Re­no­va­ción to­tal del Au­di­to­rio de la UP

inst:all magazine mexico - - CONTENIDO -

Acu­di­mos a la Uni­ver­si­dad Pa­na­me­ri­ca­na en Mix­coac, uno de los ba­rrios tra­di­cio­na­les del sur de la Ciu­dad de Mé­xi­co pa­ra co­no­cer co­mo Elec­tró­ni­ca Lá­ser ha­bía con­for­ma­do un tra­ba­jo de re-in­ge­nie­ría pa­ra acon­di­cio­nar un her­mo­so es­pa­cio que so­lo ne­ce­si­ta­ba so­lu­cio­nes au­dio­vi­sua­les ade­cua­das pa­ra dar­le nue­vo sen­ti­do y apro­ve­cha­mien­to con mi­ras a es­te nue­vo mi­le­nio.

EL AU­DI­TO­RIO DE LA UNI­VER­SI­DAD PA­NA­ME­RI­CA­NA

“Es­te es un au­di­to­rio que tie­ne más de diez años en ope­ra­ción y nun­ca an­tes ha­bía­mos cam­bia­do equi­po”, nos cuen­ta Juan Carlos Pérez Martínez, Su­per­vi­sor de Ser­vi­cios de la UP. “Lo cier­to es que nos fue re­ba­san­do la tec­no­lo­gía y tu­vi­mos que acep­tar que te­nía­mos equi­pos ob­so­le­tos”.

En pri­me­ra ins­tan­cia, la co­mu­ni­dad se que­ja­ba del vie­jo for­ma­to de las pan­ta­llas. “Te­nía­mos un área de pro­yec­ción ca­si cua­dra­da, cuan­do to­das las lap­tops hoy día des­plie­gan for­ma­tos wi­de, lo cual era al­go con­fu­so pa­ra to­dos”, aco­ta Juan Carlos.

En cuan­to al au­dio, las ne­ce­si­da­des y los usos del es­pa­cio cre­cie­ron mu­cho más de lo con­tem­pla­do en su crea­ción. El au­dio dis­tri­bui­do ins­ta­la­do en pla­fón re­sul­tó in­su­fi­cien­te muy pron­to pa­ra las múl­ti­ples ac­ti­vi­da­des del au­di­to­rio. “Aquí se rea­li­zan ce­re­mo­nias de gra­dua­ción, con­fe­ren­cias, con­gre­sos, cla­ses ma­gis­tra­les, ac­ti­vi­da­des aca­dé­mi­cas co­mo si­mu­la­do­res pe­ro tam­bién obras de tea­tro, en­sa­yos de la or­ques­ta, así co­mo per­for­man­ces mul­ti­me­dia; el au­dio siem­pre nos que­da­ba cor­to”, nos ex­pli­ca Juan Carlos. “En con­se­cuen­cia te­nía­mos que ren­tar equi­po de am­pli­fi­ca­ción y bo­ci­nas pa­ra la ma­yo­ría de los even­tos, es­to se tra­du­cía en com­ple­ji­dad lo­gís­ti­ca y en in­cre­men­to de gas­tos pa­ra la Uni­ver­si­dad¨.

“La re­no­va­ción es muy no­to­ria. Hoy día, es­tu­dian­tes y maes­tros pue­den usar los pro­yec­to­res con la con­fian­za de te­ner re­so­lu­ción y for­ma­to ade­cua­dos, ade­más de un bri­llo su­pe­rior. El sis­te­ma de so­ni­do es im­pac­tan­te y re­suel­ve prác­ti­ca­men­te to­das las ac­ti­vi­da­des aca­dé­mi­cas y ar­tís­ti­cas, con es­to el área ad­mi­nis­tra­ti­va ha no­ta­do la dis­mi­nu­ción drás­ti­ca en los gas­tos por ren­tas que hoy ape­nas son oca­sio­na­les”, en­fa­ti­za el Su­per­vi­sor de Ser­vi­cios de la UP.

