Co­la­bo­ra­ción y pro­duc­ti­vi­dad van de la mano

inst:all magazine mexico - - COLABORACIÓN ESPECIAL -

Cuan­do la pro­duc­ti­vi­dad de la com­pa­ñía de­pen­de del tra­ba­jo co­la­bo­ra­ti­vo, es ur­gen­te en­ten­der a los en­car­ga­dos de co­la­bo­rar y aden­trar­se en el mun­do en el que vi­ven.

“‘So­bre­vi­ví a otra reunión que pu­do ha­ber si­do un email ” . Es­ta fra­se se ha po­pu­la­ri­za­do en las re­des so­cia­les en los úl­ti­mos tiem­pos y es muy fre­cuen­te es­cu­char­la en­tre gru­pos de per­so­nas que co­rres­pon­den con el si­guien­te per­fil: no ma­yo­res de 36 años, mo­ti­va­dos por con­tri­buir, in­no­var, ha­cer la di­fe­ren­cia, re­sol­ver pro­ble­mas y tra­ba­jar en equi­po. No bus­can es­ta­bi­li­dad, je­rar­qui­za­ción y a ve­ces tam­po­co el lo­gro eco­nó­mi­co. Es­tán hi­per­co­nec­ta­dos, no es­tán li­mi­ta­dos por fron­te­ras es­pa­cio tem­po­ra­les, tra­ba­jan co­la­bo­ra­ti­va­men­te en red y no con­ci­ben reunio­nes ex­ten­sas e im­pro­duc­ti­vas, por­que su prin­ci­pal cri­te­rio es la ex­pe­rien­cia: lo que se vi­ve y có­mo se sien­te aque­llo que se vi­ve.

Se les de­no­mi­na mi­llen­nials y si es­te per­fil les sue­na es por­que re­pre­sen­ta la ma­yo­ría de em­plea­dos, usua­rios y clien­tes ac­tua­les en cual­quier sec­tor de la eco­no­mía glo­bal. La con­sul­to­ra De­loit­te pre­vé que en 2025 los mi­llen­nials con­for­ma­rán el 75% del to­tal de la fuer­za laboral mun­dial.

Cuan­do es­te “nue­vo ser hu­mano” se com­bi­na con los cons­tan­tes avan­ces de las tec­no­lo­gías de la in­for­ma­ción y la co­mu­ni­ca­ción (TIC), surgen nue­vas ma­ne­ras de co­mu­ni­car­nos; cam­bian con­cep­tos co­mo el tiem­po, evo­lu­cio­nan ar­te­fac­tos co­mo el te­lé­fono, se re­con­fi­gu­ran es­pa­cios co­mo la ofi­ci­na y el lu­gar de tra­ba­jo, y na­cen nue­vas ne­ce­si­da­des co­mo la in­me­dia­tez (de res­pues­ta, de con­tac­to, de ob­ten­ción de in­for­ma­ción, de con­su­mo de con­te­ni­dos). Pe­ro, so­bre to­do, se da lu­gar a una for­ma de in­ter­ac­ción co­la­bo­ra­ti­va.

“Cuan­do ha­bla­mos de co­la­bo­ra­ción, ha­bla­mos de un pro­ce­so don­de se in­vo­lu­cra el tra­ba­jo de va­rias per­so­nas en con­jun­to, tan­to para con­se­guir un re­sul­ta­do que es muy di­fí­cil de lo­grar de ma­ne­ra in­di­vi­dual, co­mo para ayu­dar a con­se­guir al­go a quien por sí mis­mo no pue­de”, ex­pli­ca Ro­mán Ce­ria­ni, CEO de ICAP Ibé­ri­ca en Es­pa­ña, pre­sen­ta­dor del we­bi­nar de In­foComm International® “Co­la­bo­ra­ción: El pa­ra­dig­ma de la nue­va co­mu­ni­ca­ción” en agos­to de 2016.

Sin em­bar­go, co­mo de­ta­lla Ro­mán, la co­la­bo­ra­ción en el ám­bi­to de la in­dus­tria au­dio­vi­sual ha­ce re­fe­ren­cia al in­cre­men­to de la pro­duc­ti­vi­dad en el ám­bi­to laboral a tra­vés del tra­ba­jo en equi­po y me­dian­te el uso com­par­ti­do de tec­no­lo­gías de la in­for­ma­ción.

