El Mer­ca­do de Mu­seos y su in­te­rés en lo Au­dio­vi­sual

inst:all magazine mexico - - Colaboración Especial -

Hoy es muy co­mún que mu­chos mu­seos reali­cen y re­ci­ban even­tos. No es di­fí­cil en­con­trar mu­seos de to­do ti­po que ofre­cen sus es­pa­cios para la pro­duc­ción de ac­ti­vi­da­des, des­de el Mu­seo Na­cio­nal de His­to­ria Ju­día en América en la ciu­dad de Nue­va York, el Mu­seo Johnny Cash en Nash­vi­lle, el Mu­seo Grammy en Los Án­ge­les o in­clu­so el Mu­seo de San Ildefonso en la Cd. de Mé­xi­co. Los es­pa­cios del mu­seo brin­dan un en­torno úni­co: au­ten­ti­ci­dad, se­rie­dad y la no­ve­dad que un cen­tro de even­tos no puede ofre­cer. Hoy ca­da vez con más fre­cuen­cia, los mu­seos ya in­clu­yen una pla­ta­for­ma AV lis­ta para com­ple­men­tar el am­bien­te.

“To­dos los pro­yec­tos de mu­seos que di­se­ña­mos y tra­ba­ja­mos, lo ha­ce­mos con el en­fo­que de que apor­ten para la rea­li­za­ción de even­tos en al­gún mo­men­to”, nos com­par­te Brian Ed­wards, Presidente y CEO de Ed­wards Tech­no­lo­gies, con el Mu­seo Na­cio­nal de In­fan­te­ría en Co­lum­bus co­mo uno de sus clien­tes. “El au­dio y los sis­te­mas de vi­deo que im­ple­men­ta­mos en las ex­po­si­cio­nes del mu­seo son a me­nu­do un gran atrac­ti­vo para los pro­duc­to­res de even­tos. La in­ter­ac­ti­vi­dad que di­se­ña­mos en esas ex­po­si­cio­nes a me­nu­do se­rá usa­da por asis­ten­tes a even­tos, lo que exi­ge pla­ni­fi­car las in­ter­fa­ces y la eje­cu­ción”.

Neal B. John­son, Presidente de Me­dios Pro­fe­sio­na­les y Tec­no­lo­gía para la Alian­za Ame­ri­ca­na de Mu­seos (Ame­ri­can Allian­ce of Mu­seums) en Was­hing­ton, D.C., afir­ma que mu­chos mu­seos han lle­ga­do a de­pen­der de la pro­duc­ción de even­tos de ex­ter­nos para la me­jo­ra de sus in­gre­sos, en par­ti­cu­lar aque­llos que de­pen­den de ins­ti­tu­cio­nes sin fi­nes de lu­cro. La tec­no­lo­gía AV, nos di­ce, jue­ga un pa­pel en la atrac­ción de ese ti­po de ne­go­cios.

“La tec­no­lo­gía en mu­seos - en es­pe­cial las que ge­ne­ran in­mer­sión y aten­ción pro­fun­da- es­tá cre­cien­do a pa­sos agi­gan­ta­dos”, di­ce John­son. Los sis­te­mas de AV, cuan­do se usan bien, ayu­dan a los mu­seos a “crear su voz y su men­sa­je”, ex­pli­ca. “Al mis­mo tiem­po, la tec­no­lo­gía puede per­so­na­li­zar la ex­pe­rien­cia para los vi­si­tan­tes”, in­clu­yen­do a los que asis­ten a even­tos or­ga­ni­za­dos en ellos.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.