ELEC­TRÓ­NI­CA LÁ­SER

Gui­ller­mo Gar­du­ño tie­ne más de 30 años tra­ba­jan­do en la ins­ta­la­ción de sis­te­mas au­dio­vi­sua­les; co­man­da la em­pre­sa Elec­tró­ni­ca Lá­ser. “Soy In­ge­nie­ro Ci­vil egre­sa­do de la Es­cue­la Su­pe­rior de In­ge­nie­ría y Ar­qui­tec­tu­ra del IPN pe­ro siem­pre me lla­mó la aten­ción el au­dio y el vi­deo; un ami­go me in­vi­tó a co­la­bo­rar en el mun­do de las an­te­nas pa­ra­bó­li­cas que en la dé­ca­da de los ochen­ta es­ta­ban en su ma­yor au­ge. Me co­nec­té con esa in­dus­tria, y con un so­cio crea­mos una em­pre­sa de ser­vi­cios de te­le­vi­sión sa­te­li­tal. Lue­go por mi cuen­ta me in­de­pen­di­cé y pu­se mi pro­pia em­pre­sa y fá­bri­ca de an­te­nas pa­ra­bó­li­cas, la cual pu­de man­te­ner por ocho años, has­ta que em­pe­zó el de­cli­ve de la te­le­vi­sión sa­te­li­tal”, nos co­men­ta es­te em­pre­sa­rio.

De es­ta ma­ne­ra Gui­ller­mo Gar­du­ño se hi­zo de una car­te­ra de clien­tes que al ca­bo de los años re­que­rían ser­vi­cios de ins­ta­la­ción y man­te­ni­mien­to en cues­tio­nes de au­dio/vi­deo den­tro de sus ho­ga­res y negocios. Una co­sa lle­vo a la otra y al ca­bo de los años, se con­vir­tió en in­te­gra­dor es­pe­cia­lis­ta en res­tau­ran­tes, ofi­ci­nas, salas de ci­ne, tien­das y cen­tros co­mer­cia­les; lue­go lle­ga­ron al­gu­nos pro­yec­tos cor­po­ra­ti­vos y su más re­cien­te en­fo­que son los cam­pus uni­ver­si­ta­rios. “Hay mu­cho tra­ba­jo en las es­cue­las que se es­tán mo­der­ni­zan­do con pro­yec­to­res, pan­ta­llas, in­ter­fa­ces mul­ti­me­dia y sis­te­mas de con­trol”.

LAS ME­JO­RAS EN PRO DE LA CO­MU­NI­DAD ACA­DÉ­MI­CA Y ES­TU­DIAN­TIL

La bue­na repu­tación de Elec­tró­ni­ca Lá­ser le con­du­jo a en­ta­blar re­la­ción co­mo pro­vee­dor de so­lu­cio­nes en la Uni­ver­si­dad Pa­na­me­ri­ca­na. “En prin­ci­pio vi­ne por­que que­rían re­pa­rar el sis­te­ma de ele­va­do­res eléc­tri­cos de los an­ti­guos pro­yec­to­res, al­go que re­sul­ta­ba im­prác­ti­co y cos­to­so, co­mo se los hi­ce sa­ber”. Ade­más el au­di­to­rio ya te­nía va­rios años con dos pro­yec­to­res que por des­gas­te ne­ce­si­ta­ban ser re­no­va­dos, las pan­ta­llas eran de for­ma­to 4:3, lo que re­sul­ta­ba com­pli­ca­do pa­ra los for­ma­tos wi­de 16:10 de las nue­vas lap­tops.

Gui­ller­mo Gar­du­ño tra­ba­jó de la mano con la Li­cen­cia­da Pa­tri­cia Mo­ga, Di­rec­to­ra de Ope­ra­cio­nes y con la Li­cen­cia­da Ma­ría Ele­na León, Di­rec­to­ra de Even­tos, quie­nes apor­ta­ron ideas pa­ra el me­jo­ra­mien­to del sis­te­ma au­dio­vi­sual del au­di­to­rio.

“Evi­ta­mos los ele­va­do­res y en­ca­mi­na­mos el pre­su­pues­to a me­jo­rar la ca­li­dad de los pro­yec­to­res, so­bre to­do plan­tea­mos la ne­ce­si­dad de más lu­mi­no­si­dad, es así co­mo ofre­ci­mos Hi­ta­chi, es­pe­cí­fi­ca­men­te el mo­de­lo CPWX8750W que ge­ne­ra 7500 lú­me­nes con una re­so­lu­ción na­ti­va WXGA (1280 x 800), los cua­les los aco­pla­mos a dos pan­ta­llas ten­sio­na­das que man­da­mos fa­bri­car ex pro­fe­so con la mar­ca Vu­tec, ya con el for­ma­to 16:10 y con 205 pul­ga­das dia­go­na­les”.

