Clo­ser - Una his­to­ria so­bre el amor y su fra­gi­li­dad

UNA HIS­TO­RIA SO­BRE EL AMOR Y SU FRA­GI­LI­DAD

Hotbook News - - PORTADA -

Lle­ga a Mé­xi­co una obra que nos ha­rá cues­tio­nar la for­ma en la que ve­mos el amor y las re­la­cio­nes de pa­re­ja. Clo­ser, del dra­ma­tur­go Pa­trick Mar­ber, es una his­to­ria de cua­tro per­so­nas, cu­yas vidas se ven en­tre­la­za­das por ca­sua­li­dad, re­sul­tan­do en un com­ple­jo lío amo­ro­so que nos ha­rá re­fle­xio­nar so­bre la bru­ta­li­dad de las re­la­cio­nes en la ac­tua­li­dad.

Fran­cis­co Fran­co, di­rec­tor de la obra en Mé­xi­co, nos cuen­ta so­bre la te­má­ti­ca y la pla­nea­ción de­trás de la pues­ta en es­ce­na.

Clo­ser ha­bla de la com­ple­ji­dad del amor, mos­tran­do que a ve­ces nos em­pe­ña­mos tan­to en acer­car­nos a una per­so­na, que úni­ca­men­te lo­gra­mos ale­jar­la ca­da vez más.

Fran­cis­co, cuén­ta­nos un po­co so­bre tu ca­rre­ra en la in­dus­tria del tea­tro.

Co­men­cé ha­cien­do tea­tro des­de muy ni­ño, en Aguas­ca­lien­tes, mi lu­gar de na­ci­mien­to. Des­pués, la vi­da dio un po­co de vuel­tas por­que que­ría es­tu­diar li­te­ra­tu­ra, pe­ro ter­mi­né es­tu­dian­do ci­ne. Es­tu­ve tra­ba­jan­do en el ci­ne y en la te­le­vi­sión du­ran­te unos años, y cuan­do re­gre­sé al tea­tro no vol­ví a sa­lir de ahí. Co­men­cé con Un tran­vía lla­ma­do de­seo, El cua­derno ro­jo y Ca­lí­gu­la, pro­ba­ble­men­te, y des­de en­ton­ces han se­gui­do mu­chas obras has­ta lle­gar a las úl­ti­mas que fue­ron Amor, do­lor y lo que traía pues­to, El cu­rio­so in­ci­den­te del pe­rro a me­dia­no­che, To­do so­bre mi ma­dre y, aho­ra, Clo­ser.

¿Por qué de­ci­dis­te montar Clo­ser en Mé­xi­co?

Lo cier­to es que ya han exis­ti­do mon­ta­jes de la obra, ya que

Clo­ser se con­si­de­ra un clá­si­co con­tem­po­rá­neo. En mi opi­nión, siem­pre es in­tere­san­te re­ci­tar una obra de tea­tro que ha­bla con tan­ta pro­fun­di­dad so­bre el la­do os­cu­ro y el la­do lu­mi­no­so de las re­la­cio­nes amo­ro­sas. Creo que Clo­ser ha al­can­za­do la di­men­sión de clá­si­co por eso, por­que la es­truc­tu­ra que es­ta­ble­ce Pa­trick Mar­ber es real­men­te vir­tuo­sa y si­gue es­tan­do vi­gen­te.

¿Cuál es el sig­ni­fi­ca­do de­trás del nom­bre de la obra?

Se re­fie­re a nues­tra eter­na bús­que­da del otro, de esa per­so­na que nos com­ple­men­ta. Clo­ser ha­ce alu­sión a nues­tro de­seo de es­tar to­tal­men­te uni­dos a otro ser hu­mano.

¿De qué ma­ne­ra crees que pue­de ser in­tere­san­te pa­ra el pú­bli­co na­cio­nal?

No tie­ne que ver con la na­cio­na­li­dad por­que no ha­bla de un lu­gar en es­pe­cí­fi­co. Es una his­to­ria ur­ba­na que ejem­pli­fi­ca las re­la­cio­nes hu­ma­nas, al­go que to­dos he­mos vi­vi­do de una ma­ne­ra u otra. Se ha­bla so­bre el amor, el de­seo, la trai­ción y el per­dón, te­mas que to­can las fi­bras más sen­si­bles del ser hu­mano.

