HUDD­LE ROOMS: LA ÓP­TI­CA DE LOS AR­QUI­TEC­TOS

inst:all magazine mexico - - CENTRAL -

n los es­pa­cios de tra­ba­jo ac­tua­les la co­la­bo­ra­ción es vi­tal para la in­no­va­ción ya que es la ma­yor ven­ta­ja com­pe­ti­ti­va que tie­nen las em­pre­sas para man­te­ner­se en la cres­ta de la ola del mer­ca­do. Las em­pre­sas que bus­quen el éxi­to en el lar­go pla­zo de­ben te­ner en men­te crear es­pa­cios don­de sus co­la­bo­ra­do­res se pue­dan re­unir con fa­ci­li­dad, sin com­pli­ca­dos pro­ce­sos y pro­to­co­los, para lo que es muy im­por­tan­te crear pe­que­ños es­pa­cios de reunión aho­ra co­no­ci­dos co­mo “hudd­le rooms”. a pla­nea­ción de es­pa­cios de tra­ba­jo abier­ta ha da­do co­mo re­sul­ta­do im­por­tan­tes cam­bios en las ofi­ci­nas en las úl­ti­mas dos dé­ca­das, que su­man­dos a la evo­lu­ción de los sis­te­mas de tra­ba­jo re­mo­tos, han desa­rro­lla­do nue­vas for­mas de tra­ba­jo que pue­den lle­gar a afec­tar el tra­ba­jo en equi­po. Para mo­ti­var el tra­ba­jo en equi­po se han im­ple­men­ta­do pe­que­ños es­pa­cios de reunión —ins­pi­ra­dos en el “team back” que ha­cen los ju­ga­do­res de fut­bol ame­ri­cano— para que se pue­dan lle­var a ca­bo reunio­nes es­pon­tá­neas”. n nues­tra experiencia los “hudd­le rooms” de­ben te­ner una ca­pa­ci­dad para má­xi­mo 5 per­so­nas; con­tar con una me­sa que pue­da ser­vir para tra­ba­jar sen­ta­dos o de pie y asien­tos. Ac­tual­men­te para es­te ti­po de es­pa­cios he­mos op­ta­do por mo­ti­var a los clien­tes a se­lec­cio­nar mo­bi­lia­rio lú­di­co que in­vi­te a la gen­te a ha­cer esas reunio­nes tan im­por­tan­tes para el tra­ba­jo en equi­po y el que no sea tra­di­cio­nal es un gran atrac­ti­vo. En al­gu­nos ca­sos es im­por­tan­te con­tar con una te­le­vi­sión o mo­ni­tor LCD o LED e in­clu­so un buen sis­te­ma

de vi­deo con­fe­ren­cia”.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.