“El tra­ba­jo co­la­bo­ra­ti­vo es más co­mún, co­ti­diano y na­tu­ral de lo que las per­so­nas se ima­gi­nan. Al con­ver­sar por What­sapp o com­par­tir un do­cu­men­to en Goo­gle Dri­ve es­ta­mos uti­li­zan­do he­rra­mien­tas de co­la­bo­ra­ción”, co­men­ta Ce­ria­ni.

VIR­TUAL, VI­SUAL, SO­CIAL Y MÓ­VIL, ASÍ ES EL MUN­DO HOY

La pro­duc­ti­vi­dad es­tá es­tre­cha­men­te re­la­cio­na­da con el tra­ba­jo co­la­bo­ra­ti­vo, y es­te se da a par­tir de pro­ce­sos de in­ter­ac­ción cohe­ren­tes con las di­ná­mi­cas co­mu­ni­ca­ti­vas ac­tua­les, es de­cir, apo­ya­dos en TIC (tec­no­lo­gías de la in­for­ma­ción y co­mu­ni­ca­ción), y, fi­nal­men­te, ta­les pro­ce­sos de in­ter­ac­ción son li­de­ra­dos es­pe­cial­men­te por mi­llen­nials que, co­mo se men­cio­nó, se tra­ta de per­so­nas con per­fi­les, ac­ti­tu­des, prác­ti­cas y mo­ti­va­cio­nes dis­tin­tas a lo tra­di­cio­nal.

Pe­ro no so­lo ha­ce fal­ta co­no­cer a las per­so­nas so­bre las cua­les re­cae la res­pon­sa­bi­li­dad de la pro­duc­ti­vi­dad de com­pa­ñía, tam­bién es ne­ce­sa­rio dar­le una mi­ra­da al fun­cio­na­mien­to ac­tual del mun­do en tér­mi­nos de co­mu­ni­ca­ción para te­ner un panorama com­ple­to y en­ten­der dón­de se en­cuen­tra la em­pre­sa y sus pro­fe­sio­na­les con re­la­ción a los ac­tua­les pa­ra­dig­mas.

Ce­ria­ni de­ta­lla que exis­ten cua­tro as­pec­tos que le dan un mar­co al mun­do ac­tual. “En pri­mer lu­gar, el mun­do en el que vi­vi­mos es ab­so­lu­ta­men­te vir­tual; no te­ne­mos li­mi­ta­cio­nes de es­pa­cio, ubi­ca­ción geo­grá­fi­ca, tiem­po o dis­po­si­ti­vos para ac­ce­der a con­te­ni­dos o com­par­tir­los. En se­gun­do lu­gar, es un mun­do vi­sual; los con­te­ni­dos más con­su­mi­dos en el con­tex­to glo­bal son con­te­ni­dos au­dio­vi­sua­les. Ter­ce­ro, el nues­tro es un mun­do com­ple­ta­men­te so­cial, ca­da día na­cen más me­dios so­cia­les que dan lu­gar a co­mu­ni­da­des y re­des en las que per­ma­ne­cen los usua­rios gran par­te de su tiem­po. Fi­nal­men­te, el mun­do es mó­vil. La can­ti­dad de dis­po­si­ti­vos mó­vi­les en ope­ra­ción su­pera el nú­me­ro de or­de­na­do­res”.

ME­NOS, ES MÁS

A es­tos cua­tro ele­men­tos se les su­ma una ca­rac­te­rís­ti­ca adi­cio­nal que lle­ga co­mo con­se­cuen­cia de la bús­que­da por ma­xi­mi­zar la pro­duc­ti­vi­dad ba­jo es­tas nue­vas con­di­cio­nes, me­jo­rar la ex­pe­rien­cia de usua­rio y cum­plir las ex­pec­ta­ti­vas mi­llen­nials. Se tra­ta de la sim­pli­fi­ca­ción, una prác­ti­ca que ha per­mi­ti­do re­con­fi­gu­rar los es­pa­cios de tra­ba­jo, las he­rra­mien­tas, las tec­no­lo­gías y los dis­po­si­ti­vos, po­si­bi­li­tan­do que se com­pac­ten y op­ti­mi­cen.

