IN­TE­LI­GEN­CIA AR­TI­FI­CIAL (AI), MA­CHI­NE LEAR­NING (ML), DEEP LEAR­NING (DL) ¿TE­NE­MOS QUE PREO­CU­PAR­NOS?

inst:all magazine mexico - - COLUMNA -

Ya de­ja­mos en el pa­sa­do unos de los años mas con­tro­ver­ti­dos de la his­to­ria de la hu­ma­ni­dad, lle­ga­mos a un ni­vel de es­trés so­cial que creo es equi­pa­ra­ble so­la­men­te a even­tos pa­sa­dos co­mo las Bri­ga­das Ro­jas en Ita­lia, la Gue­rra Fría (USA y la an­ti­gua URSS) y la ame­na­za de una gue­rra nu­clear, ha­ce po­co me­nos de 30 años. Per­so­na­jes co­mo Donald Trump, Kim Jong-un, y otros po­pu­lis­tas al­re­de­dor del mun­do, han de­fi­ni­do y es­tán de­fi­nien­do nues­tro fu­tu­ro y la for­ma de per­ci­bir lo que ven­drá.

Alan Tou­ring, ma­te­má­ti­co y men­te bri­llan­te, el pa­dre de la Cien­cia de la Teo­ría Compu­tacio­nal y de la In­te­li­gen­cia Ar­ti­fi­cial (AI), ade­más de “Co­de­brea­ker” en la Se­gun­da Gue­rra Mun­dial, re­ci­bió dis­cul­pas ofi­cia­les en 2013 por par­te del Go­bierno Bri­tá­ni­co de Gor­don Brown, tras su sui­ci­dio a la jo­ven edad de 41 años, por ha­ber si­do dis­cri­mi­na­do y hu­mi­lla­do por su ho­mo­se­xua­li­dad.

Su­yo es el “Test de Tou­ring”, que por dé­ca­das fue in­di­ca­do co­mo una de las prue­bas por ex­ce­len­cia para po­der re­co­no­cer si se es­ta­ba in­ter­ac­tuan­do con una má­qui­na o con una per­so­na, ¿si­gue sien­do vá­li­do? ¿Cuá­les son las he­rra­mien­tas que se dis­po­nen para de­fi­nir o dar­se cuen­ta de las di­fe­ren­cias? Pues no hay. Es­tas tec­no­lo­gías (AI) es­tán de­fi­nien­do nues­tras vi­das y po­co o na­da se es­tá ha­cien­do para pro­te­ger­nos. En 2017, to­man­do las le­yes1 de la ro­bó­ti­ca de­fi­ni­das en el 1942 por Isaac Asi­mov, (fa­mo­so es­cri­tor del si­glo pa­sa­do, au­tor de la Tri­lo­gía de la Fun­da­ción, Yo Ro­bot, y mu­chas otras his­to­rias de cien­cia fic­ción) la Unión Eu­ro­pea hi­zo un pri­mer in­ten­to de re­du­cir un po­si­ble im­pac­to en la so­cie­dad.

Elon Musk, unos de los vi­sio­na­rios de es­te si­glo, en di­fe­ren­tes oca­sio­nes hi­zo hin­ca­pié en que ya es tiem­po de re­gu­lar la In­te­li­gen­cia Ar­ti­fi­cial (AI) an­tes de que sea de­ma­sia­do tar­de; es sor­pren­den­te y al mis­mo tiem­po fas­ci­nan­te co­mo Spa­ceX (una de sus em­pre­sas, ade­más de Tes­la) pu­do ha­cer que un tu­bo de ma­te­ria­les com­pues­tos pue­da re­gre­sar de la at­mós­fe­ra y ate­rri­zar (des­pués de un pe­rio­do de apren­di­za­je) sin apa­ren­tes pro­ble­mas y po­der­lo re­uti­li­zar en un cor­to pla­zo. ¿Co­mo lo hi­cie­ron?

Lars Black­mo­re2 egre­sa­do del MIT es­cri­bió al­go­rit­mos (Ma­chi­ne Lear­ning) que po­dían apren­der de acuer­do a va­ria­bles re­la­cio­na­das con su en­torno am­bien­tal y ha­cer que un vehícu­lo no tri­pu­la­do pue­da de­fi­nir su ru­ta, lle­gan­do a su des­tino fi­nal in­te­gro (ob­via­men­te él tra­ba­ja en Spa­ceX aho­ra).

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.