Aho­ra los pro­yec­to­res tie­nen un so­por­te fi­jo que no va­rió de­ma­sia­do la al­tu­ra don­de an­tes se ubi­ca­ban los an­te­rio­res. Son dos pro­yec­to­res que com­par­ten una so­la fuen­te o en­tra­das al­ter­nas (la ca­ja de co­ne­xio­nes se ubi­ca en el po­dio del es­ce­na­rio y en la ca­bi­na de con­trol / si­te), si­tios en don­de se co­nec­ta una lap­top con sa­li­da HDMI. Es­ta se­ñal ali­men­ta a un trans­mi­sor so­bre par tren­za­do Kra­mer que trans­for­ma la se­ñal en CAT-6 blin­da­do Au­dio­quest pa­ra re­co­rrer la gran dis­tan­cia has­ta pla­fón, don­de la se­ñal se vuel­ve a re­cu­pe­rar con un re­cep­tor tam­bién Kra­mer que en­vía la se­ñal HDMI ha­cia los pro­yec­to­res.

CAR­GAR 150 KI­LOS Y ELEVARLOS A 6 ME­TROS

Las pan­ta­llas Vu­tec re­pre­sen­ta­ron el gran re­to en la ins­ta­la­ción. Es­ta­mos ha­blan­do de pan­ta­llas que mi­den 4.50 m de an­cho por 2.76 m de al­to en el area de vi­sión y con más de 100 ki­lo­gra­mos de pe­so. A eso hay que su­mar la ca­ja de ma­de­ra don­de vie­nen em­pa­ca­das (60 x 80 x 550 cm): 50 ki­lo­gra­mos ex­tras. “Pa­ra mo­ver­las por los pa­si­llos de la uni­ver­si­dad re­que­ri­mos la ayu­da de 12 per­so­nas y pa­ra co­lo­car­las en la es­truc­tu­ra me­tá­li­ca en el te­cho, nos aga­rra­mos de los mon­tens co­lo­can­do cua­tro ca­bles de ace­ro de 3/8 de pul­ga­da pa­ra su­bir ca­da pan­ta­lla; se uti­li­za­ron dos ga­rru­chas con cuer­das pa­ra su­bir­las a la po­si­ción que de­be­rían es­tar, y ya ali­nea­das se ase­gu­ra­ron con pe­rros a los ca­bles de ace­ro. Seis per­so­nas fue­ron ne­ce­sa­rias pa­ra el col­ga­do de las te­las”, ex­pli­ca Gui­ller­mo.

Por su­pues­to in­clu­yen un ga­bi­ne­te pa­ra em­po­trar y el mo­tor que ac­ti­va el mo­vi­mien­to, des­de un con­trol re­mo­to ca­blea­do, el cual se ubi­ca en la ca­bi­na de con­trol, en la par­te tra­se­ra su­pe­rior del au­di­to­rio. “En la se­gun­da eta­pa del pro­yec­to se pro­po­ne el con­trol y la au­to­ma­ti­za­ción to­tal del sis­te­ma, así co­mo mo­ni­to­res de es­ce­na­rio y ca­bi­na y adi­cio­nal­men­te un sna­ke con ca­ble de 60 me­tros pa­ra te­ner con­trol de la mez­cla­do­ra des­de el es­ce­na­rio”, nos cuen­ta el In­ge­nie­ro Gar­du­ño.

HI­TA­CHI, ES­PE­CIA­LIS­TA EN IMÁ­GE­NES BRI­LLAN­TES

Mi­guel Cas­ti­llo, lí­der de mar­ca pa­ra Re­pre­sen­ta­cio­nes de Au­dio, em­pre­sa que co­mer­cia­li­za la di­vi­sión de pro­yec­to­res Hi­ta­chi en Mé­xi­co, fue pie­za cla­ve en la ase­so­ría pro­fe­sio­nal pa­ra Elec­tró­ni­ca Lá­ser y pa­ra la Uni­ver­si­dad Pa­na­me­ri­ca­na. “Es­te es un pro­yec­tor pa­ra gran­des es­pa­cios que des­ta­ca por su ca­li­dad pe­ro tam­bién por una ro­bus­tez y con­fia­bi­li­dad pro­ba­da. Ofre­ce gran lu­mi­no­si­dad, ver­sa­ti­li­dad en la ins­ta­la­ción, así mis­mo per­mi­ten fun­cio­nes avan­za­das co­mo blen­ding y war­ping de ma­ne­ra au­tó­no­ma”.

