di­da­to que con­ti­núe con los es­fuer­zos del pre­si­den­te Juan Ma­nuel San­tos pa­ra lle­var la paz a Co­lom­bia.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.