Ade­más de los dis­po­si­ti­vos mul­ti­ca­nal, es de­cir aque­llos que ofre­cen una can­ti­dad ili­mi­ta­da de ser­vi­cios en un so­lo equi­po, va­le la pe­na ha­blar de las trans­for­ma­cio­nes de los es­pa­cios de tra­ba­jo gra­cias a la sim­pli­fi­ca­ción: “Las sa­las de reunio­nes han cam­bia­do. Yo no­to en el día a día que ca­da vez me­nos ha­ce­mos re­fe­ren­cia al con­cep­to sa­la de

reunio­nes. He­mos mi­gra­do des­de es­pa­cios muy equi­pa­dos con tec­no­lo­gía que ofre­cen to­dos los ser­vi­cios, a es­pa­cios más es­pe­cí­fi­ca­men­te di­se­ña­dos con dis­tin­tas car­gas tec­no­ló­gi­cas y con dis­tin­tos fi­nes, co­mo hudd­le, team, spe­cial rooms o lo que po­de­mos lla­mar tam­bién co­mo es­pa­cios abier­tos de tra­ba­jo co­la­bo­ra­ti­vo”, co­men­ta Ce­ria­ni.

Se tra­ta de es­pa­cios re­la­ti­va­men­te pe­que­ños que fomentan el en­cuen­tro ve­loz, con mo­bi­lia­rio muy bá­si­co y ca­pa­ci­dad para no más de cin­co o seis per­so­nas, en los que se lle­van a ca­bo reunio­nes me­nos for­ma­les, fá­cil­men­te ac­ce­si­bles, me­nos es­truc­tu­ra­das y con me­nor ca­pa­ci­dad téc­ni­ca, que pue­den o no te­ner equi­pa­mien­to de au­dio, vi­deo, con­trol y co­la­bo­ra­ción. En es­te nue­vo con­tex­to empresarial se pre­sen­tan gran­des desafíos, uno de los más com­ple­jos es ana­li­zar las re­la­cio­nes que se es­ta­ble­cen en­tre las nue­vas tec­no­lo­gías y las per­so­nas (con to­do y sus nue­vos com­por­ta­mien­tos, prác­ti­cas y mo­ti­va­cio­nes), y có­mo ello da lu­gar a di­ver­sas di­ná­mi­cas so­cia­les, cul­tu­ra­les, co­mu­ni­ca­ti­vas y em­pre­sa­ria­les que im­pac­tan di­rec­ta­men­te la pro­duc­ti­vi­dad de la com­pa­ñía.

“De­be­mos de­jar de en­fo­car nues­tros es­fuer­zos en con­fi­gu­rar pro­duc­tos para pa­sar a ser ar­qui­tec­tos de so­lu­cio­nes. De esa ma­ne­ra es­ta­re­mos pen­san­do en usa­bi­li­dad, sim­pli­ci­dad, ac­ce­si­bi­li­dad, se­gu­ri­dad y en re­torno de in­ver­sión. Asi­mis­mo, de­be­mos in­ver­tir en re­cur­sos hu­ma­nos con per­fi­les di­ver­sos para po­si­bi­li­tar la con­ver­gen­cia en­tre el mun­do IT y la in­dus­tria au­dio­vi­sual. Es­to nos va a per­mi­tir es­tar en un en­torno acor­de con las prác­ti­cas ac­tua­les”, con­clu­ye Ro­mán Ce­ria­ni.

Es­tos re­tos exi­gen de­jar de pen­sar co­mo in­ge­nie­ros de pro­yec­tos, even­tos o apli­ca­cio­nes y pen­sar más en el usua­rio y las ex­pe­rien­cias, co­men­zan­do con aque­llos pro­fe­sio­na­les que tie­nen con­tac­to con el clien­te y/o par­ti­ci­pan en la planeación ca­da ca­so. Para no­so­tros pue­de ser un tra­ba­jo más, sin em­bar­go para ellos sue­le tra­tar­se de in­ver­sio­nes pla­nea­das, me­nos fre­cuen­tes y el re­sul­ta­do fi­nal im­pac­ta­rá a nues­tra uti­li­dad, po­si­bles ne­go­cios re­cu­rren­tes, a la po­si­ción de los usua­rios a la tec­no­lo­gia AV y a la in­dus­tria. Man­ten­te en con­tac­to con no­so­tros en nues­tra pa­gi­na web https://es­pa­nol.in­focomm.org o es­cri­bien­do a sgai­tan@in­focomm.org

FO­TO­GRA­FÍA: TARASPAN. COM

FO­TO­GRA­FÍA: MCWSOLUTIONS. COM

FO­TO­GRA­FÍA: UCINSIGHT. COM

FO­TO­GRA­FÍA: PINNACLEDXB. COM

FO­TO­GRA­FÍA: WWW. PLANTRONICS. COM

FO­TO­GRA­FÍA: CISCO- UNIFIED- COLLABORATION

FO­TO­GRA­FÍA: TECHBIZAFRICA. COM

FO­TO­GRA­FÍA: WWW. APPLIEDELECTRONICS. COM

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.