El CP-WX8750W in­cor­po­ra la tec­no­lo­gía Hi­ta­chi Ac­cen­tua­li­zer, HDCR, Ima­geO pti­mi­zer y Co­lor Ma­na­ge­ment “pa­ra ofre­cer una ca­li­dad de ima­gen y vi­si­bi­li­dad ex­cep­cio­na­les”, se­gún se­ña­la la mar­ca ja­po­ne­sa. Ade­más tie­ne zoom mo­to­ri­za­do, en­fo­que y des­pla­za­mien­to ho­ri­zon­tal y ver­ti­cal de la len­te, una va­rie­dad de op­cio­nes de len­tes in­ter­cam­bia­bles, pro­yec­ción de 360º, co­ne­xión a re­des y más.

De­ve­la con­tras­te de 10:000 a 1 y la ya men­cio­na­da lu­mi­no­si­dad lo mis­mo en sa­li­da de luz blan­ca que en co­lor gra­cias al uso de la tec­no­lo­gía 3-LCD.

“Ade­más es­te pro­yec­tor cuen­ta con Pic­tu­reb­yPic­tu­re lo que per­mi­te que el con­te­ni­do de dos fuen­tes de en­tra­da se vi­sua­li­ce si­mul­tá­nea­men­te, la­do a la­do en una pan­ta­lla pa­ra mos­trar di­fe­ren­tes con­te­ni­dos con una ima­gen di­vi­di­da”, agre­ga el jo­ven eje­cu­ti­vo.

Es­te ti­po de ins­ta­la­cio­nes de al­tu­ra siem­pre re­quie­re pen­sar en el fu­tu­ro ¿có­mo han de ha­cer­se los ser­vi­cios? “Por el uso in­ten­so de es­tos pro­yec­to­res en la UP, es­ta­mos re­co­men­dan­do lim­pie­za de fil­tro ca­da seis me­ses y un man­te­ni­mien­to pre­ven­ti­vo ge­ne­ral ca­da año”, se­ña­la Mi­guel. “Se tra­ta de lim­piar el cha­sis, los cris­ta­les LCD, los es­pe­jos di­croi­cos, los pris­mas; es la úni­ca ma­ne­ra de ase­gu­rar una ope­ra­ción sin erro­res”.

De igual ma­ne­ra es­te pro­yec­tor ne­ce­si­ta­rá cam­bio de lám­pa­ra ca­da 2500 ho­ras de uso, lo que sig­ni­fi­ca el au­di­to­rio de la UP de­be­rá cam­biar­las ca­da año apro­xi­ma­da­men­te.

Am­bos pro­yec­to­res es­tán ca­blea­dos por CAT6 a un no­do de red, lo que per­mi­te mo­ni­to­rear su es­ta­tus des­de una compu­tado­ra, así co­mo con­trol de los pro­yec­to­res, por me­dio de la apli­ca­ción gra­tui­ta de Hi­ta­chi com­pa­ti­ble tam­bién con Cres­tron. “Po­de­mos eje­cu­tar pro­gra­ma­cio­nes por ho­ra­rios pa­ra en­cen­der y apa­gar los pro­yec­to­res, en­viar imá­ge­nes, re­vi­sar el es­ta­tus de la lám­pa­ra, en­viar men­sa­jes de aler­ta, no­ti­fi­ca­cio­nes, et­cé­te­ra”, di­ce Cas­ti­llo.

“La Uni­ver­si­dad Pa­na­me­ri­ca­na ha con­fia­do mu­cho en los pro­yec­to­res Hi­ta­chi. Por lo pron­to en el cam­pus ori­gi­nal de Au­gus­to Ro­din (CDMX), hay di­ver­sos pro­yec­to­res en au­las y otros es­pa­cios; co­mo re­fe­ren­cia, en el Cam­pus Gua­da­la­ja­ra tam­bién uti­li­zan pro­yec­to­res de Hi­ta­chi pa­ra uso in­ten­si­vo en sa­lo­nes de cla­se. Es al­go que nos enor­gu­lle­ce pe­ro que tam­bién nos com­pro­me­te con la Uni­ver­si­dad”, fi­na­li­za Mi­guel.