En­ton­ces ¿no tu­vis­te que ha­cer nin­gu­na adap­ta­ción

a la obra ori­gi­nal pa­ra pre­sen­tar­la en Mé­xi­co?

Una obra co­mo es­ta, que es un clá­si­co, no ne­ce­si­ta ma­yor adap­ta­ción. Lo que se ne­ce­si­ta es una tra­duc­ción y en es­te ca­so con­ta­mos con la co­la­bo­ra­ción de Ma­ría Re­née Pru­den­cio, quien no so­la­men­te tra­du­ce la obra, sino que la adap­ta al idio­ma de una ma­ne­ra au­tén­ti­ca. Su len­gua ma­ter­na es el in­glés, pe­ro do­mi­na el es­pa­ñol gra­cias a sus es­tu­dios, por lo que su ex­ce­len­te es­cri­tu­ra tie­ne una mu­si­ca­li­dad muy cer­ca­na a la nues­tra, tie­ne una tím­bri­ca y una ma­ne­ra de ex­pre­sar­se que son muy pro­pias.

En tu opi­nión ¿cuá­les son los ele­men­tos cla­ve pa­ra lo­grar una pues­ta en es­ce­na in­tere­san­te?

Los dos prin­ci­pa­les, sin lu­gar a du­das, son un buen tex­to y un buen elen­co. Sin esos dos ele­men­tos no pue­de exis­tir el tea­tro. To­dos los de­más ele­men­tos pue­den su­mar, pe­ro esos dos son los esen­cia­les.

¿En qué te ba­sas­te pa­ra ele­gir a los ac­to­res?

Me­ra­men­te en su ta­len­to y en su ca­pa­ci­dad pa­ra en­ten­der pro­fun­da­men­te a los per­so­na­jes.

¿Qué opi­nas de las re­la­cio­nes de pa­re­ja en la ac­tua­li­dad?

Lo mis­mo que he opi­na­do siem­pre, que son com­pli­ca­das, muy com­pli­ca­das.

¿Por qué crees que la in­fi­de­li­dad se ha vuel­to un te­ma tan co­men­ta­do?

La in­fi­de­li­dad ha si­do un te­ma muy co­men­ta­do des­de que el hom­bre es hom­bre, des­de que se in­ven­tó la mo­no­ga­mia y des­de que al­guien de­ci­dió cual iba a ser la es­truc­tu­ra de la fa­mi­lia y de la so­cie­dad.

¿Cuál con­si­de­ras que es el men­sa­je prin­ci­pal de es­ta obra?

No tie­ne un men­sa­je en par­ti­cu­lar, so­lo cuen­ta el trans­cur­so que vi­ven cua­tro per­so­na­jes apa­sio­na­dos que son lle­va­dos por el de­seo has­ta en­con­trar el amor pro­fun­do, más allá del de­seo en sí.

¿Por qué no nos po­de­mos per­der Clo­ser? ¿Qué es lo que dis­tin­gue es­ta obra de otras que po­de­mos en­con­trar en la car­te­le­ra tea­tral?

¡Su enor­me ca­li­dad es­cé­ni­ca! Creo que eso es lo que se ha con­se­gui­do a tra­vés de un equi­po crea­ti­vo in­creí­ble: Xo­chitl Gon­zá­lez es una es­ce­nó­gra­fa multi-pre­mia­da que ha­ce un ex­ce­len­te tra­ba­jo con la ilu­mi­na­ción, el ves­tua­rio de Josefina Echeverría es im­pe­ca­ble, el di­se­ño au­di­ti­vo de Ed­her Cor­te es in­creí­ble y, bueno, el tra­ba­jo de los ac­to­res tam­bién es real­men­te es­pec­ta­cu­lar. Creo que es una obra muy com­ple­ta y el tex­to es per­fec­to.

Fo­tos cor­te­sía de Clo­ser

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.