EL SO­NI­DO BA­SA­DO EN CO­LUM­NAS DE FUEN­TE LI­NEAL

Ya ha­bien­do re­co­no­ci­do la opor­tu­ni­dad de me­jo­ras en el cam­po del vi­deo, es­to re­pre­sen­tó un cam­bio ra­di­cal en el apro­ve­cha­mien­to del au­di­to­rio. De tal ma­ne­ra que su­gi­rió una re­no­va­ción tam­bién del sis­te­ma de au­dio. “Ha­bía bo­ci­nas en pla­fón, las cua­les sim­ple­men­te no re­sol­vían

en tér­mi­nos de po­ten­cia ni de in­te­li­gi­bi­li­dad”. Elec­tró­ni­ca Lá­ser su­gi­rió la so­lu­ción con cua­tro co­lum­nas

Community de la se­rie Entasys, di­se­ña­das es­pe­cial­men­te pa­ra es­pa­cios al­ta­men­te re­ver­be­ran­tes. Se tra­ta de bo­ci­nas mo­du­la­res de fuen­te li­neal; arre­glos de lar­ga lon­gi­tud mi­ni­mi­zan las re­fle­xio­nes, re­du­cen la re­ver­be­ra­ción e in­cre­men­tan la in­te­li­gi­bi­li­dad en la voz.

La in­ten­ción de es­tas co­lum­nas es en­tre­gar una di­rec­ti

vi­dad ver­ti­cal que re­suel­va el com­pli­ca­do am­bien­te acús­ti­co de es­te au­di­to­rio.

El sis­te­ma es­tá di­se­ña­do pa­ra ser mo­du­lar, per­mi­tien­do al ins­ta­la­dor co­lo­car el cen­tro del ló­bu­lo del sis­te­ma ver­ti­cal si­mé­tri­ca­men­te o asi­mé­tri­ca­men­te al­re­de­dor del eje ver­ti­cal del con­jun­to de co­lum­nas. Pue­den usar­se va­rias co­lum­nas ENTASYS FR pa­ra crear un so­lo ló­bu­lo, co­ber­tu­ra en­fo­ca­da. O bien, me­dian­te la im­ple­men­ta­ción de ma­tri­ces al­tas usan­do co­lum­nas FR y LF, se pue­den crear múl­ti­ples ló­bu­los ver­ti­ca­les en pun­tos in­de­pen­dien­tes de la co­lum­na, al­go que an­te­rior­men­te só­lo era po­si­ble uti­li­zan­do ma­tri­ces con di­rec­ción. Una am­plia ga­ma de so­por­tes de mon­ta­je es­tá dis­po­ni­ble pa­ra adap­tar­se a ca­si to­das las ins­ta­la­cio­nes.

Co­mo el au­di­to­rio tam­bién sir­ve pa­ra pre­sen­ta­cio­nes mu­si­ca­les y ar­tís­ti­cas, era vi­tal po­ner un re­fuer­zo de gra­ves, así que se ins­ta­la­ron dos sub­woo­fers Community V2-215 que acen­túan los ba­jos y otor­gan el cuer­po a los ins­tru­men­tos que así lo re­quie­ran. El cam­bio fue dra­má­ti­co.

La am­pli­fi­ca­ción to­tal fue en­car­ga­da a tres eta­pas de po­ten­cia In­ter-M, uno pa­ra los al­ta­vo­ces Entasys fron­ta­les, uno pa­ra los al­ta­vo­ces tra­se­ros de re­fuer­zo y otro mas pa­ra los sub­woo­fers men­cio­na­dos.

Gui­ller­mo Gar­du­ño y su equi­po ins­ta­la­ron ade­más un sis­te­ma de mi­cró­fo­nos inalám­bri­cos Shu­re pa­ra ase­gu­rar una ope­ra­ción ce­ro fa­llas. Ubi­ca­ron una con­so­la nue­va Allen & Heath de 24 ca­na­les y el sis­te­ma de pro­tec­ción con­tra fa­llas de co­rrien­te de Fur­man.

EN LOS AÑOS POR VE­NIR

Es así co­mo la UP pu­do re­no­var su pre­cia­do au­di­to­rio pa­ra dar­le vi­da tec­no­ló­gi­ca en los años por ve­nir. Pla­nea­ción e in­ge­nie­ría fue­ron la cla­ve pa­ra lo­grar­lo. Hi­ta­chi, Vu­tec, Community Shu­re, In­ter M y Fur­man fue­ron las no­ta­bles so­lu­cio­nes, Elec­tró­ni­ca Lá­ser con Gui­ller­mo Gar­du­ño al fren­te, el ade­cua­do in­te­gra­dor.

FO­TO­GRA­FÍA DE POR­TA­DA: MAR­CO AN­TO­NIO LA­RA

FOTOGRAFÍAS: MAR­CO AN­TO­NIO LA­RA

GUI­LLER­MO GAR­DU­ÑO MI­GUEL CAS­TI­LLO

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.